Prueba Toyota Land Cruiser 180D VXL Auto, 4×4 imparable

Prueba Toyota Land Cruiser 180D VXL Auto, 4×4 imparable

Escrito por: Diego G. Moreira    20 marzo 2020     9 minutos

Análisis en profundidad del Toyota Land Cruiser 180D, uno de los últimos 4×4 de verdad que aún siguen en el mercado.

Cada día quedan menos 4×4 en el mercado, a los que se les puede llamar todoterrenos pero con mayúsculas y que no temen salir fuera del asfalto o enfrentarse a una carretera nevada en plena montaña. El equipo de pruebas de Highmotor ha puesto a prueba en alta montaña al Toyota Land Cruiser en su versión de cinco puertas, automático y con el acabado VXL.

Diseño: musculatura exterior para un amplio interior de siete plazas

E P1190524

El Toyota Land Cruiser no pasa inadvertido allá por donde va, y menos en su versión de cinco puertas porque sus medidas y formas son muy llamativas. Exteriormente destaca por la enorme altura, líneas rectas que marcan una imagen robusta y por un frontal imponente donde la protagonista es la parrilla y los faros (con tecnología full-LED en nuestra unidad).

Lateralmente, vemos sus llantas de 19 pulgadas (según la versión) y los necesarios estribos laterales, especialmente prácticos para acceder al interior. Mientras que en la zaga, de nuevo encontramos un diseño robusto (especialmente sus faros en posición elevada con tecnología LED) y un enorme portón que abre lateralmente, con una boca de carga elevada pero cómoda.

E P1190401

Al pasar a su interior la sensación que nos invade es de espacio, tanto en las enormes butacas de las plazas delanteras como en las traseras. El salpicadero tiene un diseño muy japonés, pero la calidad es correcta, gran parte de los materiales son blandos al tacto, eso sí, detalles como el reloj digital en la pantalla del climatizador es una reminiscencia retro de los antiguos vehículos japoneses. La pantalla del navegador es táctil y desde ahí se controla el sistema multimedia y la navegación, mientras que justo debajo están los mandos de control de climatizador.

La postura de conducción es elevada, con unos asientos de ajuste eléctrico (también el volante dispone de ajuste eléctrico) que recogen perfectamente el cuerpo -con buena sujeción lateral- y con función de calefacción y de ventilación. El tren central es elevado y dispone de un reposabrazos de grandes dimensiones que alberga dos enormes huecos para guardar objetos.

E P1190427

Las plazas traseras son muy espaciosas, tanto en anchura como espacio para pies y cabeza. Además se puede regular la inclinación del respaldo. Nuestra unidad con acabado VXL incorporaba el climatizador de tres zonas, con mandos individuales para las plazas traseras y calefacción en los asientos.

La tercera fila de asientos, dispone de anchura suficiente pero poco espacio para los pies, eso sí, son más amplias que otras soluciones similares de modelos con siete plazas.

El maletero tiene una boca de carga elevada, aunque práctica, con una capacidad de 554 litros con cinco plazas y de 104 litros con las siete plazas. Podemos abrir la luneta del maletero o el portón, que tiene apertura lateral.

Motor y prestaciones: 177 CV de fuerza pura

P1190466

Bajo la denominación 180D se esconde un bloque motor diesel con de 2.700 cc con una potencia de 177 CV, pero cuyo cometido es mover con cierta soltura y mucha fuerza a este todoterreno de casi cinco metros y más de dos toneladas.

No es un bloque suave ni deportivo, pero gracias a su par motor de 420 Nm, en el rango de 1.400-2600 vueltas este Land Cruiser se mueve con mucha fuerza, aunque después de las 3.000 revoluciones desfallece, algo totalmente lógico en este segmento todoterreno que buscan par, y no potencia.

E P1190408

Nuestra unidad lleva asociada una caja de cambios automática de convertidor de par, que sí bien es cómoda, no acaba de sacarle todo el partido al bloque y puede llegar a ser molesta por su funcionamiento a altas vueltas, considero que con una caja manual se le puede sacar más partido a esos 177 CV, aunque todo depende de lo que busquemos, porque en confort y comodidad sí que es más que correcta.

Comportamiento: típicamente todoterreno

E P1190494

Al volante del Land Cruiser tenemos que ser conscientes que es un todoterreno, es decir, un vehículo alto, con unas dimensiones considerables y con un peso que supera las dos toneladas. Partiendo de esta premisa, la unidad que hemos probado con acabado VXL dispone de suspensión adaptativa que según el modo de conducción mantiene el chasis bajo control.

Dispone de tres modos de conducción: ECO, normal y Sport. En los modos ECO y normal, en zonas de curvas vamos a notar unas inercias típicas de su tamaño pero que le restan mucha efectividad e incluso confort cuando subimos o bajamos un puerto de montaña. Lo mejor en esta situación es conectar el modo Sport que mejora de forma notable el comportamiento del chasis, siendo más firme y reduciendo las inercias en cada curva. Eso sí, pese al modo Sport, es un coche de aceleración lenta.

E P1190563

Cuando circulamos por carretera, siempre que no sea muy complicada, el comportamiento es estable y busca el confort, siendo especialmente suave cuando el asfalto está muy roto o deteriorado. En autovía rueda de forma correcta, incluso con un buen aislamiento acústico pese a que su motor no es silencioso ni sus medidas ayudan a la aerodinámica.

