Toyota Auris HSD, prueba (parte II)

Toyota Auris HSD, prueba (parte II)

Escrito por: JL Arboledas    3 noviembre 2010     4 Comentarios     9 minutos

Siguiendo con la prueba del Toyota Auris HSD hemos de tenernos en su aspecto exterior, aspecto que tal y como puedes ver no ha cambiado lo más mínimo respecto al resto de la gama salvo por ciertos detalles como la calandra recibe un nuevo cromado así como un logotipo de Toyota sobre un fundo azul, algo característico en los modelos híbridos de la marca, o la incorporación de luces LED diurnas situadas sobre los faros antiniebla del modelo.

Salvo por esta serie de cambios en el frontal o el característico color blando perlado exclusivo para esta versión te será verdaderamente difícil saber que estás ante el Auris HSD a simple vista con lo que, como comentamos en la anterior entrada, Toyota ha conseguido un modelo que no se diferencia en prácticamente nada con el resto de la gama, precisamente destinado a aquella clientela que busca esa especie de aura tecnológicamente misteriosa que desprende el Prius

tras.jpg

Las dimensiones de un Auris HSD son muy similares a las del resto de la gama Auris: 4.25m de longitud, 1.76m de anchura y 2.6m de distancia entre ejes, medidas más que optimas para albergar a cinco pasajeros sin muchos problemas aunque, eso si, en la parte trasera, debido en parte a las entradas de aire de la batería situadas entre el asiento posterior y la puerta, sería mejor ir cuatro adultos que intentar acoger a cinco, tanto por espacio como por comodidad. En cuanto al espacio en el maletero, debido a las baterías este ha visto reducida su capacidad de 350 a 290 litros que pueden llegar incluso a quedarse cortos por mucho que los comerciales de Toyota quieran hacernos ver lo contrario.

Si nos centramos en las versiones de este modelo, Active y Advance las más básica de ambas se distingue por llevar montada llantas de 15 pulgadas, 17 para la Advance así como suspensión reducida en esta ultima versión. Salvo esto no apreciarás más cambios salvo en el interior donde Toyota ha mejorado el equipamiento básico presente en la versión Active con elementos como bluetooth de serie y poco más.

salpicadero.jpg

Ahora bien ¿qué te encontrarás si te decides por este modelo? pues básicamente un interior de una calidad muy buena para un modelo que supera por poco los 20.000 euros en su versión básica. Entre los detalle más llamativos del habitáculo, que a fin de cuentas es donde pasarás más rato destacar sobre todo su atractiva palanca de cambios en color azul o las esferas de su cuadro de instrumentos donde a poco que toquemos el botón del ordenador de abordo obtendremos información sobre consumos, recorrido realizado, modo en el que estamos funcionando o incluso un estupendo diagrama donde se nos muestra que motor es el que está trabajando en cada momento.

Uno de los aspecto más llamativos del tacómetro es precisamente la eliminación del contador de revoluciones en favor de un indicador muy atractivo y fácil de entender destinado a informarnos sobre cómo está actuando el coche y si en ese momento el coche es todo lo eficiente que podría llegar a ser, indicador que sin duda, una vez te montas en el coche inconscientemente tenderás a llevar a su punto más ahorrador.

tacometro.jpg

Concretamente en esta parte del tacómetro es donde más a trabajado Toyota, sobre todo al intentar simplificar por medio de colores su información de manera que se ha optado por dividirlo en tres partes bien diferenciadas. Cuando la aguja te marque que está en la primera parte o la más baja esto te indicará que el sistema está consiguiendo energía y recargando las batería, en cambio si la aguja se sitúa en la parte más alta o POWER esto te dará a entender que el sistema está utilizando al máximo su potencia con lo que el consumo será mucho mayor. Por último nos queda la parte media, parte que a su vez ha sido dividida en dos quedando la parte baja como zona donde más efectivo es el sistema funcionando en la medida de lo posible tan sólo el motor eléctrico mientras que en la segunda zona mantendremos una conducción eficaz pero parte de la potencia nos la ofrecerá el motor térmico.

Dejando de lado esta zona y centrándonos en la consola nos encontraremos con los habituales sistemas con los que cuenta un Auris, destacando tan sólo el cambio automático cuya presencia se hace muy atractiva y fácil de utilizar gracias a su disposición o tres botones donde indicar al vehículo en qué modo queremos circular. Este cambio a diferencia de uno convencional cuenta con tan sólo tres modos, avance, retroceso y avance con retención, este último indicado para obligar al vehículo a cargar las baterías lo antes posible. En el lado del copiloto nos encontraremos con una guantera doble y el conector USB en el interior de la superior.

auris-botones1.jpg

Estos botones, que puedes ver en la imágen situada sobre estas líneas tienen las siguientes funciones:

  • EV: Se trata del modo de conducción con el motor eléctrico, siempre que sea posible con este modo activado el coche funcionará con el motor eléctrico, pero las condiciones son muy acotadas. Este modo sólo puede funcionar hasta unos 45 Km/h y durante unos dos kilómetros, lo cual no es demasiado, pero si puede ser suficiente para cuando estamos en una retención, ahorrando combustible y teniendo menos emisiones.
  • ECO: Cuando tengamos activado este modo el vehículo automáticamente reducirá la potencia que nosotros estemos transmitiendo con el pedal del acelerador, haciendo que el 80% del recorrido del pedal se reduzca al 50% de potencia.
  • PWR: Y este hace el sistema hará el proceso inverso, aumentando la potencia que estemos dando con el acelerador y convirtiendo el 50% del recorrido del pedal en un 80% de potencia.

En el apartado mecánico decir que nos encontramos ante el mismo sistema que actualmente está implementado sobre el Prius de tercera generación, es decir, un bloque 1.8 VVT-i HSD de cuatro cilindros, es decir, un motor gasolina de 1.8 litros de cilindrada capaz de entregar 99 caballos a 5.200 rpm y un par máximo de 142 Nm a 4.000 rpm unido a a un motor eléctrico capaz de desarrollar 80 caballos y 207 Nm de par máximo.

p1020900.jpg

Gracias a la combinación de ambos motores el sistema HSD (Hybrid Synergy Drive) es capaz de rendir 136 caballos, todo comandado por un singular sistema que es capaz de decidir en cada momento si la potencia proviene bien únicamente del motor eléctrico, del motor gasolina o de ambos a la vez.

Las baterías de este modelo, situadas bajo el maletero del vehículo, son de hidruro de níquel con una capacidad suficiente para, con las baterías cargadas al máximo, poder circular cerca de 2 km a una velocidad máxima de 50 km/h. En este punto tengo que decir que en caso de circular en modo eléctrico exclusivo, en caso de necesitar sobrepasar los 50 km/h o en caso de que las baterías lleguen a un mínimo de carga el coche cambiará de modo automáticamente.

En cuanto a las prestaciones de este vehículo, según Toyota, el Auris HSD puede alcanzar una velocidad máxima de 180 km/h o acelerar de 0 a 100 km/h en tan sólo 11.4 segundos, datos que en realidad podemos asegurar que son mucho mejores. Por otro lado, es de suponer que si te decides por un vehículo de estas características es porque buscas algo más que prestaciones, por ejemplo consumos, medida que el Auris HSD homologa un magnífico 3.8 litros/100 km con llantas de 15 pulgadas o 4.0 litros con zapatos de 17 pulgadas. De esta manera, teóricamente ya que no nos dio tiempo a comprobarlo, este modelo con su depósito de 45 litros sería capaz de superar los 1.100 km de autonomía.

logo.jpg

Conclusiones:

