Mazda 2 1.5 Skyactiv-G 115 CV, opinión y prueba

Mazda 2 1.5 Skyactiv-G 115 CV, opinión y prueba

Escrito por: Diego G. Moreira    5 septiembre 2015     Comentario     9 minutos

Mazda ha hecho una apuesta firme este 2015 para renovar por completo su gama, con un ritmo de lanzamientos vertiginoso. Hace apenas unos meses que nos poníamos al volante de un renovado Mazda 2 y ahora hemos podido probarlo en profundidad.

Concretamente hemos conducido el Mazda 2 1.5 Skyactiv-G 115 CV con el acabado Luxury, siendo por tanto el tope de gama en gasolina y estrenando el nuevo motor 1.5 Skyactiv-G. Entre lo más reseñable está la calidad que ofrece este urbano, más propia de un segmento premium, así como la suavidad y prestaciones del nuevo propulsor gasolina.

Diseño Exterior

CIMG0102

De una pasada, con ver unos segundos el frontal del nuevo Mazda 2, rápidamente lo identificamos como un modelo de la firma japonesa gracias a su inconfundible calandra. El diseño Kodo es la base de las líneas exteriores, diseño que estrenó el Mazda CX-5 y ahora es común a todos los lanzamientos de la marca.

Pero el Mazda 2 también incorpora una serie de novedades como sus faros, que según el nivel de acabado pueden contar con tecnología Full LED (para todas las funciones de iluminación). El diseño se ha retrasado hacía atrás (retrasando el pilar A) y se ha aumentado la distancia entre ejes para un mayor espacio interior.

Destacar el acabado en rojo de la parrilla, que es propio del acabado Luxury y que le aportan un toque deportivo y diferente al frontal. En la zaga el diseño es más continuista, pero aún así se pueden observar las nuevas líneas de diseño y nuevos faros traseros con tecnología LED.

Diseño interior, habitablidad y acabados

_DSC0009

En cuanto abrimos la puerta y nos sentamos en el nuevo Mazda 2 parece que estamos al volante de un coche de una categoría superior, los acabados y la vistosa tapicería de cuero en color claro y con contraste no suelen ser propios de un segmento urbano. El salpicadero dispone de una parte inferior también acabada en cuero que le aporta distinción y calidad (es opcional, normalmente va en plástico pintado o en tela, según el acabado).

Los ajustes del puesto de conducción son más que correctos y la instrumentación es idéntica a la que usa el Mazda 3, con todo tipo de información y la esfera central del cuentarevoluciones como protagonista.

La postura de conducción es baja, con una buena visibilidad y con sensación de espacio en las plazas delanteras, es más, se puede hacer un viaje sin problema puesto que al volante parece que conducimos un compacto. Eso sí, los asientos de cuero (opcionales) no son totalmente microperforados y eso lo vamos a notar en días de calor, aunque por otra parte, ofrecen una sujeción más que correcta incluso en la zona lateral.

En cuanto al diseño se pueden reconocer fácilmente dos zonas diferenciadas, por un lado la zona del conductor, con todo tipo de información y la parte del copiloto con un diseño sencillo y simple, puesto que no hay botones en la consola central (excepto el navegador) y toda la parte multimedia se controla desde el mando situado en el tren central (igual que en el Mazda 3), este detalle es inusual en un vehículo del segmento urbano.

_DSC0010

En las plazas traseras hay espacio suficiente para dos adultos, puesto que tres ya irán más ajustados y además al tener el tren central elevado resta espacio para los pies. La sujeción de los asientos traseros es correcta sin más.

La única pega que se puede poner a la habitabilidad interior es la ausencia de un reposabrazos, al menos de serie, puesto que sí está disponible como accesorio de la marca. Aunque un coche de este estilo y con ciertas características que le permiten afrontar un viaje sin problema, es recomendable que disponga de un reposabrazos de serie.

Huecos y maletero

_DSC0029

En el apartado de huecos, el Mazda 2 dispone de diferentes lugares donde dejar nuestras cosas, como la consola central o el tren central donde hay dos posavasos y varios huecos que llegan hasta las plazas traseras. Incluso las guanteras en las puertas son más grandes que en el Mazda 3 por ejemplo (un detalle curioso), eso sí, en las plazas traseras no dispone de ningún hueco en las puertas, pero se puede usar el tren central.

El maletero tiene una capacidad de 280 litros, bastante profundo y con unas medidas regulares que facilitan el poder sacarle todo el partido. Es lo normal del segmento en cuanto a capacidad, por ejemplo un Audi A1 tiene un maletero de 270 litros, o un Peugeot 208 cubica 285 litros de capacidad.

un comentario

  1. Bergomi dice:

    “Mientras que la gama de motores, de la cual hemos probado el gasolina de 115 CV, destaca la suavidad del propulsor, pero a la hora de recomendar quizás nos parezca que es más equilibrado el motor gasolina de 90 CV, con menor precio y similares características en cuanto a prestaciones.”

    Solo el i-loop (condensador) y las 6 relaciones de cambio valen la diferencia entre el 115 y el 90. Por no hablar de 25 cv =casi un 30%.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.