Prueba del Audi A1 Sportback 25 TFSI: ¿Merece la pena comprar el Audi más barato?

Prueba del Audi A1 Sportback 25 TFSI: ¿Merece la pena comprar el Audi más barato?

Escrito por: Redacción    1 junio 2020     11 minutos

Prueba del Audi A1 Sportback 25 TFSI, el más barato de la marca, lo que nos ha llevado a preguntarnos si merece la pena comprar el modelo de acceso a la gama

El Audi A1 fue la propuesta que la marca de los aros presentó en 2010 para competir en el segmento de los vehículos utilitarios. Después de 10 años en el mercado, ha logrado convertirse en una de las referencias del segmento gracias a su carácter premium que le permitió rivalizar directamente con modelos como el Mini Cooper.

Fue a mediados de 2018 cuando conocimos su segunda generación, basada en la plataforma modular MQB A0 del Grupo Volkswagen y rebautizada como Audi A1 Sportback. Esta estructura es una de las más polifacéticas del grupo, y es que ha mostrado sus virtudes en otros modelos que hemos probado como el Seat Arona o el Volkswagen T-Cross.

Además, es la misma arquitectura en la que está basados sus hermanos: el Seat Ibiza y el Volkswagen Polo. A su vez, son sus enemigos principales, y es que aparte de compartir plataforma, hacen lo propio con la mayoría de mecánicas.

Sin embargo, el Audi A1 Sportback cuenta con una desventaja respecto a estos, y es que contar con la insignia de los aros en la calandra implica un precio superior a los dos modelos mencionados. Por lo tanto, la pregunta que hoy nos vamos a hacer es clara: ¿Merece la pena comprar el Audi más barato de la gama? Vamos a desvelar esta interesante incógnita.

Prueba Audi A1 25 Tfsi (8)

Un diseño que le diferencia de los demás

Una de las grandes bazas con las que juega el Audi A1 Sportback es su estética, y es que pocos modelos de la categoría tienen el poder visual del que puede presumir el pequeño de Ingolstadt. En la parte frontal, tenemos la gran calandra que lleva reinando en todos los modelos de la marca desde hace años, aunque en este caso viene coronada por tres inserciones en su parte superior que hacen un guiño a los modelos más deportivos de la marca.

Otro de los elementos que hace que gane enteros si vemos el coche desde la parte frontal son los faros Led, y es que su dibujo lumínico en forma de flecha hace más agresivo al conjunto. Estos cuestan 1.150 euros y son uno de los elementos por los que nos merecerá la pena pagar, y es que proporcionan una iluminación con gran nitidez.

Si seguimos el repaso visual y nos vamos al perfil. Vemos unas formas bastante rectas y musculosas en las que destaca una nervadura que nace en la aleta delantera y acompaña a las puertas hasta los faros traseros. La zaga es otro de los puntos donde el Audi A1 Sportback ha ganado presencia respecto al anterior abandonando las formas más dulces y redondeadas por otras con un mayor número de vértices que le terminan de redondear esta estética tan agresiva.

El acabado S-Line enfatiza su deportividad

La unidad que hemos probado entra por los ojos, y es que el acabado S-Line con el que iba configurado le sienta como un guante gracias a los paragolpes deportivos en la parte delantera y trasera, las taloneras o la pintura bicolor. Por supuesto, esto tiene un precio, y es que nos costará 2.235 euros contar con estos elementos.

No sólo esto, sino que también contaba con unas preciosas llantas Audi Sport de 18 pulgadas en tono bicolor que añadían otros 1.410 euros a la factura. Tras estas, teníamos la guinda del pastel con las pinzas de freno en color rojo por las que diferenciamos al paquete Dynamic que añade, además de esto, una suspensión de tarado más deportivo (+295 €).

El espacio interior le coloca a la altura de la competencia

Al abrir la puerta del Audi A1 Sportback, la sensación es de estar ante un modelo que se pone a la cabeza del segmento en diseño, y es que cuenta con una gran personalidad. El puesto de conducción está muy bien resuelto, con una capilla envolvente que da una sensación de estar completamente integrado en él.