Si estás buscando un coche híbrido y el Prius te parece un tanto recargado o su precio te parece demasiado alto para tu gusto el Auris HSD es tu modelo, compacto, pequeño, 5 puertos, consumos y respuesta del motor más que satisfactorios, sin lugar a dudas un modelo muy a tener en cuenta sobre todo si atendemos al escaso mantenimiento al que hay que someter estos modelos o a los incentivos indirectos a su compra con los que los gobiernos están ayudando

En cuanto a mantenimiento estamos ante un modelo que carece de ciertas partes como embrague, motor de arranque, correas… ciertas partes que de necesitar cambiarlas estaríamos ante un dilema cercano a los 5.000 euros. Por otro lado, por ejemplo gracias a la utilización del motor eléctrico en las frenadas las pastillas de frenos han pasado de tener una vida útil cercana a los 60.000 km a más de 180.000 en modelos como este. Ahora bien ¿qué pasa si por ejemplo rompemos las baterías? pues tendríamos que desembolsar tan sólo 1.379 euros.

Si por ejemplo nos fijamos en datos concretos sobre su mantenimiento al cabo de cinco años con este modelo tendríamos un desembolso de 381,30 euros mientras que en un Auris con motor 1.4 gasolina habríamos desembolsado 581,30 o en un Yaris 378,20 lo que se traduce en un ahorro muy significativo respecto a modelos de segmento C. Otro de los datos a tener en cuenta es la devaluación del modelo que, al contrario de lo que se suele creer, precisamente un híbrido se devalúa mucho menos gracias a un valor residual tres puntos más alto que un coche diesel y cinco que un gasolina.

En cuanto a precio la gama quedaría de la siguiente manera:

  • Toyota Auris HSD Active – 20.950 euros
  • Toyota Auris HSD Advance – 23.400 euros
  • Pack ConnectedDrive – 400 euros
  • Pack ConnectedDrive Plus: 925 euros
  • Tapicería mixta Cuero/Alcantara: 900 euros
  • Pack Luxury – 1.800 euros
  • Pintura metalizada y perlada- 500 euros

Fotos | JL Arboledas

3 comentarios

  1. SJimenez dice:

    Ayer me dejaste expectante para conocer sus características de diseño y tecnología y no me has decepcionado. Muy buen post.
    Definitivamente creo que es el coche que mejor se ajusta a mis gustos, necesidades y presupuesto… jajaja

  2. Popellallo_presidente dice:

    Muy buen analisis. Yo soy propietario de un Auris HSD y en ciudad estoy encantadisimo con el…..pero esperaba un consumo mas ajustado en autovias o autopistas. Aun esta «asentandose» el vehiculo, ahora mismo me hace una media de 4,7 a los 100, va bajando con el uso, a ver en cuanto se queda.
    Por lo demas estoy muy contento con la compra, el interior luce bastante y lo encuentro muy practico y mas espacioso de lo esperado. Aun no tiene ni los 500 km y por ahora va como la seda, quizas vienen un poco altos de suspension y con las 17 «baila» un poco.
    En la C.Valenciana (no se en el resto) el Active, con la pintura perlada y el pack ConnectedDrive Plus, sale por unos 17000 y pico euros, basicamente por la subvencion de la Generalitat por bajas emisiones, y un descuento de 1000 euros mas que me hizo la Toyota.
    Un muy buen coche y a mi parecer un precio muy competitivo.

  3. JL Arboledas dice:

    todo lo que dices es cierto, la verdad que es un coche muy económico tanto en consumos como en revisiones, si encima la subvención es bastante buena, esto depende de la comunidad donde lo adquieras, pues el precio baja mucho más.

    Sobre los consumos, tal y como dices, irán mejorando conforme vayas haciendo km, tanto consumos como prestaciones que con el paso de los km también mejorarán.

    Por otro lado la versión advance cuenta con suspensión rebajada uno centímetros y llantas de mayor diámetro sobre la Active aunque el precio sube un poco más.

    Gracias por deja tu comentario

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.