El CLA de Mercedes-Benz renueva su aspecto

El CLA de Mercedes-Benz renueva su aspecto

Escrito por: Daniel Valdivielso   @valdi92    16 marzo 2016     2 minutos

La actual familia A de Mercedes-Benz, con sus componentes -Clase A, Clase CLA y GLA- es, a día de hoy, una de las más exitosas a día de hoy.

Sin embargo, el tiempo pasa para todos, y tras la renovación de la Clase A hace unos meses, es el turno del CLA, que actualiza su aspecto.

El CLA es la berlina más pequeña de la marca de la estrella. Está construida paralelamente con la Clase A, siendo además la única berlina de Mercedes que monta tracción delantera. Su diseño, muy atrevido y similar al del CLS, ha cosechado un gran éxito a nivel mundial, aunque es cierto que también ha suscitado cierto rechazo debido a sus proporciones un tanto «especiales».

Ahora, con esta actualización la marca quiere corregir algunos elementos de diseño con los que mejorar la imagen global del vehículo. Otro de los puntos claves de este resytling es la mejora de la calidad interior, que ha sido una de las críticas más duras que ha recibido el CLA durante sus primeros años de vida.

Exteriormente, el nuevo CLA monta el frontal de la Clase A, con unos faros delanteros rediseñados que dejan de lado el xenón para centrarse en la tecnología LED. El paragolpes también es nuevo, con formas más deportivas, así como la oferta de llantas de aleación, con diseños más modernos. Se actualiza también la paleta de colores de la carrocería.

Mercedes-Benz CLA Shooting Brake (X117), 2016

Los cambios siguen la tendencia de los aplicados en la Clase A

En la parte trasera, los cambios siguen la línea del frontal, modificando el diseño interno de los pilotos, así como el paragolpes, que ahora tiene un acabado distinto. Además, las salidas de escape modifican su forma para quedar mejor integradas en el conjunto.

En el interior, tal y como hemos adelantado antes, los cambios se centran en mejorar la calidad de construcción del salpicadero. Algunos materiales tienen mejor tacto, mientras que los ajustes entre piezas se han reforzado. El equipo multimedia es ahora más moderno, con una pantalla más fina y más grande, la instrumentación es nueva y se han ampliado las posibilidades en cuanto a molduras, añadiendo, por ejemplo, la madera mate.

Mecánicamente no hay cambios, manteniendo las opciones diésel de 109, 136 y 177 CV, así como las variantes gasolina de 122, 156, 184 y 218 CV. La única variante que modifica su potencia es la CLA 45 AMG, que aumenta su fuerza para alcanzar unos impresionantes 385 CV, extraídos, recordemos, de un motor 2.0 de cuatro cilindros, manteniendo el honor de ser el motor de cuatro cilindros más potente del mundo.

Fuente | Mercedes-Benz


Deja un comentario