El Mercedes-Benz Clase G cumple 40 años y lo quiere celebrar por todo lo alto

El Mercedes-Benz Clase G cumple 40 años y lo quiere celebrar por todo lo alto

Escrito por: Javier López    14 junio 2019     Sin comentarios     2 minutos

Mercedes-Benz y su Clase G están de celebración, puesto que ya han pasado 40 años desde que la primera generación del 4x4 salió por las puertas de la fábrica.

Si pensamos en un vehículo mítico, en uno de esos que lleva entre nosotros desde tiempos inmemorables y que el paso del tiempo no ha hecho mella sobre este, se nos viene a la cabeza, sin duda alguna, el Mercedes-Benz Clase G. El todoterreno de la firma germana lleva cosechando éxitos desde su primera aparición en el año 1979, momento en el que se produjo un antes y un después en la historia de Mercedes. Ya han pasado 40 años desde aquel entonces junto a numerosas renovaciones del Clase G, un modelo que se sigue manteniendo fiel a su esencia y que ha querido celebrar su cumpleaños por todo lo alto.

20 años después de su nacimiento, el Clase G recibió por primera vez el apellido AMG, una jugada magistral por parte de la firma de la estrella. De esta forma, nacería otro mito que iría ligado al 4×4 de por vida, y que se encargaría en los siguientes dos décadas de ofrecer diferentes variantes capaces de sacar a relucir un lado mucho más deportivo y alocado del Mercedes Clase G.

Es en 1999 cuando el G 55 AMG hace aparición en escena con su impresionante V8 atmosférico de 5.5 litros capaz de desarrollar 354 CV y 525 Nm de par, cifras que le permitían alcanzar una velocidad punta de 210 km/h. Tan solo hicieron falta tres años para que la firma germana introdujese el dorsal 63 dentro de la familia G, y con el cual llegaron los motores V12.

Sin embargo, Mercedes también quiso ofrecer una variante más comedida, motivo por el que se añadió a la lista de opciones al G 320 DCI en el año 2006. Se trataba de un V6 capaz de erogar 224 CV y que se presentaba como el compañero idóneo para plantarle cara a los terrenos más adversos, motivo también por el que fue catalogado como uno de los mejores Clase G de la historia.

Pero también hubo espacio para algunos de los Clase G más impresionantes, como el 6×6 o el 4×4², dos variantes que causaron furor por su impresionante y desmesurada puesta a punto. También el Papa Juan Pablo II utilizó al todoterreno alemán como Papamóvil, un acontecimiento que también fue clave para endulzar aún más la historia del Mercedes G.

Con su última actualización, el Mercedes-Benz Clase G no solo ha sido capaz de mantener intacta su esencia, sino también compaginarla con las últimas tecnologías de la marca. Sin duda alguna, este es un claro síntoma de que el 4×4 de la firma de la estrella seguirá siendo fiel a sus principios durante muchos más años, durante los cuales esperamos que su característica estética se mantenga inalterada.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.