Otro detalle a tener en cuenta es el sistema de frenos, al que hay que acostumbrarse -y como es lógico-, no apurar la frenada porque, aunque cumple su función, la física es la física.

Dinámica 4×4: el rey fuera del asfalto

E P1190528

Sin lugar a dudas cuando conducimos un Land Cruiser da igual como se encuentre el asfalto o que tipo de terreno pisemos. Su enorme altura libre del suelo -21,5 cm-, sus generosos ángulos -entrada: 31 grados, salida: 25 grados y ángulo ventral: 22 grados-, o su capacidad de vadeo hasta 70 cm son características exteriores que ya dan una idea de su eficacia fuera del asfalto.

A esto hay que sumar un sistema de tracción total, con reductora y según la versión, bloqueo de diferencial central, trasero, (o incluso el Multi-terrain Select System, un selector específico para el tipo de terreno que equipa el tope de gama Limited). Nuestra unidad con acabado VXL disponía de la tradicional reductora y del bloqueo de diferencial central, que nos garantiza salir airosos del 90% de las situaciones complicadas fuera del asfalto.

E P1190434

De echo para probarlo hemos decidido hacer una ruta de montaña, para ponerlo a prueba de forma específica en nieve. De serie nuestra unidad viene con unos neumáticos M+S de medidas 265/55 R19, que si bien no eran de invierno en conjunto han pasado la prueba con nota.

El Land Cruiser puede circular en modo 4x4H o 4x4L, circulando siempre en tracción total permanente. Con ese modo somos capaces de solventar gran parte de los obstáculos, y en caso de que se complique la pista, basta con parar y activar la reductora para que literalmente nada nos pare. De echo, durante la prueba por diferentes pistas (con nieve de diferentes grosores) no hemos necesitado el bloqueo del diferencial central en ningún momento.

Cuando circulamos por zonas de montaña, da igual lo rota que esté la pista porque gracias a la altura libre del suelo y a unos neumáticos de generoso perfil, este Land Cruiser pasa sin complicaciones por cualquier tipo de terreno.

En resumen, no hemos hecho prueba en pista off-road técnica ni en arena, pero sí que hemos recorrido varios kilómetros por pistas nevadas con nieve de diferentes tipos, además de prueba en monte cerrado con pistas rotas y cortafuegos, y la capacidad 4×4 de este Toyota parece no tener límites, más allá de los marcados por sus neumáticos (siempre es recomendable incoporar unos más concretos si vamos a hacer un uso off-road más intenso).

Consumo

E P1190460

Las cifras de consumo no es lo más destacable de este 4×4, puesto que dadas sus características son más elevadas que un SUV por ejemplo. En autovía, el consumo medio fue de 10,9 litros a los 100 km, mientras que en carretera la cifra más baja que hemos obtenido es de 8,2 litros a los 100 km, pero normalmente ronda los 10 litros a los 100 km.

Equipamiento

E P1190406

Dentro del equipamiento de la versión cinco puertas hay varios niveles de acabado: GX, VX, VXL y Limited. En el acabado base dispone de: diferencial central autoblocante (con reductora), neumáticos 245/70 R17 con llantas de acero, radio CD 6 altavoces, entrada auxiliar y USB, climatizador Manual (Automático en 7 plazas), entre otros elementos. El nivel VX suma el control de crucero, llantas de Aleación 17 pulgadas, cámara de visión trasera y Toyota Touch 2. Pantalla táctil, entre otros elementos.

El acabado de nuestra unidad, VXL, añade llantas de Aleación de 19”, faros full-LED, bloqueo del diferencial trasero LSD Torsen, sistema de Suspensión Adaptativa Kinética (KDSS) y techo Solar, entre otros. Finalmente el nivel Limited suma el sistema de Avance Activo (Crawl Control), sistema de entretenimiento para plazas traseras, navegación GO con funciones avanzadas, suspensión Variable Adaptativa AVS y el sistema Multi-Terrain (MTS).

Dentro del equipamiento, destacan los faros full-LED de nuestra unidad por la excelente visibilidad que ofrecen, mientras que en el punto mejorable está el sistema de entretenimiento, con un funcionamiento que no es fluido y que se queda corto en comparación lo que ofrecen otros modelos a día de hoy.

Precio y Opinión Personal

E P1190537

Ahora que quedan pocos 4×4 de verdad, este Land Cruiser se hace más necesario. Está claro que no es un coche para aquellos que busquen un vehículo grande para carretera, en este terreno va de forma correcta pero no es su mejor hábitat, pero cuando el asfalto acaba y las pistas o cualquier otro tipo de terreno se abren paso, ahí es donde este Toyota Land Cruiser saca lo mejor de su potencial. Si analizamos el equipamiento, con el acabado VXL no hemos necesitado el sistema Multi-Terrain para salir de ninguna situación complicada, es más con la reductora es posible salir airosos del 95% de las situaciones convencionales (pistas rurales, nieve, zonas complicadas en campo) otra cosa es rutas más complejas off-road donde sí que puede ser interesante.

El precio de partida para la versión de cinco puertas con el acabado base GX es de 40.500 euros, mientras que la versión que hemos probado tenía un precio de 59.300 euros.

Fotos | Equipo de pruebas


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.