Prueba Alfa Romeo Giulia 2.2 Multijet 180 CV Aut, el sentir italiano

Prueba Alfa Romeo Giulia 2.2 Multijet 180 CV Aut, el sentir italiano

Escrito por: Diego G. Moreira    6 abril 2018     Sin comentarios     10 minutos

Probamos el Alfa Romeo Giulia, la berlina de la casa di Milano en esta versión diesel 2.2 Multijet II con 180 CV con caja de cambios automática de 8 relaciones

La berlina de Alfa Romeo fue uno de los coches que más se hizo esperar después de que el famoso 159 desapareciera del mercado en 2011. Desde ese momento el Giulia generaba espectación año a año esperando conocer los detalles de la nueva berlina de propulsión italiana. En Frankfurt 2015 se adelantaba el Quadrifoglio Verde y finalmente unos meses después en el Salón de Ginebra 2016 era presentado el Alfa Romeo Giulia.

La nueva macchina de la casa de Milano es una berlina con un diseño que sólo Alfa Romeo podría ofrecer al mismo tiempo que nos permite disfrutar de un nivel de diversión a volante propio de ciertas berlinas alemanas. En esta ocasión hemos probado el Alfa Romeo Giulia con motor diesel de 2,2 litros Multijet II con 180 CV y caja de cambios automática de ocho relaciones, un trasera ahorrador pero muy divertido.

Diseño exterior: la visión italiana de la deportividad y elegancia

El Giulia es una berlina de corte premium que no pasa desapercibida allá donde va, aunque lleva varios años en el mercado sigue siendo un coche con un diseño muy llamativo, digno sucesor del Alfa Romeo 159, incluso me atrevería a decir que con más personalidad.

En su imponente frontal destaca el enorme escudo de la firma italiana, toda una seña de identidad en sus modelos. La defensa delantera con unas enormes entradas de aire aporta el toque deportivo, mientras que los faros (en nuestra unidad xenon adatativos) son los que transmiten elegancia gracias a sus líneas alargadas.

En el lateral volvemos a ver la elegancia de las líneas, de forma fluida y sin cargar un diseño muy limpio pero llamativo. De nuevo el contraste deportivo lo ponen las llantas de 18 pulgadas con unas medidas 225/45 R18 de corte deportivo, destacando las pinzas de freno. Finalmente en la parte trasera destaca la doble salida de escape y los faros con tecnología LED, aportando ambos elementos sensación de anchura.

Diseño Interior

El interior del Giulia destaca por sus líneas, de nuevo Alfa Romeo ha puesto su mejor saber hacer para diseñar un interior puramente italiano, elegante y con tintes deportivos, con materiales en general de calidad salvo pequeños detalles que deslucen un conjunto de notable. Eso sí, la tapicería de cuero o las inserciones de madera forman parte de un pack opcional.

El salpicadero mezcla materiales blandos al tacto y con buenos ajustes, con plásticos duros en algunas zonas o mandos (como el mando del sistema multimedia), todo ello en un color bitono que aporta elegancia al interior. La deportividad está presente en el volante, donde se encuentra el botón de encendido recordando a la marca de il cavallino o también en su instrumentación, sencilla pero completa y deportiva (con parte analógica y parte digital).

Mención a parte merece la pantalla del sistema multimedia, (de serie 6,5″) en un acabado de cristal que ofrece siempre una excelente visibilidad en cualquier condición y que aporta al interior un acabado premium, junto con algunas molduras interiores. Otro detalle de diseño y calidad, son las levas de aluminio (opcionales) que ya le gustaría equipar a algún deportivo que sobrepasa las seis cifras.

En el tren central se pueden ver dos mandos: el DNA y el que controla el sistema multimedia, que es muy intuitivo una vez que nos acostumbramos a él. Sorprende la posición del mando del volumen, al lado derecho, como si de un coche alemán se tratase.

