Lexus IS300h F-Sport, prueba (Motor, prestaciones, comportamiento y consumo)

Lexus IS300h F-Sport, prueba (Motor, prestaciones, comportamiento y consumo)

Escrito por: Diego G. Moreira    1 julio 2014     4 Comentarios     5 minutos

Uno de los últimos lanzamientos de Lexus, o al menos uno de los más importantes, es el renovado Lexus IS. La berlina media japonesa se ha actualizado por completo en una nueva generación, cambiando el diseño exterior, el interior y la gama de motores.

En su presentación hace un año te comentamos las principales novedades del Lexus IS300h, y ahora hemos podido probarlo para conocerlo a fondo y contarte cómo se comporta, las novedades y nuestra valoración sobre esta berlina premium diferente al resto.

lexus-is300h-prueba-f-sport-015

Diferente porque no sucumbe al tentador diesel para conquistar al mercado, diferente por su diseño deportivo (más aún en la versión F-Sport) y diferente por las sensaciones que ofrece al volante. Como ya te adelantamos hace un año, el IS sólo está disponible con motor híbrido que entrega 223 CV. ¿Son suficientes? ¿Es ahorrador? ¿Es deportivo? Sobre todo esto te vamos a hablar en la primera parte de la prueba.

Motor y prestaciones

lexus-is300h-prueba-f-sport-0110

Motor gasolina combinado con un motor eléctrico que juntos desarrollan 223 CV, así es el propulsor que se esconde bajo el capó. Concretamente el motor de combustión es un 2.5 de cuatro cilindros de ciclo Atkinson que ofrece 181 CV a 6.000 vueltas y un par motor de 221 Nm entre 4.200 y 5.400 rpm.

En el otro lado de la balanza tenemos el motor eléctrico de 143 CV (aunque de forma continua combinado con él de combustión ofrecen 223 CV). Todo este potencial de ambos motores va a parar a las ruedas traseras gracias a una caja de cambios automática CVT con posibilidad de modo secuencial. Realmente este tipo de relaciones no tiene marchas fijas, entonces la caja al ponerse en modo secuencial simula las relaciones.

lexus-is300h-prueba-f-sport-013

¿Cómo es en la práctica este propulsor? Suave, esa es la mejor virtud del motor híbrido del IS300h, tanto en aceleración como al rodar es un motor muy suave que junto con la buena insonorización del coche hace que el nivel de confort interior sea elevado. Eso sí, no hay sensación de llevar un motor de más de 200 CV, en parte porque un diesel con esa potencia tiene mayor par motor y lo ofrece a bajas vueltas, mientras que este propulsor gasolina ofrece todo su potencial pero a altas vueltas, además la caja también contribuye a mitigar la deportividad, dando sensación de llevar un motor de menos potencia.

Lo anterior no quita que no tenga buena respuesta, en cuanto hundimos el pedal del acelerador el coche responde con fuerza. Dispone de varios modos de conducción: ECO, Normal, Sport y Sport+. Estos modos actuan sobre el pedal de acelerador y dureza de la dirección, y el modo Sport+ sobre la dureza de la suspensión. También dispone del modo EV, es decir, funcionamiento en modo eléctrico aunque siempre que no pasemos de 45 km/h o de 2 km de autonomía máxima, también es posible llanear en modo eléctrico siempre que no necesitemos mucha potencia y hasta los 65 km/h aprox.

lexus-is300h-prueba-f-sport-014

Volviendo a la caja de cambios, como comentaba antes no dispone de relaciones fijas, eso es útil para sacarle todo el partido al motor porque puede girar a cualquier régimen en cualquier momento, eso es lo que hace que suba tanto de vueltas al acelerar a fondo. En modo secuencial cuenta con seis marchas prefijadas, aunque en la práctica solo sirven para reducir, aunque es un modo cómodo para reducir en una bajada prolongada y de paso ir cargando las baterias.


Comportamiento

lexus-is300h-prueba-f-sport-016

Al volante del Lexus IS300h lo que más notamos es confort y suavidad, está muy bien insonorizado y el coche destaca por su aplomo sin llegar a ser molesto, pese a su bajo perfil de ruedas. Si ponemos el modo Sport notaremos que la respuesta del acelerador es más contundente y además la dirección es más dura, pero aún podemos redondear más el comportamiento deportivo del IS.

Porque está el modo Sport+ que además endurece la suspensión, haciendo que vaya literalmente pegado al suelo, es increible la estabilidad que transmite. En zonas de curvas el coche es ágil y además en cuanto por medidas, peso o lo llevamos al límite, rápidamente salta el ESP sin esperar ni un segundo para tener siempre bajo control al coche. En conducción más dinámica tiene caracter subvirador, pero insisto que apenas podemos comprobarlo proque la configuración del control de estabilidad es estricta, apenas deja margen.

lexus-is300h-prueba-f-sport-017

Los frenos tienen el típico tácto de un híbrido, es decir, primero parece que no frena el coche porque se están cargando las baterias y después si seguimos pisando el pedal del freno, detiene el coche de forma contundente, es típico en los coches híbridos.

La dirección nos ha convencido en cuanto a dureza, y es bastante precisa, pero le falta feeling para tener un tacto deportivo.

Consumo

lexus-is300h-prueba-f-sport-011

El consumo no es extraordinariamente bajo pero si se sitúa dentro de lo normal para un coche con más de 200 CV, es decir, se encuentra dentro de lo normal cerca de los diesel equivalantes. En concreto en autovía ronda los 6,2 litros a los 100 km (un diesel con esta potencia puede andar por los cinco litros y medio, por lo tanto un consumo normal).

En carretera es fácil rondar los 5,8-6 litros, todo dependerá de nuestra conducción, claro que si no somos cuidadosos podemos llegar hasta los 6,5 litros a los 100 km. Donde mejores consumos consigue es en ambiente urbano o mixto de carretera y ciudad, porque ahí el motor eléctrico ayuda.

En concreto en ciudad en nuestro recorrido habitual rondó los 6,8 litros a los 100 km, buena cifra para un coche con 223 CV.

lexus-is300h-prueba-f-sport-018

En la segunda parte de la prueba analizaremos el diseño exterior, con el toque deportivo del acabado F-Sport, y la habitabilidad interior, así como acabados o maletero.

Fotos |
Equipo de pruebas

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.