El Renault EZ-GO se presenta en Ginebra para adelantar la conducción autónoma compartida

El Renault EZ-GO se presenta en Ginebra para adelantar la conducción autónoma compartida

Escrito por: Victor Alós Yus   @sepelaci    6 marzo 2018     2 minutos

Este vehículo eléctrico propuesto por Renault ofrece una movilidad limpia, eficiente y práctica por la ciudad, utilizando un concepto de transporte compartido

La conducción en ciudad está pensada para ser radicalmente diferente dentro de unos años. Pensamos en esas historias de ciencia ficción donde los coches nos llevan de un sitio a otro sin necesidad de tocar el volante, totalmente limpios y sobre todo, compartidos. Es decir, nada de tener un coche en el garaje para ir de un punto de la ciudad a otro. Lo que parece que será el futuro en nuestras calles serán los vehículos eléctricos compartidos, a los que pondremos acceder simplemente utilizando una aplicación de teléfono móvil que nos permitirá solicitar uno de estos vehículos.

El Renault EZ-GO es la idea que tiene la marca francesa para este tipo de vehículos. Un prototipo totalmente eléctrico que funcionará con un nivel 4 de conducción autónoma, que se podrá mover por las calles de las ciudades sin necesidad de conductor. Para ello utilizará una amplia gama de sensores LIDAR, ultrasonidos y radar, que le permitirá moverse con libertad por la ciudad. Aunque no dispone de de un conductor, está continuamente conectado con una central que sirve de coordinación entre todos los vehículos. El operador podrá dar instrucciones al Renault EZ-GO en caso de necesidad, para que busque una de las estaciones de carga o se detenga, si es necesario.

Además, sus sensores le permiten detectar problemas en el tráfico y le hacen retirarse a un lugar seguro en caso de accidente o algún inconveniente similar. Su futurista diseño exterior tiene unas luces que muestran al resto de usuarios de la vía que funciona de forma autónoma y emite unos sonidos para poder ser detectado por peatones y ciclistas, ya que al ser eléctrico, su motor no produce ningún sonido.

Está pensado para poder transportar con comodidad hasta a seis pasajeros, por lo que podrá realizar varios servicios, adaptando su itinerario a las rutas elegidas por los ocupantes. Estos accederán al interior y saldrán por la parte frontal del vehículo, para evitar que los pasajeros tengan que pisar la calzada y se minimizan los riesgos al subir y bajar del mismo. Los pasajeros podrán estar cómodos a bordo y cuentan con una amplia visión de la ciudad gracias a la extensa superficie acristalada del coche.

Pueden interactuar con el coche gracias a una pantalla frontal, donde aparecen los datos de conducción. Para la carga, utiliza un sistema de inducción, de manera que no es necesaria la intervención de una persona para que se carguen las baterías. Por supuesto, también cuenta con Wi-Fi y puertos de carga para los dispositivos móviles. Puedes ver el prototipo que se ha presentado en el Salón de Ginebra y un breve vídeo que muestra un poco más de las características del coche.

Deja un comentario