Un Tesla Model 3 con el Autopilot activado conduciendo en dirección contraria en un parking

Un Tesla Model 3 con el Autopilot activado conduciendo en dirección contraria en un parking

Escrito por: Javier López   @jlopezbryan96    9 noviembre 2019     Sin comentarios     3 minutos

Un Tesla Model 3 ha sido avistado circulando en dirección contraria mientras hacía uso de la función "Invocación" que ofrece el Autopilot.

Las nuevas tecnologías llegan para quedarse, pero lo cierto es que requieren de una fase de desarrollo larga y tediosa para que su funcionamiento sea fructífero. Tesla, una de las marcas más avanzadas del mundo, sorprendió al mundo con su elenco de vehículos eléctricos junto a una serie de funciones inéditas hasta la fecha. El Autopilot es, sin lugar a dudas, una de las proezas de la marca estadounidense que más llama la atención. Esta permite a sus usuarios hacer uso de la conducción autónoma, una tecnología que muchas marcan ansían con ofrecer en un futuro no muy lejano.

No en balde y como ya ocurrió otrora, estas requieren de cierto periodo de adaptación y, durante el cual, son propensas a fallar. Pese a que Tesla ha ofrecido fehacientes pruebas del buen hacer de su Autopilot, hoy nos hemos topado con el vídeo de un Model 3 circulando en dirección contraria por la entrada de un parking de un centro comercial.

Por muchos es sabido que la marca americana ofrece actualizaciones para sus coches como si de un teléfono móvil se tratase. Una de las últimas, ha incluido una curiosa e innovadora función denominada como Smart Summon -Invocar en castellano- y básicamente permite a su usuario hacer que el propio coche vaya de forma autónoma a buscarlo a la salida del trabajo, de las compras o de su propia casa.

Tesla Model 3 Noruega

Sin embargo, es necesario que aquel que esté «llamando» a su Tesla se encuentra a no más de 60 metros del propio coche, con el objetivo de cubrir tan solo trayectos cortos sin conductor. En este vídeo, podemos apreciar como alguien ha hecho uso de esta función para hacer que su Model 3 vaya a recogerlo después de unas horas en el centro comercial, pero rápidamente nos percatamos de que la berlina eléctrica está yendo en dirección contraria.

Teniendo en cuenta el corto margen que tienen los Tesla para hacer uso de la llamada invocación, entendemos que está planteado para trayectos muy cortos. Con esta premisa, podemos determinar que muchas zonas a las que acceden los vehículos de la firma americana no tengan rayas delimitando los carriles o que el propio GPS del vehículo no las tenga registradas con tal detalle como una autopista o autovía por su condición de parking o urbanización, motivo por el que tal vez se comentan errores como el del vídeo que hoy nos ocupa.

Tesla aún tiene que perfeccionar esta función, la cual se puede terminar convirtiendo en un arma de doble filo si no se usa con cautela y si no se resuelven estas confusiones. Sin embargo, estamos ante los primeros pasos de lo que será el futuro automovilístico, el cual se encontrará repleto por vehículos eléctricos capaces de ir a buscarnos a cualquier punto que nosotros le digamos e incluso llevarnos a casa sin la necesidad de nuestra intervención.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.