El motor del GMA T.50, el deportivo de Gordon Murray, suena a Formula 1 de años dorados

El motor del GMA T.50, el deportivo de Gordon Murray, suena a Formula 1 de años dorados

Escrito por: Miguel Lorente    22 julio 2020     4 minutos

El propulsor del el deportivo GMA T.50, el coche de Gordon Murray, el motor Cosworth GMA V12, parece ser tan solo la guinda del mejor pastel jamás elaborado

Qué podemos decir de Gordon Murray que se haya dicho ya… pues que el motor de su nueva criatura, el GMA T.50, girará hasta 12.100 revoluciones por minuto. Porque, todo lo demás, ya es sabido.

Y es que su figura es tan imprescindible en la automoción deportiva como en la de producción ya que, él es el responsable de los más laureados y/o innovadores coches de competición como de los más codiciados y revolucionarios coches comerciales.

La nueva aventura del ingeniero de origen sudafricano se basa en reinventar la ingeniería que ha ocupado su vida y ha puesto en la de los demás piezas de orfebrería automovilísticas como el McLaren F1 y que, lejos de su relación con la firma británica, el legado de ese coche vuelve a tener sentido fuera de la marca de que lleva el ilustre apellido de otra de las figuras más relevantes de la automoción competitiva y de fabricación en serie, Bruce McLaren.

Así, el nuevo proyecto automovilístico de Gordon Murray fue presentado hace poco más de un año, el GMA T.50 es el deportivo definitivo. Sin más. Es el último en su especie, tanto porque mantiene su apuesta por los motores térmicos sin apoyo electrificado y, para encumbrarlo a los altares de las mejores máquinas jamás construidas, contará con las últimas y más novedosas soluciones tecnológicas, en cualquiera de las dimensiones, ramas, áreas, vertientes y ciencias que confluyen en la construcción de un coche.

T 50 Gordon Murray 01

Cosworth y Murray

Si bien Cosworth no es un apellido sino la suma de dos, dos ingenieros  que, a mitad del siglo pasado, se liaron la manta a la cabeza, como tantos y tantos hijos de la Gran Bretaña como emigrantes o residentes que vieron en la automoción y en la competición una manera de vivir a la vez que de crear.

De sus talleres han salido motores triunfales, soluciones innovadoras y tecnología que exportar a otros grandes, de hecho, en los últimos años, la alianza de Cosworth con grandes nombres de la automoción ha dado frutos cuya sonoridad produce escalofríos que recorren la espalda de los más nostálgicos: Ford Sierra RS Cosworth, e, incluso, trajo a la vida motores modificados ‘en silencio’ para que otros se llevaran los laureles de la gloria como en el caso del Mercedes-benz 190E Cosworth Evo II.

Sea como fuere, la materialización de la unión de tan ilustres apellidos, los de la suma de Costin y Duckwoth, se añadirá al de Murray, en el T.50 en forma de propulsor. Un motor de aspiración natural de 3.9 litros de cubicaje con 12 cilindros colocados en disposición de V a 65 grados que ya ha anunciado algunas de sus más flagrantes especificaciones.

De entrada el Cosworth GMA V12 es el nombre del propulsor, recoge el nombre del fabricante del mismo y del del vehículo (Gordon Murray Automotive) e indica su tipología.

Cosworthorangecamcover

Tras esto, de momento, antes de la presentación del deportivo, que tendrá lugar el próximo 4 de agosto de este mismo año, el motor ha sido descrito como «el motor V12 atmosférico más rápido, contundente, potente y ligero de todos los tiempos» y eso no es poco.

Al revés, tomando como referencia al Ferrari 250 GTO y su motor 3.3 litros, el nuevo Cosworth GMA V12 emula a aquel icono y lo enfrasca en un contesto magistral, tanto es así que el coche tiene un peso menor a 1.000 kilogramos, 980 para ser concretos.

Si atendemos a los 650 CV de potencia y a los 450 Nm de par motor, el coche logra una relación de 166 CV por cada 1.000 centímetros cúbicos de su motor, 663 CV por cada tonelada total o, analizándolo desde la perspectiva inversa, cada CV disponible mueve una masa de 1,51 kg. Estas ratios permiten catapultar las prestaciones teóricas del GMA T.50 entre los deportivos más brillantes jamás construidos.

Y es que este motor está pensado para ser exprimido al máximo, tanto es así que entre las informaciones aportadas está el régimen de giro máximo a la que se produce la potencia, el par y el máximo que este bloque Cosworth GMA V50 puede girar: 12.100 revoluciones por minuto. A las 9.000, alcanza la potencia máxima y, desde 2.000, pone a disposición de quien lo conduzca del 70 por ciento del par máximo.

Con una capacidad de giro propia de motocicleta o de Formula 1, el bramido de este corazón mecánico ha sido grabado y difundido por la compañía que, como aperitivo antes de su puesta de largo lo que hace es ponernos los dientes largos antes de conocer, definitivamente, el que puede ser el mejor coche deportivo jamás fabricado.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.