Porsche lo ha vuelto a hacer: el 919 Hybrid, su superdeportivo híbrido de competición, es más rápido que un Fórmula 1

Porsche lo ha vuelto a hacer: el 919 Hybrid, su superdeportivo híbrido de competición, es más rápido que un Fórmula 1

Escrito por: Javier López   @jlopezbryan96    10 abril 2018     4 minutos

Porsche ha acudido al circuito de Spa con el objetivo de batir un récord. El 919 ha sido el protagonista y ha conseguido para el cronometro en 1:41.770.

La tecnología híbrida ha marcado un antes y un después en el mundo de la automoción, puesto que se presenta como un sustento para el automóvil más eficiente y menos contaminante. Con el paso del tiempo, este tipo de propulsor se empezó a aplicar en vehículos más comunes como berlinas o utilitarios, pero las firmas de superdeportivos también estuvieron experimentando con la hibridación y el resultado fue asombroso. Porsche es una marca que ha trabajado meticulosamente en este campo y tras lanzar varios modelos híbridos al mercado, ahora lo han llevado al mundo de la competición.

El Porsche 918 Spyder fue uno de los vehículos de la firma germana que recurrió a este tipo de motor con el objetivo de demostrar que velocidad y deportividad pueden ir de la mano de la hibridación. El superdeportivo alemán demostró ser uno de los más rápidos del mundo y, tras su innegable éxito, Porsche decidió introducirse de lleno en el mundo de la competición con este tipo de motores.

El Porsche 919 Hybrid fue el resultado de la idea complementar los superdeportivos de carreras con un sistema híbrido y sus prestaciones en la pista son motivo suficiente para comprender que dicha unión ha dado sus frutos. La firma germana ha conseguido establecer un nuevo récord en el circuito de Spa-Francorchamps junto al piloto oficial de Porsche Neel Jani, quien ha conseguido superar el tiempo establecido por un Fórmula 1.

Para lograr este objetivo, se han tenido que juntar varias condiciones que han permitido que el Porsche 919 entregue todo su potencial oculto y demuestre sus capacidades. Como viene siendo habitual en el mundo de las carreras, hay una serie de restricciones que se deben cumplir si queremos que nuestro vehículo participe; sin embargo, en esta ocasión se le ha permitido a Porsche no privar a su vehículo de competición de ninguna de sus virtudes.

El Porsche 919 Hybrid cuenta con un propulsor V4 de 2.0 litros sobrealimentado, el cual recibe la ayuda de dos sistemas de ayuda de energía diferentes: uno recoge la energía de la frenada del eje delantero y el otro de los gases de escape. Al mismo tiempo, las tareas de cada propulsor son diferentes ya que, el de combustión, se encarga de enviar su fuerza al eje trasero, mientras que el eléctrico impulsa las ruedas delanteras con el objetivo de obtener cuatro ruedas motrices.

Para obtener el máximo potencial posible, esta obra de ingeniería germana reaprovecha parte de los gases emitidos por el escape para recuperar energía y algo similar sucede con los frenos. Toda esta energía eléctrica se almacena en una batería de iones de litio refrigerada por líquido, con el objetivo de salvaguardar fuerza para el 919 cuando entra en acción.

Según las normas de la WEC para este tipo de vehículos, el Porsche 919 solo podía emplear 1,784 kilos/2,464 litros de gasolina por vuelta. Esta limitación hacía que el propulsor del superdeportivo germano rindiese un total 500 CV; sin embargo, con el objetivo en mente de batir un récord y no competir para una carrera oficial, Porsche se ha tomado la libertad de permitir al 919 rodar con todo su potencial. En la vuelta, Neel Jani empleó un total de 8,49 megajulios, aumentando la potencia del motor eléctrico un 10%, de 400 a 440 caballos y, al mismo tiempo, el motor de combustión fue capaz de rendir una potencia total de 740 CV.

El peso y la aerodinámica también fueron dos elementos que experimentaron una serie de cambios para ostentar al récord. De esta manera, los ingenieros de Porsche consiguieron rebajar el peso del 919 en 39 kilos, lo que permitió que el superdeportivo alemán declarase en la báscula un total de 849 kilos. Para lograrlo se han suprimido elementos como el limpiaparabrisas, aire acondicionado y sistema de luces entre otros.

Para mejorar la aerodinámica se han hecho varias modificaciones en el difusor y en el alerón. Ambos elementos presentan sistemas de control activo para reducir la resistencia al aire y, por la parte de abajo, se han instalado faldones de altura fija. La mezcla de todas las mejoras han permitido que el Porsche 919 obtenga un 53% más de carga aerodinámica y un aumento en eficiencia del 66%.

Sin duda alguna, los pertinentes cambios que se han llevado a cabo para conseguir el récord han permitido que el 919 demuestre todo su potencial, el cual es capaz de superar al Fórmula 1 pilotado por Hamilton. La firma germana ha conseguido reducir el tiempo del piloto británico, parando el cronometro en un impresionante 1:41.770.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.