8 marzo 2011 Berlinas, Deportivos, Eventos, Fotos, Pruebas

honda_accord_types

Hoy finalizaremos con el recorrido de nuestra prueba por tierras francesas del Honda Accord Type S de 180 CV, en la primera parte os hablamos de los primeros 300 km al volante del Accord Type S desde Ginebra hasta el centro de Francia, y hoy finalizaremos con el trayecto hasta Perpiñan, completando de esa manera los 700 km que hemos recorrido para probar el Accord Type S por las carreteras francesas.

Después de repasar el recorrido nos centraremos en la prueba del Honda hablando, tal y como es costumbre, del motor y sus prestaciones, diseño, espacio interior y finalizaremos con nuestra valoración general, precio y equipamiento de este Accord Type S de 180 CV. Pero antes de eso retomamos el camino en el centro de Francia, en Le Puy-en-Velay donde nos habíamos quedado descansando un rato.

Le Puy-en-Velay > Perpiñan

ruta_francia

Desde este pueblo aun nos quedaban cerca de 440 km hasta llegar a Perpiñan, lo más divertido del recorrido es que no sería por autopista (algo que nos llevaría poco menos de cuatro horas) sino por carretera nacional. Sin duda es más divertida y podemos probar mejor el coche por este tipo de carreteras frente a la autopista, pero lo que desconocía es que el navegador se iba a sumar a la aventura.

El Honda Accord Type S cuenta con un completo equipo de sonido con cargador, unos potentes altavoces a la altura de cualquier equipo premium pero no contaba con navegador integrado, por lo que dispusimos de un TomTom con cartografía europea, actualizado y bastante nuevo para llevarnos con nosotros. Muchas veces no nos podemos fiar sólo del navegador porque a veces calcula rutas rápidas por carretera que después no se pueden realizar y fue el caso que nos pasó poco después de dejar Le Puy-en-Velay.

accord

Seguimos por carreteras sinuosas hasta que nos desviamos hacía unas carreteras algo más estrechas y con pinta más bien de comarcal que de nacional, según el navegador la velocidad máxima en estas carreteras era de 90 km/h, pero era muy complicado superar los 60 km/h con seguridad. Eso sí, este pequeño paseo a través de la montaña (y no bordeando por la nacional como debería de haber sido) nos sirvió para ver como se comporta el Accord en carreteras en mal estado o con nieve.

Tanto es así, que poco a poco me iba distanciando de la nacional mientras circulaba por una carretera que daba a un pequeño pueblo en el alto, el asfalto era bastante irregular, algo que no fue problema para las suspensiones del Accord. Donde si que eche de menos un coche más pequeño fueron en algunas callejas, por las que el navegador me mandaba girar como si llevara un Smart, dentro de un pequeño pueblo de montaña que me tope de camino.

accord_type_s

Me sitúe algo mejor en la ruta, y me encontré con una escena típica del invierno, una carretera nevada y todo el entorno lleno de nieve, el color blanco de nuestro Accord hacía juego con la nieve que dibujaba cada una de las ramas de los árboles. Pese a que la carretera no estaba muy transitable, el aplomo del coche me sorprendió, con un control de estabilidad poco intrusivo que sólo actuaba en aquellas situaciones donde la carretera hacía que el Accord no respondiera firmemente a las órdenes del volante.

Después de este paseo por la Francia rural y de montaña, empecé a bajar hasta incorporarme de nuevo a una carretera digna de llamarse nacional y seguí dirección Perpiñan. Para descansar un rato paramos en Marvejols, un pueblecito con un pequeño casco histórico al que nos daba entrada la Porte du Soubeyran.

accord_type_S

A nuestra llegada a Marvejols ya empezaba a anochecer, y seguimos camino hasta Perpiñan pasando por la ciudad de Millau, pero no quería regresar al hotel de Perpiñan sin antes pasar por Sète, una bonita localidad costera francesa (a puertas del Mediterráneo) que cuenta con varios canales dentro de la ciudad.

Ya de noche profunda llegué a Sète, la ciudad estaba muy tranquila puesto que eran cerca de las 9 de la noche y al no ser verano poca gente había entre sus calles, pero esa tranquilidad tenía bastante encanto con las luces reflejadas en sus canales. Una hora más tarde llegaba a Perpiñan donde acababa la ruta de hoy por territorio francés.

Al día siguiente en apenas una hora ya estaba de nuevo en territorio catalán, las primeras masías me daban la bienvenida a Cataluña. Este tramo hasta Barcelona lo realicé todo por autopista, sin duda el hábitat ideal del Accord, por la comodidad y prestaciones. En los próximos días haremos la prueba al completo del Honda Accord, hablando ya de detalles más concretos en materia de comportamiento y prestaciones, así como diseño, equipamiento, precios y nuestra valoración general.

sete_accord

Fotos | Equipo de pruebas de Highmotor
Agradecimientos a Honda España por la cesión del vehículo y la colaboración en esta prueba.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 8 marzo 2011
  2. Honda Accord 2.2 i-DTEC 180 CV Type S, prueba (Parte I) 11 marzo 2011
  3. Prueba en ruta a Italia: al volante de un Chevrolet Orlando 15 julio 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *