9 febrero 2015 Compactos, Pruebas

DSC_0230 copia

Continuamos con el análisis del ocupante de nuestro garaje de pruebas durante estos días. En la primera parte repasamos todo lo relativo a la técnica del Toyota Auris Hybrid.

Es el momento de avanzar, centrándonos en lo relativo al diseño exterior, al interior y a sus cotas de habitabilidad y espacio. ¿Nos acompañas?

Diseño exterior

El Toyota Auris ya va por su segunda generación. El compacto japonés llegó para sustituir al archiconocido y aclamado Corolla, uno de los vehículos más vendidos de la historia del automóvil. Por lo tanto, la tarea encomendada al Auris no era sencilla…

La primera generación no tenía un diseño terriblemente excitante. Se trataba de una actualización del último Corolla, con unas líneas suaves que pretendían agradar al máximo número de personas posibles, sin necesidad de florituras ni excesos.

DSC_0234 copia

En esta segunda generación, lanzada al mercado en 2012, muestra un diseño mucho más potente. Toyota ha decidido dotar a su compacto con unas líneas más atrevidas con el fin de acabar con la imagen de coches sosos que durante muchos años han transmitido. El Auris ha sido uno de los primeros modelos de la marca en montar la parrilla alargada con el logo -azul, por ser híbrido- de gran tamaño. Es la imagen de familia que poco a poco se ha ido extendiendo a los demás vehículos de la marca.

El frontal del Auris muestra unos trazos alargados, que dotan al coche de una imagen de anchura muy apreciada por los clientes. Los faros delanteros, que en esta versión cuentan con tecnología bixenón, integran también las luces diurnas, formadas por un bloque de 3 LED en cada faro. El paragolpes cuenta con una entrada de aire central, así como varios detalles cromados entre los que se incluyen las tulipas de los antinieblas.

DSC_0233 copia

La vista lateral se ha alargado mucho respecto a la anterior generación. La línea de las ventanillas se prolonga ahora hasta el pilar C, siempre en trayectoria ascendente, al contrario que la anterior generación. De hecho, si bien el lateral no cuenta prácticamente con detalles de diseño -ni siquiera encontramos molduras en las puertas-, sí que hay una línea, de nuevo ascendente, que une los extremos de los faros delanteros y traseros. Las llantas de aleación, de 17″ y color antracita en la versión Advance, se muestran equilibradas.

DSC_0242 copia

La trasera es, tal vez, la parte con menos personalidad del conjunto. Los pilotos traseros, con tecnología LED para las luces de freno, tienen un diseño poco trabajado. Pese a ello, encajan bien en las líneas de la zaga. La luneta tiene un tamaño algo justo, lo que redunda en una visibilidad algo escasa cuando miramos por el retrovisor. El portón tiene una altura buena, lo que facilita las maniobras de carga y descarga.
El paragolpes trasero cuenta con catadriopticos en los extremos, así como una moldura central pintada en negro, simulando la existencia de un difusor y aportando un toque dinámico al conjunto.

Diseño interior y maletero

Una vez pasamos al interior, nos encontramos con un ambiente muy agradable. Acomodarse en el asiento del conductor no es nada difícil, enseguida se encuentra una postura de conducción acorde con nuestros gustos. Los asientos delanteros cuentan con regulación de altura, mientras que el del conductor cuenta también con regulación del soporte lumbar de forma eléctrica.

DSC_0249 copia

Si bien el diseño del salpicadero no enamora, rápidamente nos encontramos muy cómodos. Las líneas redondeadas y voluminosas de la anterior generación han dado paso a un ambiente más recto, con una consola en dos planos prácticamente perpendiculares entre ellos. Donde también notamos un gran salto ha sido en los materiales empleados para su construcción.

La mayoría de plásticos duros del anterior Auris han sido sustituidos por plásticos acolchados con un tacto muy agradable. Pese a que se siguen utilizando plásticos duros en las zonas bajas del salpicadero y puertas, los ajustes están muy logrados y las tolerancias entre piezas son muy pequeñas. Además, Toyota ha introducido detalles con los que mejorar la calidad visual del conjunto, como son las molduras de cuero en el salpicadero -de serie en la versión Advance- o los apliques metálicos en interruptores.

DSC_0265 copia

En términos de espacio, el Auris puede presumir de ofrecer buenas cotas en todas las plazas. Si bien no sorprende que en la parte delantera no falte espacio, la segunda fila también cuenta con espacio más que suficiente para los ocupantes, sobre todo en lo relativo al hueco para las rodillas. El espacio para la cabeza es algo más ajustado -en todo caso suficiente-, más que nada por el hecho de que esta versión incorpora techo panorámico de cristal, que rebaja la altura unos milímetros.

DSC_0253 copia

El maletero cuenta con una capacidad más que suficiente para el día a día, con 360 litros. Además, es posible plegar la segunda fila de asientos en proporción 60:40, lo que añade capacidad y practicidad al lograr un espacio prácticamente plano para la carga.

En la última parte de la prueba hablaremos del equipamiento -con vídeo incluído-, de los costes y de sus rivales. Os esperamos.

Fotografías | Daniel Valdivielso


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Toyota Auris Hybrid, prueba (equipamiento, precio, valoración final) 15 febrero 2015
  2. Toyota y Lexus han vendido 125.000 híbridos en España 23 junio 2017

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *