Tecnología de baterías y recarga desarrollada por Audi para híbridos enchufables y eléctricos

Tecnología de baterías y recarga desarrollada por Audi para híbridos enchufables y eléctricos

Escrito por: Francisco Javier    21 enero 2016     4 minutos

La movilidad sostenible sigue avanzando con paso firme y Audi es una de las marcas que apuesta de manera fuerte en todas las alternativas que las nuevas tecnologías de propulsión ofrecen.

A las afueras de la planta principal de Ingolstadt, Audi desarrolla nuevas tecnologías para la movilidad eléctrica en el centro tecnológico de baterías de alto voltaje en Gaimersheim. La estructura de la batería sigue un concepto modular uniforme, por lo que las baterías se pueden utilizar en todos los modelos y marcas del Grupo Volkswagen.

El denominado módulo de la batería puede albergar tres tipos distintos de células: cilíndricas, prismáticas o células largas y planas. Tiene forma de cubo y su tamaño es ligeramente más pequeño que el de una caja de zapatos. Su peso ronda los 13 kilogramos gracias a su composición de polímero recubierto de aluminio, y cuenta con un sistema a través del cual circula el fluido de refrigeración.

Audi e-tron quattro conceptAudi e-tron quattro concept

Las células planas y las células prismáticas son ideales para vehículos híbridos enchufables. Pueden ser configuradas específicamente para una máxima potencia de salida, para una máxima densidad de energía o para una combinación de ambos parámetros. Las células cilíndricas resultan adecuadas para vehículos eléctricos, ya que permiten almacenar mayor cantidad de energía, pero su potencia de salida es menor.

Una de las cosas en las que Audi está trabajando en el centro tecnológico es en la rigidez del sistema de baterías y su comportamiento en una situación de choque. El concept car Audi e-tron quattro mostrado en el Salón de Frankfurt 2015 cuenta con una batería de 95 kWh ubicada bajo el piso del habitáculo mejorando el centro de gravedad. Es la base de Audi para un posible precursor del futuro SUV deportivo de propulsión eléctrica.

La vida que tienen las baterías diseñadas por Audi es de 150.000 kilómetros y un mínimo de ocho años funcionando. Al final de la vida útil del vehículo aún conservan una gran parte de su capacidad nominal, por lo que la marca de Ingolstadt está trabajando en convertir las baterías utilizadas en reservas de energía estacionarias. En el momento en el que la capacidad de almacenamiento de energía de las baterías disminuye por debajo del 10 por ciento, se inicia el proceso de reciclado.

Audi future performance daysEstaciones de carga

Los sistemas de recarga son cruciales para los vehículos propulsados con combustibles alternativos, ya sea con corriente continua o alterna. El desarrollo y la evolución de los mismos es beneficioso para los clientes. Además, con la tecnología de recarga de corriente continua de 150 kW de potencia el concept car Audi e-tron quattro sería capaz de cargar su gran batería para una autonomía de unos 400 kilómetros. Una carga completa tardaría unos 50 minutos.

Con una adecuada infraestructura de estaciones de carga rápida de alto rendimiento, los coches eléctricos podrían ser una alternativa de gran relevancia dentro del sector automovilístico. Otro de los métodos de recarga es el Audi wireless charging (AWC) o sistema de recarga inalámbrica. Ésta tecnología permite cargar por inducción mediante corriente alterna, cuyo lanzamiento al mercado está programado para principios de 2017.

La primera generación de la tecnología inalámbrica puede usarse en el hogar o en zonas de estacionamiento en edificios de oficinas. Una versión posterior se podrá integrar en el asfalto de las carreteras y aparcamientos.

Audi A3 Sportback e-tronMonitorización del estado de la carga mediante smartphone

El proceso de carga puede ser interrumpido en cualquier momento deteniéndose automáticamente cuando la batería está llena. Debido a que el campo solamente se genera cuando el vehículo está sobre la placa y la bobina está activa, no hay riesgo para las personas o animales. El pequeño espacio que existe entre ambas bobinas mientras se realiza la recarga hace que el campo magnético no interfiera con los dispositivos electrónicos.

Fuente | Audi

Deja un comentario