Prueba Audi A1 25 Tfsi (9)

La consola central está orientado al conductor, por lo que la pantalla central del sistema de infoentretenimiento está en muy buena posición y ofrece una gran ergonomía. Llaman la atención sus aireadores, y es que tenemos dos para el conductor y otros dos para el copiloto, dejando una consola central limpia y con una disposición que agradeceremos a la hora de activar el climatizador.

La presentación general es muy buena, aunque si ahondamos en la calidad de materiales utilizados, no es especialmente destacable si lo comparamos con un Volkswagen Polo por ejemplo. De esta manera, encontraremos plásticos duros recubriendo todo el salpicadero excepto la parte superior así como los paneles de las puertas.

La diferenciación depende mucho del equipamiento opcional

Sin embargo, nuestra unidad destaca para bien gracias a la cantidad de equipamiento opcional que añade. Tanto el volante deportivo en cuero Nappa (+225 €) como los asientos deportivos (+1.350 €) tapizados en símil de cuero y alcántara hay que pagarlos.

Sin duda, estos son los elementos que más lo diferencian respecto a otros rivales, por lo que al formar parte de la lista de equipamiento opcional –y no ser nada baratos-, no tiene sentido contar con ellos si estamos buscando ahorrar costes haciéndonos con el Audi más económico.

En cuanto al espacio disponible, el Audi A1 Sportback cuenta con unas dimensiones de 4,02 metros de longitud, 1,40 metros de altura y 1,74 metros de anchura. Su batalla es de 2,56 metros, por lo que ofrece espacio para las piernas suficiente como para que dos adultos viajen suficientemente cómodos. Como es habitual en el segmento, el asiento central es demasiado estrecho, por lo que llevar a tres personas en la fila trasera debe dejarse para situaciones excepcionales. Por último, su altura al techo es suficiente, aunque su silueta ligeramente descendente le penaliza algo más que a otros rivales de la categoría.

El último elemento que analizar en este aspecto es el maletero, y es que en el Audi A1 Sportback ofrece una capacidad de 336 litros. Esta cifra le coloca por delante de modelos como el Opel Corsa (309 litros), aunque se queda por detrás de otros rivales como el Seat Ibiza (355 litros) o el Renault Clio que probamos (366 litros). A pesar de ello, cuenta con unas formas muy aprovechables y un maletero con doble fondo, una característica que puede sernos de utilidad a la hora de colocar objetos más delicados.

¿Es suficiente la mecánica más básica?

El Audi A1 que hemos probado lleva el motor 25 TFSI que, con la peculiar nomenclatura que estrenó la marca hace ya unos años, corresponde a la mecánica más básica de la gama. Esto quiere decir que bajo su capó tenemos un motor de gasolina tricilíndrico de 1.0 litros con turbo que desarrolla en este caso 95 CV.

¿Es suficiente esta potencia para mover al Audi A1 Sportback? La respuesta es afirmativa si lo que estamos buscando es un coche para movernos por ciudad y hacer viajes de forma puntual. Este motor puede ir únicamente asociado a una transmisión manual de cinco relaciones que podría tener un tacto mejorable, y es que el guiado es un tanto impreciso y deja la tercera y la quinta marcha demasiado cerca. Las prestaciones no son brillantes pero sí suficientes: hace el 0 a 100 km/h en 10,8 segundos y alcanza una velocidad máxima de 191 km/h.

Prueba Audi A1 25 Tfsi (20)

Echaremos de menos algún caballo más

Sin embargo, si acostumbramos a hacer trayectos de larga distancia o con el coche muy cargado, echaremos en falta algún caballo más. También nos faltará algo más de poder bajo el pie derecho a la hora de hacer un adelantamiento o de encontrarnos con una pendiente pronunciada en la autopista, y es que en ese caso nos veremos obligados a jugar con la caja de cambios.

La siguiente opción mecánica es el 30 TFSI, una mecánica que recurre al mismo bloque que nuestro protagonista pero que aumenta su potencia a los 116 CV. Esos 21 CV extra son los justos como para darle una mayor alegría a un conjunto que pide más potencia a gritos, por lo que pagar los 1.200 euros de más que hay de diferencia es una decisión acertada.

