A prueba Skoda Karoq 2.0 TDI 4×4: el equilibrio por bandera

A prueba Skoda Karoq 2.0 TDI 4×4: el equilibrio por bandera

Escrito por: Javier López    3 abril 2019     Sin comentarios     11 minutos

Nos ponemos al volante del Skoda Karoq 2.0 TDI 4x4 con acabado Style y motor de 150 CV, un conjunto que convierten al SUV checo en una interesante opción.

El segmento SUV se encuentra en pleno auge, algo que se ve reflejado en todas y cada una de las marcas con sus gamas de modelos. Sin embargo, en Highmotor hemos querido conocer de primera mano el motivo de este rotundo éxito, y para ellos nos hemos puesto al volante de uno de los SUV del momento, el Skoda Karoq. Este SUV de tamaño medio se presenta como el segundo miembro de la firma checa en representar a este segmento, y después de haber convivido con él durante una semana, hemos sido capaces de entender mejor el furor que están causando en el mercado actual.

Skoda quiso adentrarse aún más en el mundo de los SUV con el Karoq, un modelo que nos ofrece un conjunto muy atractivo y que puede encajar a la perfección en numerosos hogares. Su diseño sobrio pero atractivo, su generosa amplia gama de motores y la presencia de la última tecnología en su habitáculo son tres de los principales rasgos del encanto que es capaz de producir el SUV checo y ante el cual hemos sucumbido.

Rueba Skoda Karoq 20 Tdi 4x4 26

Un diseño elegante y sin alardes

La firma checa siempre ha sabido cómo ofrecer un vehículo realmente equilibrado al recurrir a un diseño que ha permitido al Karoq introducirse de lleno en el mercado actual recurriendo a un lenguaje de diseño fresco pero sin abusar de grandes alardes o exuberantes líneas. Esto es posible gracias tanto a una zaga como a un frontal que rezuman sobriedad y elegancia, dos componentes que provocan que el SUV de Skoda cuaje a la perfección en un mundo automovilístico repleto de líneas desmesuradas.

En una primera instancia nos encontramos con un imponente frontal, un calificativo que se le atribuye debido a su altura y anchura. Este se encuentra gobernado por el símbolo de la marca y por una parrilla en color negro que busca contrastar con la tonalidad Marrón Magnético metalizado que presentaba nuestra unidad de pruebas. Una prominente defensa también se posa sobre el SUV checo para seguir realzando ese carácter aventurero que presenta el Karoq.

Rueba Skoda Karoq 20 Tdi 4x4 28

El lateral se encuentra ensalzado por unas atractivas llantas de 18 pulgadas, unas barras cromadas en el techo y una silueta sutil y fina. Por último pero no por ello menos importante, debemos destacar la zaga, zona que está igual de depurada y limpia que el resto del conjunto. Dichas características se trasmiten a través de dos pilotos posteriores de formas secas y cortantes y una defensa que no muestra la salida de escape pero al menos no busca simularla.

Un habitáculo con soluciones Simply Clever

El interior del Skoda Karoq es a mis ojos como un lugar acogedor que te invita a invertir en él un considerable número de horas. Los ingenieros checos han apostado por un diseño conservador y que no pretende destacar por formas rompedoras o elementos descabellados; pero es esa simpleza la que nos permite disfrutar de un habitáculo práctico, con buenos materiales y la última tecnología.

Rueba Skoda Karoq 20 Tdi 4x4 04

Un volante de tres radios achatado por la parte baja -forma que dificulta realizar algunas maniobras- se encarga de darnos la bienvenida. Lo segundo que cautivará nuestra atención será el cuadro de mandos con una instrumentación analógica. Entre las dos esferas se encuentra una pantalla digital que se encargará de ofrecernos toda información relacionada con el vehículo, pero en mi opinión considero que es un acierto apostar por el Virtual Cockpit, un extra que nos supondrá un desembolso de 430 euros y que os recomiendo encarecidamente realizar.

El salpicadero se encuentra gobernado por una pantalla táctil de 8 pulgadas con mandos físicos en los laterales para gestionar diferentes funciones. Esta presenta un comportamiento ágil, fluido e intuitivo y para aquellos clientes que requieran de un sistema de infoentretimiento más exuberante, podrán optar por la pantalla de 9,2 pulgadas Columbus que, pese a sus mayores dimensiones, prescinde de ciertos botones físicos, algo que veo como una desventaja a la hora de interactuar con ella.

