Peugeot 407 Coupe 3.0 V6 HDi 240 CV aut., prueba (Parte II)

Peugeot 407 Coupe 3.0 V6 HDi 240 CV aut., prueba (Parte II)

Escrito por: Diego G. Moreira    15 mayo 2010     Comentario     5 minutos

Seguimos con la prueba del Peugeot 407 Coupe equipado con el motor diesel 3.0 V6 HDi de 240 CV y asociado a un cambio automático de seis relaciones, del que ya os hemos comentado como se comporta y las prestaciones de este potente motor. Pero en esta segunda parte de la prueba tenemos que hablar del diseño, tanto interior como exterior.

Puesto que el diseño es sin duda, otro elemento importante en este 407 Coupe, sobretodo el diseño exterior. Es curioso que ya el anterior 406 Coupe tiene un diseño muy atractivo y que pese a ser un modelo que ya no se fabrica sigue teniendo una buena cotización como vehículo de segunda mano. Pues bien, centrándonos en este 407 Coupe tiene un diseño que enamora y que sigue siendo fresco incluso cuatro años después de su llegada al mercado.

Diseño exterior

Peugeot_407_coupe

Lo primero que destaca del 407 Coupe es su tamaño con 4,8 metros de largo, siendo más largo, bajo y ancho que el 407 berlina. Las últimas actualizaciones que recibió con la llegada de este potente propulsor, pasa casi desapercibidas. Primero tenemos el nuevo paragolpes trasero y la doble salida del tubo de escape que se sitúa a ambos lados.

Tampoco podemos dejar pasar en el diseño esas branquias laterales que le imprimen un toque de deportividad, o las grandes y pesadas puertas que cuentan con ventanillas sin marco. En las puertas me tengo que detener un momento, puesto que el peso de las mismas es considarable, sobretodo si hemos aparcado en cuesta y después tampoco me puedo olvidar de una curiosidad que seguro va relacionada con el peso: unos ganchos que llevan en su parte inferior (ver detalle).

Las ruedas que calzan a este felino son unas llantas de 18 pulgadas que vienen de serie, con medidas 235/45 R18. También tenemos un detalle curioso en el diseño del portón del maletero que se abre apretando el 0 del emblema «407» o podemos también abrirlo desde el mando (ver detalle).

Diseño interior, habitabilidad y espacio

Peugeot_407_coupe

En el interior apenas hay cambios desde el inicio de comercialización del 407 Coupe hasta hoy, sólo en el equipamiento con el sistema de navegación que ahora es de serie y del que hablaremos en la tercera parte de la prueba.

Lo primero que nos encontramos tras sentarnos al volante del 407 Coupe, son unos asientos envolventes y deportivos con ajuste eléctrico que son toda una gozada para viajar y que sujetan el cuerpo a la perfección, la postura de conducción es baja y con sensación de espacio pero más que correcta para ponernos al volante del coupe. Además la visibilidad es bastante buena, mejor de lo que me esperaba en este tipo de coupes y además en el interior hay bastante luminosidad, algo positivo sobretodo para los ocupantes de las plazas traseras. El acceso a las plazas traseras también es cómodo, al contar con los asientos que se desplazan eléctricamente hacia adelante y luego vuelven a recuperar su posición anterior.

Peugeot_407_coupe

Precisamente los dos ocupantes de las plazas traseras cuenta con dos cómodos asientos, quizás la unica pega sea la altura para la cabeza puesto que alguien que pase de 1,70 metros ya empieza a tener problemas atrás, pero por lo demás son muy cómodas y contamos con espacio suficiente para los pies, prácticos portabebidas e incluso dos ganchos para colgar la americana del ejecutivo que conduzca este 407 Coupe.

Si echamos la vista al frente, nos encontramos con un salpicadero con buenos materiales, plásticos agradables al tacto y un recubrimiento de la consola central brillante que da sensación de calidad, tenemos que rebuscar para encontrarnos plásticos duros o desagradables al tacto. Pero el paso de los años, quizás donde más se nota precisamente es en la consola central que hasta que nos adecuamos al coche tiene una sobrecarga considerable de mandos y botones, puesto que el sistema de navegación se mezcla con los múltiples mandos del climatizador.

Peugeot_407_coupe

El confort a bordo es máximo, se ha trabajado en la insonorización del habitáculo y apenas percibimos el ruido del motor o el ruido del viento al viajar, y aun menos si llevamos conectado el sistema de sonido firmado por JBL (ver detalle).

También tardaremos en atinar con el sistema de navegación que integra las funciones de ordenador de abordo, hay un detalle que me llamó la atención y es la información del ordenador de abordo, que en la pantalla central entre el cuentarrevoluciones y el velocímetro sólo se muestra unos instantes mientras que si queremos ir controlando el consumo instantáneo por ejemplo tenemos que llevar el TRIP puesto (ver detalle) en el navegador no viendo la cartografía por ejemplo, algo mejorable puesto que la pantalla central se reserva para indicarnos en que marcha va el cambio y yo soy de los que me gusta llevar siempre el consumo medio o instantáneo a la vista.

Detalles personales a parte, el panel de instrumentación también cuenta con un diseño de tintes deportivos, y no podemos olvidarnos de los asientos deportivos de cuero microperforado y calefactables. En el apartado de huecos, también viene bastante completo al contar con una amplia guantera, un cofre bajo el reposabrazos y una guantera pequeña en el lado del conductor al lado del botón para abrir el tapón de la gasolina.

Peugeot_407_coupe

Tampoco podemos olvidarnos del maletero que cubica 400 litros, una cifra que no está nada mal pero que tiene una boca de carga algo justa para meter objetos voluminosos. Por tanto estamos ante un buen coupe con unos buenos acabados interiores y bastante espacio, pese a su diseño deportivo.

En la tercera parte de la prueba nos centraremos en el precio, equipamiento y nuestra valoración general sobre el Peugeot 407 Coupe equipado con este potente motor de 240 CV diesel.

Fotos | David Taboada

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.