La postura de conducción es baja, con una sujeción lateral poco efectiva, siendo unos asientos que buscan el confort y en este apartado cumplen con nota, pese a no disponer de ajuste eléctrico ni de ajuste lumbar. Mientras que las plazas traseras está formadas por unos asientos cómodos que recogen de forma perfecta el cuerpo, aunque el acceso es complicado al tener poco espacio y ser alto el arco de la puerta. Pese a ser una berlina tiene un acceso más propio de un segmento inferior. El espacio para piernas es más que correcto, disponiendo además de salidas de aire y de toma USB para cargar nuestros dispositivos.

El maletero tiene una capacidad de 480 litros, con formas regulares aunque con la boca de carga estrecha típica de una berlina de tres volúmenes.

Motor y prestaciones

Bajó el capó de este Alfa Romeo Giulia se esconde un conocido propulsor creado por el Grupo Fiat, se trata del 2,2 litros Multijet II que está disponible en varios niveles de potencia: 136 CV, 150 CV, 180 CV y 210 CV.

Siendo esta versión de 180 CV más que suficiente para hacernos disfrutar al volante, siendo muy prestacional. Tarda en responder, hasta que llegamos a las 1.800-2.000 vueltas está dormido pero una vez ahí empuja con fiereza gracias a sus 380 Nm de par motor, fuerza que va directa al eje trasero lo que aporta un plus de deportividad.

Sorprende que pese a no llegar a los 200 CV (en esta versión que hemos probado) consigue pegarnos al asiento en cuanto seleccionamos el modo Dynamic, siendo poco progresivo pero muy eficaz a la hora de responder las órdenes del acelerador. Se nota que la premisa principal es la deportividad, por encima de la eficiencia o incluso suavidad, algo que se agradece puesto que mantiene una seña de identidad de la firma italiana, incluso en una berlina diesel.

Nuestra unidad disponía de la caja de cambios ZF de 8 velocidades con levas metálicas, la cual tiene un funcionamiento correcto, siendo rápida y confortable en los cambios de marcha. Aunque teniendo en cuenta la respuesta del motor, para los que quieran sacar el lado más bravo a este Giulia es más recomendable la caja manual.

Comportamiento

Digno de llamarse Alfa Romeo, puesto que este Giulia no sólo llama la atención por su inconfundible diseño italiano, sino que al volante se nota su origen y ADN de la firma di Milano. La puesta a punto del chasis es perfecta para disfrutar de un acerado nivel medio entre el confort y la eficacia en carreteras complicadas.

A lo anterior se suma la tracción trasera, con autoblocante (opcional) haciendonos disfrutar de cada curva o de cada puerto de montaña olvidándonos que estamos al volante de una berlina diesel de sólo 180 CV. El sistema de frenos cumple con su función de forma sobresaliente y la dirección es extremadamente directa -siendo un complemento ideal para divertirnos con precisión-, dispone además de asistencia variable según la velocidad.

Su poco peso, 1449 kg, se nota al rodar, siendo un coche muy ágil. En cuanto a nivel de confort, el Giulia es cómodo para viajar o hacer rutas de muchos kilómetros, eso sí, tiene un punto a mejorar que es la insonorización interior, donde se cuela bastante ruido de la rodadura.

Consumo

En el apartado de consumo, este Giulia es bastante ahorrador. En nuestro recorrido habitual entre Madrid > Vigo > Madrid el consumo medio ha sido de 5,4 litros a los 100 km. Cifra muy similar a la que obtenemos en nuestro recorrido por carretera, siendo fácil conseguir medias de 5,5 litros a los 100 km. Finalmente en ciudad la cifra sube hasta los 6,5 litros a los 100 km en la prueba habitual por las calles de Vigo.

