La potencia en un cuerpo pequeño tiene sentido en el Volkswagen Polo R WRC personalizado por Wimmer

La potencia en un cuerpo pequeño tiene sentido en el Volkswagen Polo R WRC personalizado por Wimmer

Escrito por: Victor Alós Yus    11 marzo 2019     Sin comentarios     2 minutos

El personalizador Wimmer se ha atrevido a modificar un Volkswagen Polo R WRC y ha doblado su potencia, añadiendo además una decoración con elementos opcionales

El Volkswagen Polo es uno de esos modelos pensados para la circulación por ciudad y que no suelen requerir una excesiva potencia, precisamente por ese motivo. Pero de vez en cuando, los fabricantes quieren añadir al modelo una potencia adecuada para ser también un coche referente en pista. Y de repente nos encontramos con un coche pequeño, urbano, que tiene en su interior la potencia necesaria para enfrentarse a modelos muy superiores.

En el caso del Volkswagen Polo nos encontramos con varias versiones muy potentes, que surgen de la propia fábrica. El caso del Volkswagen R WRC es bastante conocido, ya que es capaz de lanzar al pequeño de la marca hasta límites insospechados, con un motor de 2.0 litros turboalimentado. Esta versión, la más potente del VW Polo, lo lanza hasta los 220 CV y consigue un par máximo de 450 Nm. Esto es mucho más que lo que se encuentra en el Volkswagen Polo GTI, que tiene una potencia de 200 CV y un par máximo de 320 Nm. Uno es una edición especial y el otro un modelo de producción, pero Wimmer se ha centrado en el primero y le ha dado una actualización para hacerlo más interesante.

Volkswagen Polo R Wrc Wimmer (2)

El personalizador se ha encargado de añadir más potencia a esa versión de alto rendimiento y lo ha dotado de una potencia de 420 CV, que va pareja a un par máximo de 651 Nm. Una potencia para un coche pequeño que de repente se convierte en una bestia para los circuitos, porque su escaso peso consigue que se convierta en un coche impresionante y muy atractivo. La velocidad máxima del modelo se cifra en 280 km/h, aunque no tenemos el dato que se refiere a la aceleración de 0 a 100 km/h.

Para conseguir este hito, Wimmer ha añadido un turbocompresor nuevo, una entrada de aire mejorada, se ha cambiado la bomba de alta presión modificada, una bomba de combustible con una presión de 6 bares, un tubo en forma de Y con catalizador deportivo, un intercooler y un escape modificado para ofrecer un mayor rendimiento. Todo ello, gestionado por un nuevo software que le hace funcionar mejor.

Todo esto tiene como añadido una buena cantidad de elementos opcionales, así que con esta modificación del motor y estas opciones que se pueden encontrar en el mercado se consigue un coche realmente impresionante y atractivo. Eso sí, el paquete de potencia cuesta 10.200 euros y las distintas opciones pueden encarecer bastante el modelo, haciendo que desde la base pueda incrementarse hasta 5.000 euros más. Eso sí, serás el poseedor de un urbano con la potencia de un superdeportivo

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.