Nuevo BMW Serie 7

Nuevo BMW Serie 7

Escrito por: Miguel Lorente    17 enero 2019     5 minutos

Nuevo BMW Serie 7, abanderado de la marca en cuanto a lujo y a confort, al servicio de los ocupantes más exigentes

Es innegable que el nuevo BMW Serie 7 ha llegado dando que hablar. Su impactante frontal no deja a nadie impasible y provoca impresiones enfrentadas. Pero, lejos de la polémica, el buque insiginia de BMW arriba para marcar el referente en cuanto a las berlinas de lujo de la marca.

La estética del nuevo BMW Serie 7

Es imposible no detenerse y centrar la mirada sobre el nuevo frontal: los descomunales riñones, marca de la casa, dominan sobre cualquier otro elemento. Incluso, la mirada afilada de los grupos ópticos, estilizados y elegantes, queda relegada a un segundo plano ante las dimensiones de los riñones.

Es cierto que sufrimos un impacto similar al recibir al nuevo BMW X7, pero las proporciones del SUV disimulaban más su parrilla. En este BMW Serie 7 de 2019, aún ganando en cuanto a las cotas de longitud respecto a la anterior generación, 22 milímentros ( en total 5.120 mm la versión estándar y 5.260 la de batalla larga) y manteniendo la de anchura (1.902 mm) y de alto (1.467 o 1.479 respectivamente), el hecho de incorporar la nueva rejilla con unos  riñones de estas proporciones, cuya superficie es ahora un 50 por ciento más grande que la anterior, deja una imagen inaudita.

Juicios personales al margen, el nuevo BMW Serie 7 se muestra imponente. Su porte muestra la sobriedad propia que, durante siete generaciones, ha mantenido, dotando de un halo de distinción su imagen.

Tanto en su fotografía lateral como trasera, la sobriedad marca la tendencia. Solo en la zaga, la presencia de los pilotos y los guarnecidos de escape destaca en esta berlina premium de gran tamaño.

Se amplia la paleta de colores de la carrocería y las opciones en cuanto a llantas. También está disponible el kit deportivo M firmado por el departamento deportivo de la firma, el Pure Excellence y el Shadow Line BMW Individual.

A bordo del nuevo BMW Serie 7

Como tal, el BMW Serie 7 de 2019 no escatima en lujo y confort. Más aún en las plazas traseras y, sobre todo, para la versión de batalla extendida. Un coche nuevo que tiende casi más al concepto de limusina de pequeño tamaño que al de un turismo de grandes dimensiones.

Por ejemplo, para que todo dentro del nuevo BMW Serie 7 sea placentero, cuenta con un sistema de entretenimiento en los asientos traseros con pantallas táctiles de alta definición. También se ha trabajado en la insonorización poniendo énfasis en en los pasos de rueda traseros, pilares B y soportes traseros de los cinturones de seguridad además de usar un tipo de vidrio acústico para las ventanillas y luneta trasera.

La tecnología se vuelca en aportar lo mejor de sí misma y aumentar el disfrute durante la estancia abordo de este vehículo poniendo a disposición de sus ocupantes el sistema de navegación digital BMW Live Cockpit Professional, gestionado a través de la instrumentación de 12,3 pulgadas y display de control de 10,25.

También el incorpora el BMW Intelligent Personal Assistant, un asistente virtual que actúa de copiloto que se controla a través de comandos naturales de voz y que se inicia a la orden de «Hey BMW». Este asistente propone programas de vitalidad y relajación. También tres deliciosos modos Experience, que permiten personalizar el interior mediante el tipo de iluminación utlizado, la climatización y la ambientación por perfume, transformando los asientos en masajistas robóticos, o adecuar la temperatura o ventilación de las butacas.

Y, para quienes deban trabajar desde el coche, no tienen que preocuparse ya que Microsoft aporta su Office 365 for Business.

Los motores del BMW Serie 7 2019

De inicio, todos los motores del nuevo BMW Serie 7 comparten su construcción en aluminio, termodinámica optimizada y contar con el apoyo de la tecnología BMW TwinPower Turbo

Respecto del carburante utilizado, se mantienen los bloques de de gasolina y gasóleo conocidos en la generación anterior. El BMW Serie 7 de gasolina se comercializa bajo las varientes BMW 750i, con un motor V8, de 4,4 litros y 530 CV; y la top de gama, el BMW M760Li, con el bloque V12 de 6,6 listro, 585 CV y un extraordinario par de 850 Nm, un coche capaz de hacer el 0 a 100 en 3,8 segundos. En cuanto al BMW Serie 7 diésel, con un motor de seis cilindros en línea, se vender según la denominación de BMW 730d, 740d, 750d con unas potencias establecidas de 265 caballos para el primero, 320 CV en el segundo y, por último, 400 para el tope de las versiones de gasóleo.

También existe una versión como coche híbrido y enchufable. Este nuevo BMW Serie 7 híbrido y enchufable monta el motor de gasolina de seis cilindros, con una potencia combinada, en modo Sport, de 394 CV. El BMW 745e, gracias a la revisada batería de alta tensión, dispone de una autonomía en modo eléctrico entre los 50 y los 58 km y, un consumo mixto medio homologado de entre 2,1 y 2,6 litros a los 100.

Además de un buen arsenal de asistentes y elementos de seguridad y confort, destaca la suspensión adaptativa con estabilizadoras activas y, de manera opcional, acompañando a la gama de propulsores citados, en su búsqueda de la mayor eficacia y comodidad, estarán disponibles para cualquier versión un eje trasero con ruedas directrices y la caja de cambios de ocho velocidades Steptronic.

El nuevo BMW Serie 7 podrá contar con tracción integral xDrive para todas las versiones, a excepción de las variantes de batalla corta del BMW 730d y BMW 745e.

El BMW Serie 7, a la venta desde la primavera

Todas estas versiones estarán a la venta desde primavera de 2019, incluido el BMW Serie 7 PHEV. El precio de la gama del BMW Serie 7 aún no se ha comunicado pero, ateniéndonos al precio de la generación previa, el modelo más básico, el BMW 730d, tendrá un coste superior a los 90.000 euros, mientras que el BMW 760Li xDrive se situará próximo a los 200.000 euros.

 

 

Comentarios cerrados