¿Tendremos restyling del BMW i8 en 2017?

¿Tendremos restyling del BMW i8 en 2017?

Escrito por: Diego Ávila   @diego_motordiez    4 mayo 2016     2 minutos

A mediados de 2014 llegaba al mercado el esperadísimo BMW i8. Este modelo suponía una auténtica revolución ya que era el primer deportivo híbrido de producción apto para las vías urbanas y, además, llegaba cargado de tecnología tanto para disfrute del usuario como en la propia forma de producir el modelo.

Si muy llamativo fue su alto nivel tecnológico, más aún lo fue su espectacular diseño. Con una altura de sólo 1,29 metros, unas formas espectaculares y unas puertas de apertura vertical, el BMW i8 captaba tantas (o incluso más) miradas como las últimas joyas salidas de fábricas como Maranello.

Su método de propulsión recurre a un sistema híbrido compuesto por un motor de gasolina de 1,5 litros TwinPower Turbo de tres cilindros y a un motor eléctrico. La potencia conjunta es de 362 caballos, mientras que el par motor máximo se sitúa en nada menos que 570 Nm.

Ahora, según anuncia el medio Autocar, BMW podría estar desarrollando un lavado de cara para el deportivo híbrido alemán. Supuestamente, el restyling del BMW i8 llegaría a finales de 2017 y aumentará su potencia con un incremento de 58 caballos, es decir, su potencia se situará en 420 caballos.

BMW i8 7

Por otro lado, además de la mejora dinámica de su sistema propulsor, se espera una mayor autonomía. El fabricante alemán está probando, en el BMW i8 Safety Car para el campeonato de Formula E, una batería más grande de 10 kWh, mientras que la del actual i8 es de 7,1 kWh. Es posible, que el remodelado modelo de producción utilice esta nueva versión que aún se encuentra en fase de pruebas. Por otro lado, el Safety Car al que hacemos alusión también incorpora una distinta configuración del chasis con una altura ligeramente inferior y una mayor rigidez.

Además de todo lo anterior y continuando con las posibles novedades y mejoras del futuro BMW i8, el medio hace referencia a un nuevo sistema de carga mediante inducción. Esto significaría que, para recargar las baterías del deportivo híbrido, no sería necesario utilizar un cableado; simplemente aparcarlo sobre una estación de carga por inducción.

Para finalizar, se especula sobre la posibilidad de utilizar unas llantas que, en lugar de utilizar aluminio en su composición, simplemente sean fabricadas con fibra de carbono. Esto aligeraría el peso de las mismas en un 25 % respecto a las utilizadas actualmente.

Vía | Autocar


Deja un comentario