MINI John Cooper Works Convertible, 231 CV a cielo descubierto

MINI John Cooper Works Convertible, 231 CV a cielo descubierto

Escrito por: Daniel Valdivielso   @valdi92    15 enero 2016     3 minutos

Los amantes de MINI están de enhorabuena. La firma de automóviles ha anunciado el lanzamiento de una nueva versión dentro de su familia de descapotables.

Hablamos del John Cooper Works Convertible, la edición más potente de cuantas están disponibles dentro de la gama, que llega a los concesionarios con 231 CV llenos de carácter.

Desde su «renacimiento» allá por 2002, el MINI siempre ha gozado de una larga lista de versiones y ediciones deportivas, que siempre han cosechado un enorme éxito de ventas. Los modelos más picantes, los firmados como «John Cooper Works», son de los más populares gracias a una deportividad concordante con unas prestaciones más propias de coches más caros.

Cooper Works Convertible 3

La actual tercera generación se ha caracterizado desde el primer momento por ser la más innovadora de todas, incorporando una carga tecnológica nunca antes vista en un MINI. Por destacar algunos elementos, en esta generación de MINI (denominada F56) se han introducido, por primera vez, propulsores de tres cilindros, una caja de cambios de 8 relaciones, sistemas de seguridad preventiva, o faros con tecnología Full LED.

La versión que nos ocupa no deja de ser, cuanto menos, especial. Ya no sólo por estar firmada como «John Cooper Works», que garantiza deportividad y prestaciones a raudales, sino que, además, todas estas cualidades se podrán disfrutar a cielo abierto.

A nivel estético, está claro que este MINI es plenamente un MINI. Claramente reconocible como un modelo de la marca, en este caso las intenciones de la firma son claras: la máxima deportividad. Exteriormente, destacan los paragolpes de estilo deportivo, con entradas de aire de mayor tamaño. No faltan las llantas de aleación de 18 pulgadas con diseño específico, que esconden en su interior un equipo de frenos sobredimensionado con pinzas fijas de 4 pistones en el eje delantero. En la parte trasera destaca la doble salida de escape central, perteneciente al sistema de escape deportivo. Como elemento destacable, la capota, de lona, como siempre, pero que por primera vez puede mostrar formas y dibujos.

Por primera vez, la capota de lona puede decorarse con serigrafías

En el interior, el ambiente está claramente enfocado a la deportividad, gracias a la utilización de molduras brillantes, revestimientos con colores en contraste, instrumentación específica y elementos exclusivos de esta versión. Destacan sobre todo los asientos, con formas de semibacket, que pueden ir tapizados en una bonita mezcla de cuero y alcántara. El espacio en el habitáculo, no nos engañemos, no es brillante. Sería correcto hablar de un «2+2» antes que «4 plazas».

Cooper Works Convertible 7

A nivel mecánico, el John Cooper Works Convertible se desmarca de sus rivales acoplando un propulsor 2.0 de cuatro cilindros, sobrealimentado mediante turbocompresor, colocado en posición delantero-transversal. Ofrece 231 CV y 320 NM, y la posibilidad de acoplarse a una tranmisión manual de 6 relaciones o a una automática Steptronic también de 6 velocidades.

Las prestaciones son, en cualquier caso, brillantes, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 6.5 segundos en caso de la caja automática, y 6.6 segundos con la transmisión manual. La velocidad máxima es de 240 km/h.

Fuente | MINI


Deja un comentario