¿Limpiarías tu parabrisas con el agua de lluvia? Dos niños inventan cómo hacerlo

¿Limpiarías tu parabrisas con el agua de lluvia? Dos niños inventan cómo hacerlo

Escrito por: Guillermo Lopez    23 marzo 2018     Sin comentarios     3 minutos

Cada conductor utiliza 20 litros de agua al año para limpiar su parabrisas. Gracias a dos niños, Ford investiga aprovecharlo usando el agua de lluvia.

El agua es el elemento natural más preciado y hoy necesitamos guardarlo y conservarlo para poder disponer de él en el futuro. Cada vehículo utiliza aproximadamente 20 litros de agua cada año para mantener limpio el parabrisas de su coche, una labor que ahora los ingenieros de Ford se proponen realizar también de manera sostenible gracias al ingenio y a la inquietud de dos niños, que plantearon la posibilidad de utilizar el agua de lluvia para llevarla a cabo.

Daniel y Lara Khron son dos niños alemanes. Estos hermanos viajaban con sus padres en el coche cuando se les ocurrió una interesante idea que bien podría contribuir a ahorrar millones de litros de agua todos los años: en vez de apartar las gotas de agua con los limpiaparabrisas, recogerla y acumularla en el depósito del líquido limpiaparabrisas para reutilizarla en las labores de limpieza del parabrisas cuando sea necesario. Durante el viaje, su padre intentó limpiar las manchas del cristal, pero el depósito estaba vacío y lo que hizo fue ensuciarlo aún más. El resto del viaje lo pasaron ideando sistemas para evitar que el depósito se vaciara.

“Fue un auténtico chaparrón. Había agua por todas partes, menos en el depósito del limpiaparabrisas. Mi hermana y yo pensamos que esto era muy divertido y, de repente, la respuesta nos pareció obvia: reutilizar el agua de lluvia”, relata Daniel, un chico de 11 años de la localidad de Jülich (Alemania). “No podíamos creer que nadie hubiera pensado en ello antes”, afirma Lara, de 9 años de edad. “Para probarlo, desmontamos nuestro camión de bomberos de juguete, le pusimos la bomba a un coche de juguete y lo probamos dentro de un acuario. Después añadimos un sistema de filtrado para asegurarnos de que el agua estuviera limpia. Funcionó muy bien”.

Los hermanos Khron presentaron sus ideas en un concurso de una competición científica local y ganaron el primer premio. Una idea que ahora está siendo desarrollada para implantarla a escala real en un vehículo de pruebas de Ford. Los ingenieros de la marca del óvalo que oyeron hablar de esta idea se sorprendieron tanto con ella que ofrecieron a los Khron la posibilidad de instalar un dispositivo a tamaño real en un Ford S-Max a modo de prueba.

“La idea de Daniel y Lara lleva décadas delante de las narices de millones de conductores, y ha hecho falta que un momento de ingenuidad la haga realidad. Mediante unos tubos de goma los ingenieros de Ford conectaron la base del parabrisas con el depósito del líquido que lo limpia. Bastan apenas cinco minutos bajo un chaparrón para que el depósito se llene por completo”, afirma Theo Geuecke, supervisor de Equipamiento de Chasis exterior de Ford Europa.

Las cámaras y sensores adicionales que los sistemas de asistencia a la conducción exigen instalar a bordo del automóvil precisan del uso de agua para mantenerlos limpios, algo necesario para que proporcionen la información adecuada correctamente. Los ingenieros de Ford ya están trabando en distintos métodos que permitan tanto la recolección del agua de lluvia como su acumulación, filtrado y conservación a bordo del coche, incluido un método que filtra la humedad del aire y la convierte en agua potable.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.