1 marzo 2017 Gama / versiones, Salón de Ginebra, Todoterrenos / SUV

Bentayga Mulliner - 01

Hay coches que parece que siempre van a mostrar todo el lujo posible, pero cuando nos descuidamos, nos demuestran que hay más de lo que podemos encontrar hasta el momento. Es el caso del Bentley Bentayga, que ya es un SUV que se puede considerar de lujo… hasta que nos encontramos con el Bentayga Mulliner y nos damos cuenta de que pueden hacerlo más y mejor.

Los especialistas de la división de personalización de la empresa se han encargado de darle una vuelta de tuerca al modelo y han conseguido crear una versión realmente atractiva. Más aún, quiero decir. En el exterior podemos encontrar una carrocería en dos tonos, mientras que las ruedas van montadas en llantas de aleación de 22 pulgadas exclusivas de esta variante y que por el momento no se encontrará en ninguna otra versión del modelo.

Bentayga Mulliner - 03

La carrocería presenta un estilo que va a ser muy reconocible respecto al Bentayga original y ayudará a que se perciba como un modelo todavía más especial que el modelo básico. Pero donde se va a notar bien esta diferencia y el lujo añadido es en la cabina. En la tapicería se han decantado por un diseño que une un estilo tradicional y uno más moderno.

Distintos tipos de interior para cada cliente

Hay hasta siete combinaciones diferentes de colores, para que los asientos tengan un acabado diferente que la parte frontal del coche. La tapicería está bordada a mano y tiene costuras que ofrecen un elegante contraste que potencia el aspecto diferente de los acabados. La cabina tiene también unos acabados en madera de nogal, que es exclusivo también de esta versión, para crear un ambiente más elegante que no se encuentra en el Bentayga básico.

También se puede ver un sistema de iluminación interna que crea seis ambientes distintos, que pueden combinarse con el equipo de sonido “con más calidad de su categoría”, según nos comentan desde la marca, un sistema de 20 altavoces, un amplificador de 1.950 W y 21 canales. Y para que la música y el ambiente no sean lo único que motive a estar relajado a bordo de este coche, un enfriador de botellas en la consola central trasera y dos copas de Cumbia Crystal hechas exprofeso ayudan a disfrutar del viaje.

En lo que respecta al motor, está equipada con un bloque W12 de 6.0 litros que genera una potencia de 600 CV y un par máximo de 900 Nm, que presenta una aceleración de 0 a 100 km/h en 4.1 segundos, gracias a la velocidad máxima de 300 km/h. Se tratará de una edición muy limitada, ya que se trata de un modelo hecho de manera artesanal que requiere mucho trabajo y que no se repetirá muchas veces. Quien esté interesado podrá pedirlo dentro de unas semanas, aunque no se comenzarán a entregar hasta finales de año. De todas maneras, Bentley quiere llevar una de estas unidades al Salón de Ginebra, buscando futuros clientes.

Vía | Carscoops


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *