Prueba Audi S3: ¿el compacto deportivo más equilibrado?

Prueba Audi S3: ¿el compacto deportivo más equilibrado?

Escrito por: Redacción    8 enero 2018     7 minutos

Probamos el Audi S3 Sportback de cinco puertas con motor 2.0 TFSI de 310 CV de potencia. Te contamos cuáles son sus puntos fuertes y lo único que le falla.

El Audi S3 es uno de los compactos deportivos más rápidos del mercado, uno de esos vehículos en los que el velocímetro sube a un ritmo vertiginoso casi sin que te des cuenta. Con un motor 2.0 TFSI de 310 CV de potencia, un chasis realmente versátil, una habitabilidad más que aceptable y una capacidad para devorar curvas inalcanzable para la mayoría de coches, este Audi S3 se sitúa como uno de los compactos deportivos más equilibrados del mercado. Tras probarlo durante varios días, te contamos cuáles son sus claves y qué es lo único que le falta para convertirse en el superventas de su categoría.

Motor 2.0 TFSI de 310 CV: el motor más contrastado del grupo VAG en su máxima expresión

Audi S3 Sportback

El Audi S3 monta la versión más prestacional del propulsor más contrastado del grupo Volkswagen, un 2.0 TFSI de cuatro cilindros que en este coche desarrolla 310 CV de potencia. Nos tenemos que remontar a 1993 para recordar la primera aplicación de este motor en un coche. Desde entonces, el bloque ha sido integrado en infinidad de modelos del grupo alemán: pequeños (Audi A1, Seat Leon), grandes (Skoda Kodiaq), SUV (VW Tiguan, Audi Q5), berlinas (Audi A4, Seat Toledo, Skoda Octavia). No importa el tipo de carrocería o el segmento del que hablemos, el motor 2.0 TFSI vale para todo tipo de coches, lo que garantiza una base técnica muy solida que ha sufrido innumerables evoluciones a lo largo de los años para desembocar en uno uno de los motores más fiables y elásticos del mercado: el motor puede ofrecer desde 168 CV de potencia hasta 310 CV, según su puesta a punto.

Audi S3 Sportback

Es imposible no apreciar lo que esconde el Audi S3 bajo el capó. Cuando pisas el acelerador, no solo percibes un refinamiento y una suavidad de uso espectaculares (parecía imposible que mejorará en este aspecto frente a versiones anteriores, pero lo sigue haciendo, ¡y de que manera!), también desatas unas prestaciones que poco tienen que ver con el aspecto discreto de su carrocería.

El Audi S3 tiene empuje en todo el rango de revoluciones, prácticamente desde 1.200 rpm, hasta las 7.000 rpm donde se sitúa el corte. La potencia máxima la ofrece entre 5.500 rpm y 6.500 rpm, pero la sensación es que el coche tiene una “patada” brutal a cualquier régimen.

Audi S3 Sportback

Es impresionante lo rápido que alcanzas velocidad en este Audi S3 (acelera de 0 a 100 km/h en tan solo 4,5 segundos), pero no hace falta ir demasiado deprisa para emitir los atractivos “petardeos” de su sistema de escape; basta con soltar el acelerador a un régimen medio/bajo de vueltas para escuchar uno de los sonidos más gratificantes que se pueden escuchar en un motor de cuatro cilindros. De hecho, a veces cuesta hasta creer que vas montado en un coche con cuatro cilindros y 2.0 litros, y no en algo más bestia.

Excelente relación entre prestaciones y consumo

Audi S3 Sportback

Otro de los grandes avances que ha experimentado el motor 2.0 TFSI del grupo VAG, y que se ve reflejado en este Audi S3, es su excelente relación entre prestaciones y consumo. Hablamos de un motor de 310 CV de potencia, cuyo consumo oficial se sitúa en 6,4 litros a los cien. Lógicamente, ese es un consumo inalcanzable para una bestia como el S3, pero si practicamos una conducción eficiente el coche puede lograr un consumo real de 9 litros sin esforzarse excesivamente. Ahora bien, si exprimimos al máximo el motor, el consumo aumenta fácilmente hasta los 15 litros. La diversión tiene un precio, pero hay coches menos prestacionales que consumen más que este Audi S3, y sus principales rivales ofrecen un consumo superior (con unas prestaciones casi idénticas salvo en el caso del Focus RS):

