Estos son algunos de los errores de la primera película The Fast & Furious

Estos son algunos de los errores de la primera película The Fast & Furious

Escrito por: Javier López   @jlopezbryan96    26 noviembre 2020     2 minutos

Hoy os traemos un vídeo de Craig Lieberman, director técnico de The Fast and The Furious, quien analiza algunos fallos que hubo en la primera entrega.

Si eres un fanático de los coches seguro que también lo eres de The Fast & Furious, una saga que sigue teniendo vida en la actualidad y que ha marcado un antes y un después. Bien es cierto que las últimas entregas poco a nada tienen que ver con los coches; más bien se centran puramente en la acción y en el espectáculo. Sin embargo, la primera película de todas fue una de las que más relación guardó con el mundo del automóvil, y hoy nos hemos topado con este vídeo de Craig Lieberman, director técnico de The Fast and The Furious, quien ha revelado algunos errores.

Por supuesto, hay muchas escenas en las que hay fallos que simplemente pasan desapercibidos, pero después de este meticuloso análisis nos encontramos con errores de lo más curiosos. Y es que, además de haber sido asesor técnico, Lieberman también ha sido propietario de alguno de los coches más míticos de la película, como el Toyota Supra o el Nissan Skyline GT-R que aparecen en la primera entrega.

Con esta premisa, es de esperar que conociese con lujo de detalles a los coches que hicieron gala en alguna de las escenas más míticas y, por ende, tuviese más atención a detalles que después se terminasen convirtiendo en errores. Sin embargo, muchos de los consejos de Craig Lieberman no fueron escuchados, lo que dio pie igualmente a que en ciertos momentos de The Fast and Furious se viviesen escenas
cuestionables
.

Fast And Furious 6 Stunt

Por ejemplo en uno de los momentos más míticos. Cuando el Honda Civic pasa por debajo del camión, nos damos cuenta de que en una primera toma este cuenta con un alerón de dos escalones y en la siguiente le falta el de arriba. ¿El motivo? El especialista decidió quitarlo para poder estar más cómodo y después no se volvió a poner.

También es fácil darnos cuenta de que el Volkswagen Jetta -uno de los vehículos más míticos de primera película de A Todo Gas-, no tiene pinzas de freno. Otra escena muy criticada es que, cuando Brian prueba el Mitsubishi Eclipse, sale metiendo sexta, cuando ese modelo tan solo tenía cinco marchas.

Y es que, sin lugar a dudas, son muchas las películas que tienen errores de este calibre, pero en una saga tan mítica como la de The Fast & Furious llama más la atención. Sea como fuere, la franquicia sigue adelante y, aunque ya no tan relacionada con los coches, ofreciendo escenas memorables.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.