El Mini John Cooper Works se viste de coche de policía para ajusticiar las calles de Alemania

El Mini John Cooper Works se viste de coche de policía para ajusticiar las calles de Alemania

Escrito por: Javier López    13 junio 2018     Sin comentarios     2 minutos

El Mini John Cooper Works se ha presentado como el candidato idóneo para formar parte del cuerpo de policía de Alemania, donde hará cumplir las leyes.

El departamento de policía de numerosos países se caracteriza por contar con una impresionante flota de vehículos, mediante los cuales se encargan de repartir justicia por las calles. La policía de Alemania es uno de esos países que cuenta con una serie de vehículos capaces de patrullar el asfalto germano a toda velocidad, pero ahora se ha unido un nuevo miembro al cuerpo. El Mini John Cooper Works -también conocido como JCW- ha presentado su solicitud y ha sido aceptada exitosamente, convirtiéndose así en un apreciado coche de policía.

La firma británica vio la luz de nuevo en el año 2001 de la mano de BMW y, desde entonces, Mini no ha hecho más que crecer y mejorar. La variante JCW se caracteriza por contar con una puesta a punto digna de un compacto deportivo, y sus prestaciones no solo lo convierten en uno de los más rápidos en la calle, sino que también lo convierten en el candidato idóneo para fustigar a aquellos maleantes que dedican incumplir las leyes.

La atractiva y deportiva estética del Mini John Cooper Works se acentúa con el uniforme característico de la policía germana, el cual combina el azul con el amarillo brillante y gris. De esta forma, se identificará rápidamente al nuevo agente del cuerpo, puesto que se le verá venir gracias a su nuevo vinilo y se le escuchará a kilómetros gracias a su pegadiza banda sonora.

Recordemos que el Mini JCW se presenta como la variante más radical de la gama Mini, algo que consigue gracias a su mecánica deportiva y a su mejorada aerodinámica, dos factores claves para formar parte del cuerpo de policía. De esta forma, el pequeño compacto germano será una pieza imprescindible para mantener el orden por las calles alemanas, una tarea que podrá efectuar con éxito gracias a sus dimensiones ideales para el mundo urbano y su puesta a punto.

En el interior de este vitaminado Mini nos encontramos con un propulsor de 2.0 litros y cuatro cilindros capaz de erogar 231 CV de potencia y 320 Nm de par motor. Con estas cifras, el Mini más potente es capaz de alcanzar los 100 km/h en tan solo 6,3 segundos y una velocidad máxima de 248 km/h, prestaciones más que suficientes para evitar que algún infractor escape de la justicia.

El Mini John Cooper Works ha estado expuesto en el RETTmobil 2018, donde se presentan diferentes vehículos exclusivos de los servicios de emergencias y seguridad para Alemania. Allí, el Mini de policía acaparó numerosas miradas, ya que se ha presentado como uno de los vehículos más atractivos para cumplir con las normas de seguridad y perseguir a aquellos que pretendan evadirlas.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.