  • Volkswagen Golf R: 7.0 litros/100 km
  • Honda Civic Type R: 7.7 litros/100 km
  • Ford Focus RS: 7,7 litros/100 km

Audi S3 Sportback

Caja de cambios DSG de siete velocidades: difícil de mejorar

Si antes hablábamos de lo mucho que ha mejorado el motor 2.0 TFSI de Volkswagen, ahora tenemos que decir tres cuartos de lo mismo de la caja de cambios que monta este Audi S3. La transmisión automática DSG de doble embrague lleva muchos años en el grupo VAG y se nota… Es difícil mejorar el funcionamiento de esta caja de cambios, pero año tras año Volkswagen lo consigue. Su suavidad, rapidez en los cambios o el manejo de las levas en el volante contribuyen a desplegar todo el potencial del motor, manteniendo eso sí la suavidad que se le presupone a un compacto deportivo de enfoque premium.

Audi S3 Sportback

Una pequeña curiosidad que me tiene enamorado de esta caja de cambios es la suavidad con la que realiza la transición “marcha atrás y adelante” (primera) en movimiento. En otras cajas de cambio, tienes que detener el coche por completo antes de pasar de marcha atrás a primera (o al revés), de lo contrario el coche te pegará un pequeño traqueteo que resulta incómodo y puede dañar la caja de cambios. Con la caja de cambios DSG, este problema desaparece. Puedes realizar esta transición de forma fluida y sin interrupciones.

¿El chasis más versátil de su categoría?

El Audi S3 es un auténtico devorador de curvas, un coche que impresiona por la gran seguridad que transmite a ritmos realmente elevados, pero también es un coche dócil y confortable cuando circulamos a un ritmo sosegado. ¿Es este el chasis más versátil de la categoría? Probablemente sí… si lo comparamos con un Honda Civic Type R, un Ford Focus RS o un Seat Leon Cupra, nos encontramos con un chasis menos radical que el de los anteriores (pero igualmente capaz a ritmos vertiginosos) pero con un confort de marcha muy superior al de estos.

Audi S3 Sportback

El Audi S3 sirve tanto para disfrutar en un puerto de montaña como para viajar cómodamente con tu familia. Esta dualidad tan pronunciada no es muy común entre los compactos deportivos, y el Audi S3 es la gran referencia de la categoría.

Gran habitabilidad y confort en la cabina

Audi S3 Sportback

A pesar de ofrecer una carrocería más compacta que las de sus principales rivales, el Audi S3 ofrece una habitabilidad muy interesante para el día a día. Tanto el volumen del maletero como el espacio de las plazas traseras convierten al S3 en un compacto muy útil para transportar gente o equipaje.

Audi S3 Sportback

La mayoría de sus rivales tienen un enfoque más deportivo en su cabina interior. El Audi S3 transmite deportividad en el interior con elementos como el volante deportivo, los asientos de cuero deportivos (muy cómodos y de gran calidad), ciertos detalles terminados en rojo (como las tomas del aire acondicionado) o los paneles personalizados en el cuadro de instrumentos. Pero el confort del Audi A3 estándar se mantiene intacto en esta versión deportiva. Algo que no ocurre de la misma manera en las versiones más deportivas de sus rivales: Honda Civic Type R o Ford Focus RS por ejemplo.

Audi S3 Sportback

Su mayor “pero”: el precio

El Audi S3 es un compacto deportivo muy equilibrado como habéis podido comprobar, pero hay algo que falla, el precio. El coche cuesta 51.860 euros, un precio elevado si consideramos que por casi 7.000 euros menos (45.070 euros) tenemos el Volkswagen Golf R con el mismo motor 2.0 TFSI. Si quisiéramos optar por sus rivales más radicales, la rebaja en el precio sería aún superior:

Audi S3 Sportback

  • Honda Civic Type R: 40.200 euros
  • Ford Focus RS: 41.910 euros
  • Hyundai i30 N Performance: 35.950 euros
  • Seat León Cupra: 46.375 euros

Audi S3 Sportback

Audi S3 Sportback

Comentarios cerrados

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.