SsangYong Kyron 270Xdi Limited 165CV, prueba (parte II)

SsangYong Kyron 270Xdi Limited 165CV, prueba (parte II)

Escrito por: Javi Vicente   @javivicente    23 marzo 2010     5 minutos

Ya os hemos contado las sensaciones off-road del SsangYong Kyron, además de su motor. Ahora toca adentrarse en su interior, previo paso por las líneas exteriores.

Es un coche pesado de 2 toneladas y con un motor que en ocasiones le cuesta moverlo. Aun así, en primera no tendremos problemas, puesto que el desarrollo es más bien corto en las primeras marchas. Tampoco dispone de unas dimensiones exageradas, por lo que se le ve robusto y macizo, que es bueno para mejorar su comportamiento pero peor en un choque, ya que la fuerza no es correctamente disipada como en otro chasis. Sus dimensiones son 4,66 metros de largo y 1,88 de ancho. Veámoslo por fuera.

Diseño exterior

SsangYong Kyron 270Xdi Limited 165CV

El modelo ha sufrido un facelift hace aproximadamente un año, cambiando sobre todo las ópticas delanteras y el portón trasero. Anteriormente tenía unos faros antiniebla redondeados, más bajos y situados en una posición no tan delicada como cerca del paragolpes. Ahora pueden sufrir más golpes que antes. Si nos vamos a la parte trasera, ahora ha desaparecido un embellecedor plateado que recorría todo el ancho y se ha sustituido por uno más pequeño y centrado. Por detrás me gusta más.

Por delante impresiona. Sólo con mirarlo le vemos el espíritu todoterreno, cada vez menos presente en otras marcas, pero que la marca coreana quiere seguir conservando. Los forofos de este deporte seguro que lo agradecen. La parrilla delantera se ve dividida por el paragolpes, con una parte superior donde la calandra es común a todos los modelos de la marca y la parte inferior de rejilla permite una correcta ventilación del motor.

Las llantas de 18 pulgadas no parece que sean de ese tamaño posiblemente por el gran espacio que hay entre la rueda y la carrocería. La suspensión tiene mucho recorrido para nuestro gusto. No es un coche que tenga un diseño especialmente cuadrado, aunque tiene algunos detalles de ello. En la parte posterior hay una pieza de plástico negro en su zona inferior de unos pocos centímetros para cuidar de la carrocería, donde además se sitúan los catadióptricos. Es algo que ya se monta en algunas marcas, siempre negro, sea del color que sea el resto del coche.

SsangYong Kyron 270Xdi Limited 165CV

Cuando abrimos el portón trasero no sube hasta arriba, sino que se queda a medio camino, pero con una boca más que suficiente para meter cualquier objeto, por muy grande que sea. Si cabe dentro del coche por dimensiones, se puede meter sin problemas. El maletero es de 625 litros y 1.222 litros con asientos traseros abatidos

Diseño interior

Subirse al SsangYong es algo complicado por su altura, pero el que lo compra lo sabe. No sabemos si se pueden montar estribos, ya que no existe como opción aunque me suena haber visto alguno con ellos. Una vez dentro, el placer es absoluto. Los asientos de cuero son bastante cómodos y aunque no envuelven mucho, tampoco es necesario. Ir de rallye es algo más que complicado con este coche.

SsangYong Kyron 270Xdi Limited 165CV

Lo primero que destaca es su navegador TomTom portátil. Dispone de una configuración extra con respecto a otros como la gestión del volumen de la radio cuando hay llamada, configuración del Bluetooth y otras opciones. Aun así, se puede utilizar en otro coche sin problemas y podremos utilizar la radio sin tenerlo conectado. Otra de las cosas también llamativas es la presencia de plástico, tanto en botones como en volante. El resto del salpicadero (lo que se ve en las fotos de color beige) tiene un acabado muy aceptable y una calidad decente.

Una de las cosas que cuida mucho la marca es el espacio para ocupantes. Tanto en la Rodius como en el Kyron, la amplitud es más que suficiente para 3 adultos en la parte trasera, con dos posiciones de respaldo y un espacio para las piernas y rodillas que ni los más altos de 1,90 metros podrán molestar a conductor y pasajero. Un aspecto muy a tener en cuenta.

Todos los mandos son accesibles desde el puesto de conducción. Vemos algo incómodos los mandos del volante, puesto que son muy sensibles y con tan sólo rozarlos se activan y pueden bajar/subir el volumen o cambiar la fuente de audio. No nos ha gustado el multicolorido del habitáculo de noche. Cada parte del salpicadero tiene un color, ya sea naranja el cuadro de instrumentos o rojo la radio, que quita uniformidad y elegancia al conjunto.

SsangYong Kyron 270Xdi Limited 165CV

La visibilidad de la parte delantera es buena, aunque en la trasera es algo justa. Al no disponer de sensor de aparcamiento, las tareas de maniobra pueden ser sufribles. Hay que tener cuidado y no aparcar de oído, tanto por nuestro coche como por el de los compañeros de plaza. Si es posible, que algún ocupante se baje e indique, no pasa nada ni haremos el ridículo.

Otra de las cosas que más nos gusta es su número de compartimentos delanteros y traseros para guardar objetos varios. Dispone de una guantera muy grande, el brazo central es también para guardar objetos voluminosos y el espacio en las puertas y las redes tras los respaldos delanteros lo hace destacar en este aspecto. Por si esto fuera poco, además, debajo de los asientos traseros, aparece un hueco para guardar lo que sea, aunque inicialmente no estuviera pensado para eso. Yo doy ideas (ver detalle). Hay que tener cuidado cuando se abaten los asientos traseros porque este espacio desaparece, para poder alinear el respaldo al suelo del maletero, teniendo una superficie lisa de gran dimensión (ver detalle). Incluso en la parte trasera también hay compartimentos y una toma de 12V.

Para mañana el equipamiento y la valoración general, así como precios y versiones.

Fotos | Javi Vicente y Jorge Rubio

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.