Si queremos unos bajos consumos y nos echa para atrás una mayor cifra de potencia, te decimos que este no será un factor determinante para optar entre uno u otro motor, y es que declaran unos consumos prácticamente idénticos. Además, el más potente va asociado a una transmisión manual de seis relaciones y, como opción, puede elegirse a la transmisión automática DSG de siete, por lo que irá mucho más desahogado en todos los sentidos.

Un comportamiento brillante

Sin duda, la razón principal que nos hace pensar en que la mecánica 25 TFSI se queda algo corta es su excelente comportamiento. Sin duda, la plataforma MQB A0 sobre la que está basado es la gran culpable, y es que ofrece un comportamiento realmente ágil.

La dirección también tiene un buen tacto, por lo que a pesar de no ser deportiva, sí que es rápida de reacciones y no nos obligará a forzar movimientos. Como hemos dicho antes, nuestra unidad iba equipada con el Pack Dynamic que añade una suspensión de tarado más firme.

Prueba Audi A1 25 Tfsi (6)

Esta es una de las opciones que merece la pena añadir, y es que casa a la perfección con el bastidor y consigue una estabilidad espectacular. Este elemento se une a la agilidad general del coche y hace que tenga un paso por curva muy bueno.

Por lo tanto, el Audi A1 Sportback cuenta con un chasis perfectamente preparado para mecánicas del doble de potencia que el motor 25 TFSI. De hecho, la versión más potente de la gama, el 40 TFSI, monta un motor de cuatro cilindros y 2.0 litros con 200 CV. Por lo tanto, el utilitario alemán cuenta con un gran comportamiento que puede quedar algo ensombrecido por esta mecánica básica si le buscamos las cosquillas.

Si quieres un equipamiento completo, tendrás que pagar:

El equipamiento de serie incluido en el Audi A1 Sportback más barato de la gama no es nada del otro mundo. Tendremos elementos como las llantas de aleación de 15 pulgadas, sensores de luz y lluvia, volante multifunción de cuero, aire acondicionado, retrovisores con ajuste eléctrico, cuadro de instrumentos digital, sistema multimedia con Bluetooth o limitador de velocidad.

No obstante, ya os hemos dicho que nuestra unidad contaba con el nivel de equipamiento S-Line. Este ya añade el techo en contraste, llantas de aleación de 17 pulgadas, kit de carrocería específico, molduras interiores en aluminio, freno de mano eléctrico, sistema de infoentretenimiento MMI o asistente por voz.

Sin embargo, es cierto que nuestra unidad iba equipada con elementos opcionales hasta los topes, y es que contaba con más de 9.000 euros en accesorios. A pesar de que tanto maquillaje le daba una estética muy espectacular, no tiene sentido gastarse lo que cuenta un Dacia Sandero si estamos buscando un Audi barato.

Prueba Audi A1 25 Tfsi (7)

¿Cuánto cuesta el Audi A1 Sportback 25 TFSI?

Si queremos tener un Audi en el garaje, la opción más asequible será el Audi A1 Sportback 25 TFSI, cuyo precio de partida es de 21.715 euros. Es mucho más barato que un Audi e-tron como el que pudimos probar recientemente, pero sigue siendo un precio excesivo. Vamos a compararlo con algunos rivales:

Si elegimos un Volkswagen Polo con el mismo motor y un equipamiento similar, nos costará 3.000 euros menos y si hacemos lo propio con un Seat Ibiza, la brecha supera los 6.000 euros.

No hablemos de si lo comparamos con un Renault Clio TCe de 100 CV con el acabado Intens, un coche que, si bien ofrece un equipamiento de serie inferior, cuenta con una potencia muy similar y se queda 8.000 euros por debajo de lo que cuesta el Audi más barato.

La diferencia de precio respecto a sus rivales es muy grande y, después de probarlo, es cierto que tiene detalles que le aventajan respecto a la competencia, pero no tanto como para pedir semejante cantidad de dinero. No hablemos de si elegimos una unidad tan equipada como la de nuestra prueba, y es que superaba con creces los 30.000 euros.

Por lo tanto, si quieres un coche urbano y te interesa poderosamente la imagen de marca y el “estatus” que se supone que te da tener un coche premium, puede que te interese. Si no piensas así, hay alternativas muy cualificadas en el segmento a precios más bajos, por lo que se convertirán en compras más inteligentes.


Comentarios cerrados

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.