Equipamiento

El equipamiento del Alfa Romeo Giulia se estructura en tres acabados: Giulia, Guilia Super y Guilia Veloce. Desde el acabado base dispone de múltiples airbags, control de estabilidad, llantas de aleación de 16 pulgadas, faros antiniebla delanteros, aviso de cambio involuntario de carril, freno automático en caso de colisión, entre otros elementos. Destacar además que en materia de seguridad el Giulia ha conseguido las cinco estrellas EuroNCAP, destacando especialmente la puntuación en protección de adultos del 98% (siendo uno de los mejores de su categoría).

El acabado Giulia Super (de nuestra unidad) añade algunos elementos como los faros de xenón, llantas de aleación de 17 pulgadas, tapiceria de cuero y tela, cromados exteriores, entre otros elementos. Y finalmente el Giulia Veloce se centra en ofrecer un equipamiento más completo y deportivo para las versiones más radicales de la gama.

El resto del equipamiento se divide en packs de opcionales, que incluyen desde el sistema de sonido premium con 14 altavoces y 900W, hasta unos faros de xenon más potentes con asistencia en curva. Destacar de nuestra unidad la calidad del sistema de sonido, firmado por Harman/Kardon (1.250 euros) o el enorme elenco de sistemas de seguridad: aviso del ángulo muerto del retrovisor, freno automático en caso de colisión, aviso de cambio involuntario de carril, aviso de tráfico trasero, cámara de visión trasera, entre otros elementos (todos ellos incluidos en un pack de asistencia con un coste de 1.300 euros). También es opcional el acabado en cuero de los asientos, con inserciones de madera y la calefacción en los asientos, un extra que supone 3.325 euros de incremento en el precio final.

Opinión y precio del Alfa Romeo Giulia

La espera por el sucesor del Alfa Romeo 159 ha sido larga, pero ha merecido la pena puesto que el nuevo Alfa Romeo Giulia es la esencia pura de la deportividad italiana, precisamente las sensaciones al volante son su mejor característica, dando igual que conduzcamos un diesel de 180 CV, porque la respuesta siempre es acorde a lo que se espera de un Alfa Romeo.

También nos ha sorprendido el nivel de confort, no sólo es dinámico y divertido, sino que también es cómodo a la hora de hacer kilometros, con un consumo bastante contenido. Eso sí, las plazas traseras deberían de mejorar tanto el acceso como el espacio que ofrecen a los ocupantes.

El Giulia puede llegar a equipar todo tipo de sistemas de seguridad o entretenimiento, lástima que muchos de ellos sean opcionales, al igual que el acabado premium interior (que incluye asientos de cuero, inserciones de madera y volante deportivo) porque todo ello abultan la factura final y el Giulia no tiene un precio de partida muy competitivo, más aun cuando las marcas premium intentan sacar packs de equipamiento básicos pero con todo lo necesario para sus modelos de acceso a la gama. Eso sí, es de agradecer que parte del equipamiento de seguridad sea de serie, salvo algunos elementos, lo que sin duda ha repercutido en la elevada puntuación que tiene en las pruebas de choque EuroNCAP.

¿A quién recomiendo el Alfa Romeo Giulia? A los amantes de las berlinas con carácter y que busquen un plus de diversión al volante, puesto que el Giulia es un coche que te hace disfrutar de la carretera, al mismo tiempo que tiene una línea muy personal típicamente italiana.

El Alfa Romeo Giulia arranca en los 33.531 euros del diesel de 136 CV, mientras que el gasolina de 200 CV sube hasta los 38.915 euros. En el caso de nuestra unidad, Giulia Super, el precio de partida es de 37.736 euros para el motor 150 CV diesel, mientras que el 180 CV diesel asciende a 39.536 euros. Si sumamos los extras de nuestra unidad el precio final ronda los 48.940 euros.

Puedes ver la ficha técnica completa de esta unidad Alfa Romeo Giulia 2.2 Diesel 180 Super Aut en nuestra sección de Fichas Técnicas.

Fotos | Equipo de pruebas

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.