Rueba Skoda Karoq 20 Tdi 4x4 06

Sin embargo y como punto positivo, el Skoda Karoq presenta en general unos buenos acabados y, pese a la presencia de algunos plásticos, se intuye que resistirán bien el paso del tiempo. Pero sin duda alguna debemos destacar algunas soluciones fieles a la filosofía Simply Clever de la firma checa, tales como un gancho en el cristal para tickets del parking o cualquier tipo de documentación, una papelera en la guantera del copiloto, ganchos en el maletero o los inteligentes y útiles asientos Varioflex.

Estos últimos nos permitirán jugar como deseemos con la segunda fila de asientos, la cual se podrá desplazar longitudinalmente. Al mismo tiempo, podremos desengancharlos del anclaje en sencillos pasos, permitiéndonos gozar de un mayor espacio de carga e incluso eliminar la plaza central, mover los asientos laterales y así obtener más confort para los ocupantes de las plazas posteriores.

Rueba Skoda Karoq 20 Tdi 4x4 18

Por último pero no por ello importante debo destacar el maletero del SUV de Skoda, el cual nos ofrece una capacidad de almacenamiento de 521 litros. Su boca de carga prácticamente plana y su fondo reversible -cuenta con una cara de plástico y otra de tela- lo convierten en un espacio muy aprovechable sobre todo para aquellos clientes que tengan entre sus necesidades cargar multitud de objetos con frecuencia.

Al volante del Skoda Karoq: suave y cumplidor

Pero ahora debo enfrascarme en desarrollaros uno de los aspectos más importantes no solo del Skoda Karoq, sino también de cualquier vehículo: su comportamiento. La unidad que pude probar se encontraba equipada con el propulsor 2.0 TDI de cuatro cilindros capaz de generar 150 CV de potencia y 340 Nm de par, cifras que son gestionadas a partir de una caja de cambios manual de seis relaciones y, en este caso, por la tracción total de la que os hablaré más adelante.

Rueba Skoda Karoq 20 Tdi 4x4 43

En una primera instancia, el Skoda Karoq se presenta como un vehículo concebido para recorrer kilómetros sin miramientos por la autopista, su principal terreno. Pero durante los siete días que duró la prueba también pude descubrir un lado del checo mucho más urbanita, y el cual me demostró que pese a sus dimensiones y constitución de SUV puede convertirse en fuerte aliado para afrontar la ciudad.

Sin embargo, fue en nuestro habitual trayecto Madrid-Vigo donde pude conocer el verdadero carácter del Karoq. Lo primero que llamó mi atención fue su confort de marcha, el cual se consigue gracias a una suspensión blanda capaz de absorber cualquier imperfección del terreno sin que el conductor pueda percibirlas; eso sí, debemos tener en cuenta que esa comodidad lastrará en cierto modo el comportamiento dinámico del Karoq cuando le exigimos una conducción más deportiva, aunque tampoco es esa su finalidad.

Rueba Skoda Karoq 20 Tdi 4x4 38

Pese a la rumorosidad del 2.0 TDI en frío o a bajas vueltas, nos encontramos con un buen aislamiento acústico cuando nos enfrentamos a largos viajes, lo que provoca que se ensalce su confort. El propulsor se caracteriza por entregar el par desde muy abajo -disponible a partir de tan solo 1.750 rpm-, lo que provoca un contundente empuje que hace que el Karoq se mueva con soltura y diligencia. Los 150 CV los recibimos a partir de las 3.500 vueltas, ofreciéndonos un estímulo final que ayuda bastante, aunque tenemos que tener en cuenta el rango de revoluciones en el que se siente cómodo el motor, puesto que desfallece pronto.

Los 150 CV de potencia son más que suficientes para hacer que el Karoq se desplace sin padecer en el intento y nos permitirán realizar adelantamientos con cierta ligereza. Durante la prueba, el SUV de Skoda marcó un consumo medio de 6,4 litros en uso mixto, una cifra que consideramos algo alta y que se puede achacar, en parte, a las llantas de 18 pulgadas que equipaba la unidad probada.

