Presentación y prueba Toyota RAV4 Hybrid, la hibridación del SUV

Presentación y prueba Toyota RAV4 Hybrid, la hibridación del SUV

Escrito por: Diego G. Moreira    25 marzo 2016     9 minutos

Cuando hablamos de coches híbridos es imposible no pensar en la firma japonesa Toyota, su Prius supuso toda una revolución y el posterior lanzamiento de nuevos modelos híbridos ha ido democratizando una tecnología hasta considerarla como una alternativa más a la propulsión diesel o gasolina. En el viejo continente, Toyota ha superado el millón de vehículos híbridos vendidos, sin duda en esta cifra el Auris Híbrido (ver prueba) ha tenido mucho protagonismo.

Al Yaris híbrido, al Auris híbrido o al mismísimo Prius (ver presentación Prius 2016), ahora se suma un nuevo miembro con motor eléctrico y gasolina: el Toyota RAV4 Híbrido. El RAV4 se lanzaba al mercado en 1994, en sus más de 20 años de historia siempre ha sido una referencia como todocamino de carácter urbano, ahora esta versión híbrida potencia su versatilidad en las ciudades, siendo muy interesante por las estrictas restricciones de circulación en caso de niveles de contaminación altos en las grandes ciudades (estando exentos los eléctricos e híbridos).

Diseño exterior, ligera actualización del Toyota RAV4

CIMG2089

A nivel exterior el RAV4 Hybrid se actualiza con respecto a la actual generación del todocamino lanzada al mercado en 2013, con cambios en el frontal y parte trasera del coche, siguiendo la estela de otros modelos recién actualizados como el Auris o el Avensis y apostando por líneas más afiladas que nos recuerdan ligeramente a sus hermanos de Lexus.

Frontalmente destaca el nuevo paragolpes que le aporta mayor sensación SUV, dispone de nuevas luces con tecnología Full-LED (tanto para la función de luces diurnas como para cruce y carretera). El logo gana el color azulado típico de los híbridos y reducen los huecos a ambos lados de los faros, detrás del logo de Toyota se esconde un radar que junto con la cámara situada en el parabrisas integran los nuevos sistemas de seguridad.

CIMG2106

Las llantas de aleación estrenan nuevo diseño, mientras que en la parte trasera los faros son nuevos por completo y ahora disponen de tecnología LED para las luces de posición y freno. Por último, aparece un embellecedor en la parte baja del portón (que tiene accionamiento eléctrico).

Diseño interior, pocos cambios pero mejora en la calidad de los materiales

CIMG2110

El diseño interior del Toyota RAV4 Hybrid poco difiere del resto de la gama, aunque los cambios se centran en la calidad de los materiales usados. Toyota ha querido darle un aire más premium a su SUV híbrido y con ello, pese a no cambiar el diseño si ha mejorado la calidad de los materiales presentes en el interior. En la parte superior e inferior del salpicadero sigue habiendo bastantes plásticos duros, pero aparece una nueva moldura acolchada en la parte central del salpicadero, mejoras en los materiales de las puertas y nueva instrumentación a color.

Algo que no se toca pero si se nota es la mejora del aislamiento, han aumentado los aislantes acústicos mejorando notablemente el aislamiento interior (a lo que también contribuye el sistema híbrido, menos ruidoso que un motor diesel convencional) y en carretera eso se traduce en un rodar más confortable con menos ruido de rodadura y menor rumorosidad interior.

CIMG2112

Lo que no cambia es el espacio interior, el Toyota RAV4 Hybrid sigue manteniendo intacta la habitabilidad interior, siendo un SUV espacioso tanto en las plazas delanteras como en las traseras. El maletero tiene una capacidad de 501 litros (buena cifra para un SUV y además híbrido) que se reduce en apenas 30 litros en las versiones 4×4.

Motor con 197 CV, Tracción 4×4 y transmisión e-CVT

CIMG2090

El conjunto híbrido que mueve al RAV4 Hybrid ya lo hemos visto en otros modelos del grupo (como el Lexus NX) se trata de un motor gasolina de 2,5 litros y cuatro cilindros unido a un propulsor eléctrico de 105 kW que ambos suman una potencia total de 197 CV. Las versiones con tracción total suman un segundo motor eléctrico más pequeño que el principal (50 KW) situado en el eje trasero.

Se ha mejorado la gestión de la caja de cambios, intentando emular una caja convencional con seis relaciones, haciendo que la aceleración sea más progresiva y a esta nueva funcionalidad la marca le ha llamado e-CVT.

En la práctica en conducción normal se nota la nueva gestión, pero cuando necesitamos adelantar o simplemente hundimos el pedal del acelerador, en ese momento el sistema recupera su funcionamiento convencional situándose las revoluciones al máximo para conseguir una mejor aceleración (típico efecto de los híbridos). La caja de cambios dispone de la función secuencial, que es práctica para reducir o para tener una mayor sensación de control al volante.

