Mercedes-AMG G 63; si quieres el todoterreno más exclusivo necesitarás 173.700 euros

Mercedes-AMG G 63;  si quieres el todoterreno más exclusivo necesitarás 173.700 euros

Escrito por: Guillermo Lopez    11 abril 2018     Sin comentarios     6 minutos

Si quieres acceder al todoterreno más exclusivo necesitarás 173.700 euros, precio que Mercedes acaba de fijar para el nuevo Clase G AMG G63 que llegará en junio

Hasta el próximo mes de junio no llegará al mercado, pero los concesionarios de la marca ya admiten pedidos para el que pasa por ser el todoterreno más exclusivo del mercado: el Mercedes-Benz Clase G AMG G-63.

Dotado con la prestacional mecánica de alto rendimiento V8 biturbo de 4.0 litros especialmente preparada por el especialista en transformaciones deportivas AMG, esta nueva variante del todoterreno de la marca de la estrella lleva más allá el concepto Driving Experience que caracteriza a los modelos desarrollados por la división deportiva de Mercedes-Benz, al trasladarla y hacerla posible más allá del asfalto, sobre todo tipo de terrenos.

Fiel a la motorización AMG V8 biturbo de 4,0 litros

El motor desarrolla 430kW (585 CV) de potencia máxima a 6.500 rpm y entrega 850 Nm de par máximo entre las 2.500 y las 6.500 rpm, lo que le permite acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 4,5 segundos, una capacidad de aceleración ciertamente inusual en modelos de sus características y peso (supera las dos toneladas y media), y que le permite alcanzar una velocidad máxima de 220 km/h, que opcionalmente se elevan hasta los 240 km/h si se dota al vehículo con el pack Driver.

La mecánica que monta el AMG G-63 está dotada con dos turbocompresores situados en el interior de la V conformada por las dos bancadas de cilindros y no en el exterior de las mismas. Esa disposición permite lograr un conjunto más compacto, al tiempo que facilita una respuesta más espontánea de los turbocompresores lo que facilita una reducción de las emisiones, gracias a que permite unos flujos de aire hacia los catalizadores más eficaces al eliminar la contrapresión de los gases de escape y mejorar los ciclos de admisión y escape. Los técnicos de AMG también han modificado los pistones, optimizado la función del intercooler e introducido numerosas mejoras en el software de gestión.

El G AMG G-63 consume 13,2 l/100 km con unas emisiones CO2 de 299 g/km, cifras razonables para un modelo de sus características, pensado para un uso intensivo en condiciones realmente camperas y extremas.

Mejor comportamiento offroad: más tracción y más agilidad con la tracción integral AMG Performance 4MATIC

El nuevo Clase G AMG G63 combina esta mecánica con el sistema de tracción integral permanente AMG Performance 4MATIC —con reparto prioritario sobre el eje trasero (40:60) y hasta tres bloqueos de diferencial—; transmisión automática de doble embrague AMG SpeedShift TCT de 9 relaciones de marcha y diferentes modos de conducción (Comfort, Sport y Sport Plus); y con el nuevo tren de rodaje AMG RIDE CONTROL, dotado de amortiguación adaptativa regulable. Por primera vez en el Clase G, esta versión extrema monta suspensión independiente con el eje de trapecio articulado en el eje delantero, mientras que en el trasero monta un eje rígido con suspensión de cinco brazos.

La desmultiplicación de la caja de transferencia es mucho más corta que en el modelo precedente (2,93 frente a los 2,1 del anterior G AMG). Mediante los tres interruptores dispuestos en la consola central se pueden seleccionar las tres posibilidades para la práctica del todoterreno. Un nuevo embrague de discos con mando inteligente actúa como diferencial autoblocante con regulación automática que además de facilitar una mayor maniobrabilidad fuera del asfalto proporciona al conductor un mayor margen antes de conectar a mano los bloqueos del diferencial. Estos pueden acoplarse individualmente durante la marcha, a velocidades de hasta 40 km/h en modo Low Range y de 70 km/h en High Range en el siguiente orden: diferencial central, diferencial trasero y diferencial del eje delantero.

La mejora de comportamiento que provocan estas modificaciones se suma a la más agradable experiencia de conducción que facilita el exclusivo sistema de desactivación selectiva de cilindros AMG Cylinder Management, que permite la desactivación de una de las bancadas de cilindros mientras su motor trabaja a carga parcial, gracias a lo cual la eficiencia también mejora notablemente. La desactivación selectiva de cilindros se produce en un amplio margen de revoluciones (de 1.000 a 3.250 rpm) siempre que el conductor haya seleccionado previamente el programa de conducción Comfort.

El resultado de todo ello es una mayor solvencia del coche, tanto en conducción todoterreno como sobre el asfalto, donde ahora se comporta con mayor agilidad, ofreciendo además mejores condiciones tanto dinámicas como de confort de marcha a sus pasajeros.

Diseño exterior llamativo, deportivo y exclusivo

En cuanto al diseño, añade nuevos elementos que le dotan de mayor expresividad, como la calandra AMG específica en el frontal, los ensanchamientos introducidos en los pasos de rueda, que ahora pueden acoger llantas de hasta 22 pulgadas, y las nuevas y llamativas salidas de escape. El nuevo Clase G AMG G-63 mantiene su clásica silueta angulosa, las bisagras externas en las puertas, los faros redondos con los intermitentes superpuestos o la rueda de repuesto colgada en el exterior de la puerta trasera que caracterizan su diseño. En el frontal, además de la ya mencionada calandra, el paragolpes también es propio de esta versión, en la que Mercedes también ofrece opcionalmente las ópticas Multibeam LED, que permite configurar de forma independiente los haces de luz del faro izquierdo y derecho.

En cuanto al interior del G63, mantiene elementos caracteristicos del Clase G, como pueden ser los botones de los bloqueos insertos en la consola central o la barra de sujección situada en el salpicadero por delante de la posición del pasajero delantero, combinándolos con nuevos elementos tecnológicos que se añaden a su equipamiento, como la doble pantalla digital (opcional). El tablero de instrumentos también es específico para esta versión y permite la integración del puesto de conducción digital widescreen que Mercedes ofrece como equipamiento opcional.

Los espacios a bordo han sido igualmente redistribuidos. Todos los pasajeros salen ganando de ello, pero especialmente los de las plazas traseras, que ahora cuentan con 15 cm más de espacio para las piernas. Los de las plazas delanteras agarran mejor y suman numerosas funciones de confort. Frente al del conductor, el Clase G AMG G-63 dispone del nuevo volante AMG Performance de serie, con la sección inferior plana, forrado en napa, mandos de control táctil de manejo muy intuitivo integrados y levas galvanizadas para el cambio de marchas.

Como decíamos al principio, el Clase G AMG G-63 se pondrá a la venta el próximo mes de junio, aunque los concesionarios de la marca ya admiten pedidos del mismo. Eso sí, a un precio que hacen de este modelo uno de los todoterreno más exclusivos del mercado: 173.750 euros.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.