Toyota Auris Hybrid Advance, prueba (motor, prestaciones, comportamiento y consumo)

Toyota Auris Hybrid Advance, prueba (motor, prestaciones, comportamiento y consumo)

Escrito por: Daniel Valdivielso   @valdi92    7 febrero 2015     6 Comentarios     5 minutos

Cuando hablamos de coches híbridos, es casi inevitable pensar en Toyota. El fabricante japonés es toda una referencia en este tipo de vehículos desde hace más de 15 años.

Por eso, en Highmotor hemos querido poner a prueba uno de sus modelos más exitosos de los últimos tiempos. Hablamos del Auris Hybrid, que esta semana ponemos a prueba.

Motor

El Toyota Auris equipa un sistema de propulsión híbrido compuesto por un motor térmico de gasolina con 1.8 litros de capacidad y 4 cilindros en línea. De aspiración atmosférica y ciclo Atkinson, tampoco cuenta con inyección directa, ya que su alimentación es aún por inyección indirecta. Su potencia final es de 99 CV, mientras que el par máximo del motor térmico es de 142 NM. A priori parecen cifras algo pobres -y es que lo son-, pero hay que tener en cuenta que el motor de gasolina, en este modelo, funciona ayudado por un motor eléctrico.

DSC_0244 copia

Si nos centramos en el motor eléctrico, se trata de una unidad de corriente alterna, en posición delantero-transversal, que funciona a 200V de tensión y que ofrece, gracias a una batería de 1.3 kWh, 88 CV y 207 NM. Trabajando en conjunto, el Auris Hybrid es capaz de ofrecer 136 CV, una cifra más acorde con la media de su segmento.

Prestaciones

En términos generales, las prestaciones no son brillantes, pero tampoco son especialmente malas. Se mantienen en un término medio dentro del segmento. La aceleración de 0 a 100 km/h toma 10.9 segundos, mientras que la velocidad máxima está cifrada en 180 km/h. Sin embargo, conviene comentar que estas cifras frías y aisladas no representan el agrado de conducción del Auris.

Me quiero referir a que, en circunstancias normales, el Auris se mueve con mucha agilidad entre el tráfico gracias al empuje del motor eléctrico. En salidas de semáforos o recuperaciones a baja velocidad, el Auris Hybrid es prácticamente imbatible. El empuje de 0 a 50 km/h es muy muy agradable, debido también al sistema de transmisión.

DSC_0226 copia

El Auris Hybrid transmite la fuerza al eje delantero a través de una caja de cambios de variación continua (CVT). Este sistema implica que, una vez el conductor demanda potencia, las revoluciones del motor no aumentan linealmente con la velocidad como sucede con una transmisión tradicional por engranajes, sino que es un engranaje planetario el que se encarga de mantener fijas las revoluciones del motor en un punto concreto mientras el vehículo gana velocidad.

Este punto implica dos situaciones. En el caso de conducción urbana y aceleraciones a baja velocidad, el confort de conducción es máximo, y las prestaciones son muy buenas. Todo ello acompañado por un silencio de marcha más que notable.
La parte menos buena la encontramos en conducción por carretera, donde al exigirle una aceleración/recuperación más veloz, nos responderá con demasiado ruido.

Las baterías, de níquel-hidruro metálico (Ni-MH) aportan al Auris una autonomía en modo Full Electric de aproximadamente dos kilómetros. En la realidad es prácticamente imposible alcanzar esa cifra, y si tenemos cuidado con el acelerador, superaremos el kilómetro por no mucho. Es prácticamente imposible agotar las baterías (sólo lo conseguí una vez, subiendo el puerto de Navacerrada). En este caso, el Auris pasa a empujar exclusivamente con los 99 CV del motor de gasolina, lo que implica una merma importante en la respuesta y prestaciones del coche.

Comportamiento

El comportamiento del Auris Hybrid difiere sensiblemente respecto a los demás Auris. Este variación radica, sobre todo, en la concepción híbrida del vehículo, ya que las baterías están situadas sobre el eje trasero. De esta manera, el reparto de pesos total del coche está más equilibrado que de costumbre para un vehículo del segmento C.

Con esto, nos encontramos con un compacto que ofrece un manejo muy agradable. En ciudad es muy cómodo de conducir gracias a su dirección (de asistencia eléctrica) de fácil utilización. Los frenos se pueden modular con facilidad, y si bien el usuario medio no notará el cambio al pisar el pedal entre la frenada regenerativa y el freno normal, si se pone atención puede llegar a notarse.

DSC_0238 copia

Cuando apretamos un poco el ritmo, el Auris responde con suficiencia. Está claro que no es el enfoque del Toyota, pero permite una conducción ligera sin ningún tipo de sobresaltos. El conductor no tiene una gran implicación con este coche, ya que tanto la dirección como los pedales están demasiado aislados, y transmiten poca información. Además, el ESP (por supuesto de serie) no es desconectable, lo que condiciona en exceso las reacciones del coche cuando se acerca a los límites de agarre.

Consumos

A priori, una de las grandes bazas del Auris Hybrid es su consumo. La marca homologa unas cifras realmente bajas, con 3.9 litros en todos los ciclos (urbano, extraurbano y mixto). Todos conocemos como funciona esto de los consumos, y en este coche no es una excepción. En ciudad es, tal vez, donde más se nota la concepción híbrida del Auris. Si se sabe llevar y las condiciones son algo favorables, es posible alcanzar esa cifra, e incluso bajarla. En alguna ocasión he llegado a ver 3.5 litros en tramos de 15-20 km por ciudad.

DSC_0266 copia

En carretera la cosa cambia, y los consumos a 110-130 km/h rondan los 5.5-6 litros. Por supuesto, no es una cifra mala, sino más bien equiparable a la de un compacto actual diésel con su potencia. En los 900 km de prueba, el consumo medio global se situó en 5.8 litros cada 100 km.

En la próxima entrega hablaremos de todo lo relativo al diseño tanto exterior como interior, así como las cotas de habitabilidad del compacto japonés. Os esperamos.

Fotografías | Daniel Valdivielso

3 comentarios

  1. IGC dice:

    Tengo un compacto actual diésel y mis cifras de consumo en autovía son muy inferiores, fácilmente lo puedo bajar un litro.Eso sí, chapeau por los consumos urbanos de los híbridos.Si viviese en ciudad me compraba uno de estos sin pensarlo.

  2. IGC dice:

    Por cierto,el interior no podría ser más espartano y estéticamente poco agradable.Toyota debería de hacer un esfuerzo para mejorarlo… un coche de ese precio se merece mejores calidades y no venderlo sólo por el motor.

    • Daniel Valdivielso dice:

      Buenos días. Gracias por compartir tu opinión!

      En cuanto a tu comentario, te invito a que le eches un vistazo a la segunda parte de la prueba, donde hablaré más detenidamente del habitáculo del Auris. Esta misma tarde la tendrás online.

      Un saludo.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.