Volvo V60 Polestar: Sueco, práctico y muy rápido

Volvo V60 Polestar: Sueco, práctico y muy rápido

Escrito por: Daniel Valdivielso   @valdi92    27 noviembre 2013     2 minutos

Volvo ha presentado, en colaboración con el preparador Polestar, su familiar más llamativo, rápido y efectivo. Se trata del V60 Polestar, que llega dispuesto a dar mucha guerra dentro del segmento de los familiares medios.

El V60 Polestar es el segundo miembro de la familia después de la presentación hace algunos meses del S60 Polestar, con el que comparte plataforma y grupo propulsor.

Básicamente, Polestar se ha limitado a preparar el V60 de forma muy similar a como lo hizo con el S60, dando como resultado un vehículo extremadamente deportivo, muy bien diferenciado respecto a sus hermanos de gama y con un aura de exclusividad que lo sitúa al nivel de grandes nombres como la familia «S» de Audi o los AMG de Mercedes-Benz.

V60 Polestar 1

El V60 Polestar se distingue de los Volvo tradicionales gracias a la incorporación de numerosos aditamentos estéticos entre los que destacan los paragolpes, mucho más agresivos gracias a las entradas de aire sobredimensionadas. Un alerón posterior y un sistema de escape con doble salida continúan dando pistas de un conjunto que se redondea con las nuevas llantas de 20″ y los retrovisores pintados en negro glossy.

En el interior también se aprecian detalles característicos como la instrumentación con nuevas informaciones, los asientos deportivos o las molduras y pedales exclusivos de esta versión. Los detalles en azul son numerosos, y se pueden observar en costuras o palanca de cambios.

V60 Polestar 4

El apartado técnico se completa con la incorporación de un propulsor de 6 cilindros en línea biturbo, basado en el T6 y que gracias a numerosas modificaciones como los turbocompresores más grandes o el intercooler de mayor rendimiento le permiten plantarse en 350 CV y 500 NM de par. El equipo de frenos también se actualiza, ahora presenta discos de mayor medida y pinzas fijas de 6 pistones, todo firmado por el especialista Brembo.

Toda esta fuerza se transmite al asfalto gracias una caja de cambios automática de 6 relaciones, conectada a un sistema de tracción total permanente que otorga al Volvo de un comportamiento tremendamente eficaz en cualquier situación, a costa de perder el punto de diversión que otorga la tracción trasera.

Las prestaciones suben a un nivel superior, marcando una aceleración de 0 a 100 km/h en 4.9 segundos, mientras que para alcanzar los 200 km/h desde parado consume 17.7 segundos. Son cifras propias de un deportivo de altos vuelos, pero con la peculiaridad de que podremos llevar con nosotros tres bicicletas, la compra de la semana y a toda la familia.

Fuente | Volvo-Polestar


Deja un comentario