El Tesla Model X P100D quiere reivindicar el poderío de los motores eléctricos compitiendo contra el Audi RS4 pero, ¿lo conseguirá?

El Tesla Model X P100D quiere reivindicar el poderío de los motores eléctricos compitiendo contra el Audi RS4 pero, ¿lo conseguirá?

Escrito por: Javier López    9 febrero 2019     Sin comentarios     3 minutos

El Tesla Model X ha querido mostrar su poderío eléctrico al enfrentarse a uno de los familiares más rápidos del momento, el Audi RS4, en una carrera de drag.

Los vehículos eléctricos están arropando el mercado actual con su presencia, la cual cada vez es más notoria gracias al aumento de este segmento en todas y cada una de las marcas. Sin embargo, debemos dar el honor a Tesla de haber sido uno de los pioneros en este movimiento que tanto está llamando la atención pese a la controversia que ha generado. Una controversia que se ha extrapolado a la inevitable comparación entre los motores de combustión y los motores eléctricos, una guerra a la que ha querido poner fin el equipo de Carwow con esta carrera entre un Tesla Model X y un Audi RS4.

Los Tesla siempre se han caracterizado por ser capaces de ofrecer una gran versatilidad -exceptuando al Roadster- y unas prestaciones más propias de los superdeportivos contemporáneos más admirados que de un SUV. Sin embargo, los vehículos de combustión también han adoptado esta filosofía a las mil maravillas, siendo el Audi RS4 un claro ejemplo de ello.

Con esta premisa, el canal de YouTube británico ha decidido poner cara a cara a dos modelos con una concepción muy similar, pero que mantienen una crucial diferencia: el sustento de vida al que recurren. Esto nos permite observar las principales ventajas y desventajas entre ambos vehículos, incluso cuando se trata de dos ejemplos con claras pretensiones deportivas pese a su capacidad de almacenamiento.

Tesla Model X Vs Audi Rs4 Carrera Drag 02

En una primera instancia nos encontramos con el Tesla Model X P100D que, en esta versión, es capaz de desarrollar 613 CV de potencia y 1.074 Nm de par que entrega prácticamente de manera instantánea. Es así como el SUV eléctrico consigue alcanzar los 100 km/h en tan solo en 3,4 segundos y una velocidad máxima de 250 km/h limitada electrónicamente. Con estas prestaciones, el Model X puede permitirse el lujo de plantarle cara a otros competidores de mayor calibre, como el Lamborghini Huracán o el Ferrari 488 GTB.

Sin embargo, el competidor a batir ha sido el Audi RS4, un familiar que esconde en sus entrañas un propulsor V6 de 2.9 litros biturbo capaz de generar 450 CV y 600 Nm de par, unas cifras que distan bastante de las del SUV de Tesla pero que también permiten ofrecer unas prestaciones dignas de admirar. Sin embargo, el Model X es capaz de tomar la delantera tanto en la carrera desde parado como en la de movimiento, un resultado que se vuelve en contra de este cuando se trata de realizar una frenada de emergencia, puesto que el mayor peso del eléctrico respecto al alemán le supone la derrota.

Sin duda alguna, aún quedan muchos elementos que mejorar en ambos territorios, pero Tesla ha conseguido demostrarnos que los vehículos 100% eléctricos llegan para quedarse y ofrecer importantes novedades. Al mismo tiempo, este territorio ya está intentando ser conquistado por Audi, una firma que se ha metido de lleno en dicho campo con el innovador e-tron, un modelo que también buscará rivalizar contra el Model X para hacer justicia.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.