Porsche Cayman GT4, el lagarto saca los dientes

Porsche Cayman GT4, el lagarto saca los dientes

Escrito por: Daniel Valdivielso   @valdi92    4 febrero 2015     3 Comentarios     2 minutos

Porsche ha lanzado uno de esos modelos que todo el mundo espera algún día. Hablamos del Cayman GT4, la versión más hardcore y racing del deportivo alemán.

Ha sido mucho tiempo de espera, demasiado, diría yo, siempre con la esperanza de que Porsche se lanzase a la piscina y se atreviese a crear lo que podríamos llamar la máquina “casi-definitiva”.

El aspecto exterior del Cayman GT4 no deja lugar a dudas. Se trata de un verdadero Porsche, y un Porsche que ha nacido para ser lo más rápido posible, ya sea en carretera abierta o en circuito. Ya el frontal empieza a dar pistas con esas entradas de aire sobredimensionadas y pintadas en contraste, así como una pequeña salida horizontal en el paragolpes, pegada al capó, muy similar a la que encontramos en el 911 GT3.

GT4 1

Las llantas de aleación tienen un nuevo diseño, muy abierto, que deja ver un equipo de frenos directamente heredado del 911 GT3, lo que da buena cuenta de las aspiraciones racing del GT4. Como sucede en la mayoría de los modelos de la gama Porsche, de serie son de acero, pero de forma opcional es posible equiparlo con un sistema de frenos carbocerámicos de altísimas prestaciones.

Tras la puerta encontramos una moldura donde podemos leer el logo “GT4”, y que va enrasada con la entrada de aire encargada de la refrigeración del motor bóxer. La parte trasera tiene una imagen realmente brutal. El portón se ha alargado muy ligeramente, lo que le otorga una línea más dinámica. Sin embargo, lo que rápidamente salta a la vista es el brutal alerón fijo de grandes dimensiones, encargado de aportar una generosa cantidad de apoyo aerodinámico a altas velocidades.

GT4 4

Interiormente los cambios son menos llamativos. Sin embargo, son también notables gracias a la incorporación de un volante y pomo deportivos forrados en alcántara. La instrumentación también cuenta con detalles específicos como las agujas pintadas de amarillo, detalle sólo reservado a los modelos más deportivos de Porsche. Además, si fijamos la mirada en la consola central, podremos ver como, además de un botón para desactivar el control de estabilidad (ESC), aparece ahora otro botón con el que, además del ESC, se desactiva el control de tracción (TC).

GT4 9

Mecánicamente el Cayman GT4 tiene todas las papeletas para convertirse en todo un “matagigantes”. El propulsor 3.8 bóxer de 6 cilindros y aspiración atmosférica aumenta su potencia hasta ofrecer 385 CV. Asociado exclusivamente a una transmisión manual de 6 velocidades, es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4.4 segundos, alcanzando una velocidad máxima de 295 km/h. Como dato, destacar que es capaz de dar una vuelta a Nurburgring Nordschleife en 7 minutos 40 segundos.

Fuente | Porsche

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.