Rueba Skoda Karoq 20 Tdi 4x4 41

En general estamos ante un coche que da prioridad al confort de marcha, que puede servirnos perfectamente para desplazarnos por la ciudad y que se presenta como un compañero idílico para realizar viajes largos ya que cuenta con una autonomía aproximada de 800 kilómetros. Su dirección es algo blanda, pero gracias a los diferentes modos de conducción podemos regular la dureza y aumentar la comunicación entre las ruedas y el conductor. Su paso por curvas muy cerradas se ve lastrado por ciertos balanceos de la carrocería pero, como hemos mencionado, no es un vehículo ideado para cumplir con dicho cometido.

¿Puede un SUV como el Skoda Karoq enfrentarse al campo? Sí, y sorprende

«SUV» y «conducción off-road» son dos conceptos que no han encajado muy bien los amantes de los todoterrenos puros y duros, pero ya que el Skoda Karoq estuvo en mi poder durante una semana quise comprobar por mi mismo si realmente este tipo de vehículos pueden salir airosos cuando el asfalto desaparece. Para ello, me desplace con el SUV checo hasta una pista de tierra, donde diferentes rotos, cruces de puentes y desniveles se presentaban como algunos de los sortilegios de la zona.

Rueba Skoda Karoq 20 Tdi 4x4 67

Antes de nada debemos tener en cuenta un aspecto del Karoq que puede resultar un inconveniente para aquellos que estén considerando hacer conducción en campo, y es que su diseño no es el más indicado para dicho cometido. Con esta premisa, podemos esperar que tanto sus bajos como defensas rocen en determinados puntos, aunque es cierto que Skoda nos permite incluir como extra ciertas protecciones para evitar desperfectos.

Gracias a la tracción total y al modo Off-Road incluido en la unidad probada, pudimos sacar a relucir el lado más campero del Skoda Karoq. Gracias a este modo, nos encontramos con una respuesta más rápida y eficaz del bloqueo del diferencial electrónico. El control de tracción también nos permite un mayor deslizamiento, y es algo que percibimos con contundencia en el SUV de Skoda, ya que este apenas perdió motricidad con el suelo durante la prueba.

Rueba Skoda Karoq 20 Tdi 4x4 60

Sin embargo, la falta de reductora y la caja de cambios manual provocarán que sea fácil notar como el embrague se resiente cuando exigimos demasiado, por lo que puede que sea mejor optar por el DSG en caso de que estemos planteándonos dedicar bastante tiempo al campo. Por otra parte, el Karoq nos obsequia con otros sistemas como el control de descenso, que facilitará la bajada de cuestas muy pronunciadas ya que el propio coche provoca su retención de forma paulatina.

En resumen, el Skoda Karoq se presenta como un SUV dispuesto a lidiar con la conducción off-road de una forma más efectiva de lo que uno puede imaginar a priori. Gracias su tracción prácticamente constante y al diferencial electrónico, podemos gozar de unas capacidades fuera del asfalto que pocos vehículos de su segmento presentan y, pese a que las condiciones climáticas no nos permitieron probarlo, pude intuir que su comportamiento sobre nieve puede ser bastante óptimo.

Conclusión

El Skoda Karoq es, sin duda alguna, una de las opciones más interesantes dentro del segmento SUV. Si buscamos un vehículo con una estética sobria pero elegante, con un habitáculo con la última tecnología y soluciones prácticas e inteligentes y un comportamiento más que digno a la hora de realizar viajes largos, el SUV de la firma checa puede ser el candidato idóneo.

Su motor 2.0 TDI cuenta con un comportamiento más que correcto y se presenta como un compañero muy óptimo para desplazar al Karoq con soltura, aunque su corto régimen de revoluciones provocará que sea estrecho el rango donde se siente cómodo. Es cierto que la ciudad no es el terreno indicado para desplazarnos con un SUV, pero su buena maniobrabilidad y su confort general nos permitirán disfrutar del Skoda Karoq dentro de la urbe.

Con un precio de partida de 19.300 euros, el SUV checo se sitúa en la zona de valor medio del segmento y, pese a que nuestra unidad superaba los 30.000 euros de configurador, podemos gozar de importantes descuentos que nos ayudarán a obtener un precio final muy competitivo, provocando así que el Karoq sea un candidato idóneo para aquellas familias que necesiten un generoso espacio y un vehículo propicio para cubrir largas distancias.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.