El Toyota Land Cruiser 300 por TJM es la máquina off-road definitiva

El Toyota Land Cruiser 300 por TJM es la máquina off-road definitiva

Escrito por: Jaime Avilés    30 diciembre 2021     2 minutos

El preparador Australiano ha realizado una serie de modificaciones mejorando las capacidades y de paso, dándole un aspecto radicalmente aventurero

Sin duda alguna, el Toyota Land Cruiser es un referente si nos ponemos a pensar en cuales son los vehículos con mejores capacidades off-road durante toda su historia, ya que desde el lanzamiento de su primera generación en 1951, ha conseguido labrarse un nombre como uno de los grandes todoterrenos de todos los tiempos.

Sin embargo, hay preparadores como TJM, que han decidido sacar a relucir de lo que son capaces, y mejorar aún más las capacidades fuera del asfalto del nuevo Toyota Land Cruiser 300, gracias a unas modificaciones que le permiten superar cualquier reto con total control de la situación.

Más robusto y 200 kg más ligero

El nuevo Toyota Land Cruiser 300 por TJM, luce un nuevo paragolpes frontal en acero pintado en color negro, que además de darle mayor robustez visual, ha sido creado para ser compatible con todos los sistemas de ayuda a la conducción del Land Cruiser.

Toyota Land Cruiser 300 TJM

En este paragoles, se ha insertado unas luces auxiliares en tecnología LED, que permiten una iluminación de otro nivel en condiciones de poca luz, siendo el complemento perfecto junto a los protectores de sus bajos en color negro gloss, que permiten enfrentarse a cualquier camino complicado sin dificultades.

Desde la vista lateral, TJM ha equipado unas llantas de tipo beadlock en color negro, un snorkel AirTec que permite vadear ríos de una profundidad considerable, una barra de protección lateral y una plataforma portaequipajes en la que poder equipar hasta una tienda de campaña en la que poder pasar la noche.

Toyota Land Cruiser 300 TJM

Preparado para cualquier situación

En cuanto a sus mejoras dinámicas, este Land Cruiser 300 cuenta con una suspensión XGS con amortiguadores de doble tubo y unos brazos de control superiores hechos a medida que permiten aumentar la altura del todoterreno y gozar de un mayor ángulo de ataque.

Bajo el capó, encontramos un motor V6 turbodiésel biturbo que desarrolla 304 CV y unos increíbles 700 Nm de par máximo transmitidos a un sistema de tracción integral a las cuatro ruedas con diferencial de bloqueo central y a una transmisión automática de 10 velocidades.

Toyota Land Cruiser 300 TJM


Deja un comentario