Opel Antara 2.0 CDTi de 150 CV, prueba (Parte II)

Opel Antara 2.0 CDTi de 150 CV, prueba (Parte II)

Escrito por: Diego G. Moreira    26 agosto 2009     3 Comentarios     5 minutos

Seguimos con la segunda parte de la prueba del Opel Antara equipado con el motor 2.0 CDTi de 150 CV, del que ya os hemos hablado, y ahora nos toca pasar al diseño, y a su habitabilidad. El Opel Antara cuenta con un espacion interior a la altura de un monovolumen, si bien igual no cuenta con tantas soluciones o huecos como puede contar un monovolumen, te aporta una altura y la tracción para poder pasar por casi cualquier tipo de superficie.

Además cuenta con unas medidas, dentro de los SUV, bastante recortadas y en ciudad se maneja bastante bien (teniendo en cuenta siempre que estamos hablando de un SUV, no de un utilitario). A diferencia del Chevrolet Captiva, el Antara no tiene como opción las siete plazas, que en todo caso, dejan bastante que desear en tamaño. Para empezar vamos a hablar de su diseño exterior…

Diseño exterior

Opel_Antara

De su diseño exterior, cabe destacar la buena altura del suelo (ojo con los bajos en terrenos abruptos) y una estética que no está muy vista por la calle y se diferencia algo de la mayoría de SUV, además han diferenciado bastante el frontal y la trasera del Captiva logrando, sobretodo en el frontal, que tenga una identidad propia. Insisto que sus 4,57 metros de largo, hacen que se pueda manejar bastante bien por ciudad, pero indudablemente es un coche ancho (1,85 metros), pero todo es cuestión de acostumbrarse ya que, por ciudad se lleva bien, incluso en caminos estrechos donde con los sensores de parking y con los espejos controlas las medidas del coche sin problema.

Conduciendo, rápidamente te acostumbraras a sus grandes retrovisores, y si coges después otro coche los echarás mucho de menos, puesto proporcionan una visibilidad excelente. Otra cosa a destacar es la pintura blanca de nuestra unidad, que nos ha gustado por lo práctica que es frente a la suciedad, porque es un color que puedes meter el coche por caminos de tierra y sólo notarás el exceso del polvo en las lunas negras tintadas. Y al mismo tiempo es un color que ahora está de moda y de noche también resaltará en el Antara.

Otro detalle práctico y que nos ha gustado son las lunas traseras tintadas, que aportan un aire de privacidad al interior del coche y en lugares cálidos mantiene fresco el interior, algo que se agradece en verano. Nuestra unidad de pruebas también contaba con techo solar, (ver detalle) que si bien es prescindible, le aporta algo más de luz al interior.

Diseño interior

Opel_Antara

El puesto de conducción al tratarse de un SUV es elevado y siempre aporta más visibilidad. La postura de conducción es cómoda y controlas todos los mandos sin problema, además el volante cuenta con mandos del audi y del ordenador de abordo. En cuanto a la calidad de los materiales, el Antara demuestra que está a la altura con unos plásticos que son suaves al tacto y de buena calidad con unos buenos ajustes.

De la consola central, destacar la carga de botones que tiene y la falta de un hueco donde poder dejar el móvil por ejemplo. A cambio cuenta con una generosa guantera y un cofre bajo en reposabrazos delantero donde puedes dejar de todo (ver imagen) y en el techo cuenta con un práctico porta-gafas. Pero se podía haber incluído un hueco en la consola central o en el tunel central, entre el freno de mano y el asidero del acompañante.

Una cosa que hay que destacar del salpicadero es la instrumentación, ya que el Antara cuenta con velocímetro, cuenta revoluciones y el nivel de combustible y no cuenta con ningún relog de información más. Pero eso no significa que no nos aporte información, porque el ordenador de abordo (del que hablaremos más a fondo en el equipamiento) nos da todo tipo de detalles. Nada más giras la llave te llamará la atención la cantidad de testigos que hay en la instrumentación (ver detalle) casi cada incidencia tiene su testigo.

Opel_Antara

Los asientos del Antara de pruebas no eran de cuero, y es un extra que es prescindible al 100 %. Los que montaba el Antara eran cómodos, sujetaban muy bien el cuerpo y para viajar se iba muy bien en ellos. Además contaban con la opción de calefactarlos (ver detalle) en caso de necesitar algo más de calor, y en caso de calor exterior se mantienen mas frescos que el cuero. También nos llamó la atención la tela de los asientos, que era un material resistente de buen tacto y muy fácil de limpiar.

Y si en las plazas delanteras se viaja cómodamente, en las traseras la cosa se mantiene igual. Pueden viajar sin problemas cinco adultos atrás y hay que destacar el espacio para las piernas. Quizás lo que falta, es una salida de aire para las plazas traseras que viene muy bien. Pero por lo demás hay suficiente espacio para las piernas y para la cabeza, así como huecos para dejar cosas en las puertas, y en el tren central con un posavasos doble y un hueco más.

Opel_Antara_Maletero

Si pasamos al maletero, vemos que es un maletero poco profundo, amplio y de formas regulares lo que permite un mayor aprovechamiento. En total tiene una capacidad de 370 litros, el Captiva cuenta con más espacio (465 litros) pero el Antara a cambio ofrece el sistema portabicicletas FLEX-FLIX muy útil para el transporte de bicis (ver detalle) y totalmente integrado en el coche, una opción muy recomendable si te gusta disfrutar de las bicis.

Por último añadir que cuenta bajo el maletero con una bandeja de plástico y bajo ésta, una rueda de repuesto de emergencia. En la última parte de la prueba del Opel Antara os hablaremos del precio, equipamiento y valoración general de este SUV con vocación de monovolúmen.

Fotos | David Taboada

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.