Salón de Londres 2008: Otras marcas (II)

Salón de Londres 2008: Otras marcas (II)

Escrito por: Eduardo Mariz    1 agosto 2008     Comentario     2 minutos

Seguimos con el repaso a otras marcas para ir ultimando el Salón de Londres. Empezamos por Citroën, que poco más se llevó a Londres que su atractivo -que no bonito- C-Cactus y los nuevos C5; que vayan a donde vayan siempre siguen atrayendo miradas pese haber salido al mercado ya hace unos meses.

Pese a todo, dieron la sorpresa con una especie de… unidad personalizada del C-Crosser. Se diferencia de cualquier vulgar C-Crosser en que su carrocería ha sido pintado con tonos azules de ¿aguas del pacífico? así como serigrafías con motivos surferos. Pero no es sólo atractivo por fuera, también es divertido por dentro; para los ratos sin olas, dispone de una pantalla de 15″ y una Wii para echar unas partidas así como algunos añadidos más.


Lexus, pegadita a su hermana Toyota, hizo gala de lo que mejor sabe últimamente: híbridos y deportivos. Lo destacable es de lo último, y fue nada más y nada menos que el LF-A. Un deportivo conceptual con motor central V10 cuya versión de producción ya lleva un largo y tendido programa de pruebas en Nürburgring. Una vez llegue, seguirá el mismo camino del IS-F, ir a por los alemanes a destajo sólo que ahora con un modelo en concreto en el punto de mira: el Audi R8.

Mazda se llevó su aclamado protagonista de Detroit; el Furai, esa deportividad extrema con el diseño Nagare impreso. Sigue siendo la musa de los diseños futuros como concept, pero su motor rotativo de 460 caballos le dan otro carácter. Un punto llamativo, es que su cilindrada es de tan sólo 2 litros por lo que tiene 234,5 caballos por litro. Vaya una cifra…

Por último, vamos de Japón hasta Korea con Kia. Ha tenido presentes varios concepts, uno de ellos es el Kee, coupé de 2+2 plazas que si bien avanza en diseño con espíritu propio sigue siendo difícil de digerir. El ex_cee’d fue otro de ellos, la versión cabrio conceptual del compacto Cee’d. Le siguen tres Soul conceptuales, el Burner en negro mate con tonos rojos y escarlata, el Diva más glamuroso en blanco y dorado y el Searcher que es más… sobrio y apagado.

Sobre estos conceptos de Soul, no hay mucho que decir pero sobre el Soul en sí mismo si. Aunque la versión de producción se diferenciará más que bastante de esos últimos, su diseño convence. Es funcional, serio, alegre a la vez, un gran Kia. Por último, el restyling del Sportage también se dejó ver.

Fotos | Highmotor

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.