Al volante del Toyota RAV4 Hybrid

CIMG2122

La característica que mejor define al RAV4 Híbrido es el confort interior, al volante es un coche que busca el máximo confort de los ocupantes. Nada más encenderlo el silencio es el protagonista puesto que funciona el motor eléctrico, en los primeros metros o si pisamos con decisión el pedal del acelerador es cuando enciende el motor de combustión. La primera parte de la toma de contacto es por autovía donde cuando ganamos velocidad o nos incorporamos sube de vueltas el motor (típico en los híbridos) aunque en circulación tranquila apenas se oye el propulsor.

La sensación si circulamos tranquilos no es de llevar un coche que ronda los 200 CV, se nota el nuevo funcionamiento de la caja de cambios que simula los cambios de marcha escalonando el subir de vueltas del motor. Si hundimos el pedal del acelerador a fondo entonces si que despiertan por completo todos los caballos y ahí es donde el motor hace más ruido a elevar el régimen al máximo para sacarle partido al propulsor.

En autovía destaca el confort que ofrece su suspensión, poco firme y que filtra muy bien las irregularidades del asfalto. Precisamente es esa suspensión la que le resta eficacia en zonas de curvas pero no está pensado tampoco para un uso deportivo este RAV4 Hybrid. Es un coche sencillo de conducir, cómodo pero sin grandes aspiraciones dinámicas y pensando en una conducción tranquila y eficiente.

CIMG2082

Hay versiones con tracción 4×2 y 4×4, estas últimas dotadas de un segundo motor eléctrico de menor potencia que se encarga de enviar fuerza al eje trasero. Pese a disponer de tracción total la orientación del RAV4 Hybrid no es para rutas ni zonas off-road complicadas, es bastante alto pero sin embargo la protección de los bajos es escasa y además el sistema de tracción está ideado para pequeñas pérdidas de adherencia o incluso arranque en condiciones adversas pero no para un uso off-road, eso sí, la capacidad de remolque en las versiones 4×4 es mayor llegando hasta los 1.680 kg frente a los 800 kg de las versiones de tracción delantera. La unidad que probamos con tracción total disponía de unos neumáticos M+S que siempre ayudan a una mejor tracción.

Un detalle que nos llamó la atención son los frenos, ya que el pedal del freno no envía ordenes directas a la bomba de frenado, sino que al frenar es el coche quien decide que fuerza de frenado aplica según como pisemos el pedal y la situación: recuperando la energía de la frenada y cargando baterías o actuando el sistema de frenos convencional. Esto es algo habitual en los vehículos híbridos pero en el RAV4 Hybrid se acentúa, es simplemente cuestión de costumbre, porque si necesitamos frenar con urgencia, el sistema de frenado actúa de manera correcta.

En cuanto a los consumos, el RAV4 Hybrid homologa 4,9 litros a los 100 km, aunque en nuestra prueba el consumo fue ligeramente superior seguro que la conducción por autovía ha tenido algo que ver, puesto que la mayor eficiencia de los vehículos híbridos está en la circulación por urbes y carretera, aunque no tanto en autovía. El consumo que conseguimos fue algo más alto que le homologado pero rodando con tranquilidad se pueden obtener consumos de 6,5 litros a los 100 km.

Equipamiento

CIMG2097

La gama híbrida del Toyota RAV4 estrena equipamiento en materia de seguridad, destacando lo que la firma japonesa ha denominado Toyota Safety Sense, gracias a una cámara en la parte superior del parabrisas y un radar en el frontal los RAV4 disponen de: sistema de frenado automático en caso de colisión, detección de peatones en ciudad, control de crucero adaptativo, luces largas automáticas, lector de señales de tráfico y de cambio involuntario de carril.

Otra novedad en el equipamiento es el sistema de visión 360 que se compone de cuatro cámaras (frontal, laterales y trasera) para ofrecer al conductor una visión a «vista de pájaro», siendo interesante para maniobras o para aparcar.

El equipamiento del nuevo Toyota RAV4 Hybrid se divide en tres niveles muy completos desde el acabado base, en concreto: Advance, Feel y Executive. Desde el acabado Advance ya incorpora las llantas de aleación de 17 pulgadas, los faros delanteros con tecnología Full LED, portón del maletero eléctrico, climatizador, control de crucero, y el Toyota Touch con cámara de visión trasera entre otros elementos.

CIMG2101

El nivel Feel añade las llantas de aleación de 18 pulgadas, sistema de sonido JBL, Toyota Safety Sense, entre otros elementos. Mientras que el acabado Executive añade los asientos con tapicería de piel y con calefacción, Navegador, Techo solar, el sistema de visión 360 con cuatro cámaras que ofrecen una visión periférica del coche, y el detector de ángulo muerto de retrovisor, entre otros elementos.

Precios del Toyota RAV4 Hybrid

CIMG2141

Todos los precios incluyen descuento:

  • RAV4 Hybrid 2WD ADVANCE 29.890 euros
  • RAV4 Hybrid 2WD FEEL 32.990 euros
  • RAV4 Hybrid 2WD EXECUTIVE 35.990 euros
  • RAV4 Hybrid AWD ADVANCE 32.890 euros
  • RAV4 Hybrid AWD FEEL 35.990 euros
  • RAV4 Hybrid AWD EXECUTIVE 38.990 euros

Fotos | Diego G. Moreira y Toyota España

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.