Prueba Toyota Auris Touring Sports Hybrid, la eco-lógica

Prueba Toyota Auris Touring Sports Hybrid, la eco-lógica

Escrito por: Daniel Valdivielso   @valdi92    15 marzo 2016     10 minutos

Esta semana en la sección de pruebas de Highmotor tenemos como invitado a uno de los vehículos más «lógicos» del momento.

Hablamos del Toyota Auris Hybrid en su carrocería familiar, denominada comercialmente Touring Sports, combinada con el acabado Feel.

Poco se puede contar del Auris que no sepamos ya. El Auris nació en el año 2007 con la difícil tarea de ser el sucesor del mítico Corolla. A día de hoy nadie discute la autoridad del Auris dentro del segmento de los vehículos compactos. Pese a no ser uno de los modelos más populares, es sin ningún género de dudas uno los más apreciados para los defensores de la ecología.

El Auris se ha convertido en un abanderado de la movilidad ecológica gracias a la incorporación, ya en la primera generación, del esquema mecánico híbrido del Prius. Actualmente el Auris ya avanza por su segunda generación, que fue lanzada al mercado en el año 2013. Hace unos meses ha sufrido un mid-life restyling que ha mejorado su aspecto y sus capacidades dinámicas, y nosotros lo hemos probado en su carrocería familiar.

Diseño exterior

El diseño del Auris es el de un vehículo que entra fácil por los ojos. No busca grandes modernidades ni aspavientos. Es un diseño sencillo, que gusta a la mayoría de los potenciales clientes de este modelo. Con el restyling el aspecto ha mejorado sensiblemente gracias a un frontal más agresivo y dinámico, que estrena grupos ópticos renovados con tecnología LED, un paragolpes más atractivo y una parrilla más similar al de otros modelos de la marca japonesa.

Auris_TS_9

En esta versión familiar la carrocería es más larga que en la versión compacta (4.59 frente a 4.33 metros) y modifica la línea de la cintura para ascender más lentamente a la altura de las puertas traseras. La superficie acristalada no cambia respecto a la versión 2013, siendo más que suficiente.

Este acabado Feel! incorpora nuevas llantas de aleación de 17″ con un diseño más atractivo gracias a la terminación bicolor. En la parte trasera encontramos unos faros con un diseño interior renovado, que ahora utiliza la tecnología LED para la luz de cruce y posición, al igual que en la parte delantera. Se han incorporado dos nuevos colores a la carrocería, denominados Dark Blue Mica (azul oscuro) y Blue Metallic (azul metalizado).

Diseño interior

En el interior, los cambios, sin ser muy llamativos, son perceptibles a poco que fijemos la atención en ciertos detalles. La renovación se ha centrado en una mejora en la calidad de realización, añadiendo además nuevos sistemas tanto de confort como de seguridad.

El diseño base sigue siendo el mismo, aunque algunos mandos han cambiado su apariencia, como los del sistema de climatización. El sistema de entretenimiento también ha cambiado, su pantalla es ahora de tipo capacitivo, y se han sustituido los botones de los lados por una superficie táctil más atractiva a la vista. El diseño de la instrumentación también ha cambiado, y ahora incorpora una gran pantalla central a color.

Auris_TS_17Instrumentación clara, pero con poca información

Algunas molduras, como las de las puertas o la del salpicadero a la altura del copiloto, han cambiado su apariencia. Pueden estar terminadas en diferentes materiales como el plástico negro lacado, tan de moda últimamente. Las tapicerías textiles tienen nuevas decoraciones. En el caso de la versión híbrida, el pomo de la palanca de cambios tiene ahora una terminación negra, en lugar de la azul anterior.

Por lo demás, nos encontramos con el interior de un Auris al uso, con su sensación de robustez «normal». Los ajustes entre piezas están bien conseguidos, nada hace ruido ni desentona, pero la calidad de la mayoría de los materiales es algo justa. Los plásticos blandos brillan por su ausencia, siendo los más abundantes los plásticos duros.

Auris_TS_7

El interior no es especialmente vistoso, pero está bien rematado y ajustado

La habitabilidad del Auris entra dentro de la media del segmento. No hay grandes diferencias entre la versión compacta y la variante familiar, limitándose a una ganancia de 2 centímetros en la altura para la cabeza en las plazas traseras, fruto de una menor caída del techo. Por lo tanto, estamos en la misma tesitura de siempre, con un interior cómodo y agradable para cuatro ocupantes, que deja de serlo tanto cuando intentamos acoger a un quinto pasajero.

El maletero sí que es uno de los más grandes del segmento, con una ganancia respecto a la versión compacta de 170 litros, alcanzando una capacidad mínima de 530 litros, ampliables a un máximo de 1658 litros. Los respaldos de los asientos traseros se pueden abatir en proporción 60/40 muy fácilmente gracias al sistema que Toyota denomina «Easy Flat», que no es más que dos tiradores situados en los laterales del maletero con los que plegar de un sólo movimiento los respaldos. La altura del borde de carga es bajo, lo que ayuda a cargar objetos pesados o voluminosos.


Deja un comentario