27 abril 2011 Fotos, Pruebas, Todoterrenos / SUV

bmw_x3

Después de dos pruebas de urbanos diesel, en Highmotor dejamos momentáneamente la racionalidad para traeros un vehículo que sin duda además de probarlo, hemos disfrutado al volante. Normalmente me suelen gustar más los diesel por el bajo consumo que ofrecen pero hay ciertos coches que no se pueden medir con criterios racionales, como este BMW X3 que hemos probado equipado con el motor gasolina de seis cilindros en línea que entrega una potencia de 306 CV.

Aunque exteriormente parece un SUV, el comportamiento del X3 está al a altura de una berlina y esta versión xDrive 35i es ideal para aquellos amantes de los vehículos gasolina, equipado con un propulsor de tres litros y 306 CV, es de los más potentes del mercado y deja atrás a prácticamente toda su competencia cumpliendo con las sensaciones deportivas de las que hace gala la firma bávara.

El BMW X3 ha sido actualizado recientemente siendo ahora un pequeño X5 a escala y contando con un diseño renovado, no en vano fue unos de los primeros SUV de lujo en llegar al mercado. En la primera parte de la prueba como siempre veremos a fondo su motor y prestaciones, así como el comportamiento de este X3 xDrive 35i de 306 CV unido a una transmisión automática de ocho velocidades, empezamos con la prueba de este deportivo disfrazado de todocamino.

Motor y prestaciones

bmw_x3

Bajo el capó del X3 tenemos un motor de tres litros y seis cilindros en línea de inyección directa, dispone de un sólo turbo y del sistema Valvetronic, gracias a ese sistema consigue unos consumos más contenidos y al mismo tiempo una respuesta más inmediata a las órdenes del acelerador. Todo esto se traduce en una respuesta contundente cuando pisamos el acelerador, puesto que empuja con fuerza desde las 2.000 r.p.m. hasta casi las 7.000 r.p.m.

Como muestra del poder del motor tenemos el par con 400 Nm o la aceleración de 0 a 100 km/h en sólo 5,7 segundos, unas cifras muy buenas si hablamos además de un vehículo SUV y no de un turismo. Lo más impresionante de la respuesta era que cuando en alguna situación necesitabamos una respuesta rápida (como un adelantamiento) bastaba con pisar decididamente el pedal del acelerador que el cambio no dudaba en bajar varias marchas hasta situar el coche en las 6000-6500 r.p.m. , contando con toda la fuerza disponible en ese momento. Por otra parte el motor es muy suave, tanto en la entrega de potencia con en el funcionamiento.

cambio_bmw_X3Además, como comentaba al principio, unida a este motor va una caja de cambios automática de ocho velocidades, que completaba el conjunto, con una respuesta rápida a nuestras órdenes, además disponía del modo Sport que nos mantenía más alto de vueltas al X3, al mismo tiempo que era muy recomendable para las reducciones puesto que nos contenía más el coche que en modo normal. Como complemento tenemos las levas en el volante, aunque la palanca del cambios era cómoda (hay que acostumbrarse a ella, pero una vez que ya la controlamos es más rápida y funcional que una típica).

Otro detalle que nos ha gustado del motor es su sonido, puesto que cuando ves un SUV normalmente intuyes que lleva un motor diesel o el sonido del motor no es característico, pero en el caso de este potente X3 xDrive35i el sonido del motor era un buen complemento. Sin llegar a ser molesto o grueso en exceso, sonaba fuerte y denotaba que bajo el capó había algo “gordo”, precisamente el sonido del motor es lo que hacía que más de un viandante se fijara en el coche.

Comportamiento

bmw_x3

La esencia SUV vuelve a estar ausente en este apartado, puesto que el X3 se comporta igual que un turismo. Su terreno ideal son las carreteras de montaña, con curvas y constantes cambios de apoyo, donde nos muestra todo su poderío y nosotros disfrutamos al volante de este SUV como si de un deportivo se tratara. Para controlar la respuesta del vehículo, disponemos de tres modos diferentes de conducción: Normal, Sport y Sport +.

Estos tres modos actuan sobre la suspensión, dirección y respuesta del acelerador, en el caso del Sport endurece más las suspensiones y mejora la rapidez de respuesta del acelerador al tiempo que endurece la dirección, todo ello destinado a que nos olvidemos que conducimos un X3, mientras tomamos las curvas de un puerto de montaña sin notar que llevamos un todocamino. Mientras que el Sport + está destinado para disfrutar completamente de la conducción, es un modo más radical que además de actuar sobre todo lo que actúa el modo Sport, también retrasa la actuación de los sistemas de ayuda electrónicos, dejando al conductor controlar a su manera el coche sin interferir tanto en la conducción.

bmw_x3

La estabilidad es sobresaliente en este X3, así nos ha quedado patente en los diferentes recorridos por carreteras con curvas y tramos algo más complicados, donde mantuvo muy bien el tipo, con una respuesta correcta y atípica en un todocamino. Pero el confort tampoco se queda atrás, puesto que es un vehículo cómodo que tiene un rodar muy suave, el motor en ningún momento es brusco y las suspensiones mantienen un buen nivel de confort interior, acogiendo a sus ocupantes y aislándolos del exterior, eso sí, con un tacto más bien duro sobretodo si lo comparamos con otros SUV.

Por último nos queda el apartado de frenos y dirección, el equipo de frenos está a la altura del modelo y resisten bien la fatiga, mientras que la dirección es típicamente BMW con un tacto algo duro y precisa, lo que contribuye a tener bajo control al X3.

Consumo

bmw_X3

El X3 estrena el sistema Start&Stop asociado por primera vez a una caja de cambios automática, pero aún así este motor de 306 CV y el peso del vehículo que ronda los 1.900 kg, pasan factura en el apartado de consumos. Comparativamente con otros modelos de similar potencia y tamaño el BMW X3 xDrive35i cuenta con un consumo bastante contenido.

En autovía con una conducción tranquila hemos rondado los 9 litros a los 100 km, mientras que en carretera si tenemos cuidado con el acelerador podemos rondar los 12 litros a los 100 km, pero a este coche es muy complicado no pisarle.

Conducción Off-Road

bmw_x3

Para finalizar con la prueba del BMW X3 nos toca hablar de la conducción off-road, pero no debemos olvidar que estamos ante un SUV, esta versión xDrive cuenta con tracción a las cuatro ruedas, pero no lleva reductora ni ningún mecanismo para seleccionar manualmente el tipo de tracción. Además los ángulos del vehículo no son especialmente buenos para una conducción off-road.

Eso sí, fuera del asfalto se defiende bastante bien y como ayuda cuenta con el control de descensos que lo mantiene a la velocidad que seleccionemos en el botón. Es decir, es un buen coche para salir de vez en cuando por pistas y zonas algo más complicadas, donde tenemos el plus de la altura y la tracción.

En la segunda parte de la prueba hablaremos del diseño exterior del X3, así como del espacio interior y calidad de los acabados, algo en lo que destaca el BMW X3.

bmw_x3

Fotos | David Taboada y Equipo de pruebas


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. BMW X3 xDrive35i de 306 CV, prueba (Parte II) 30 abril 2011
  2. BMW X3 xDrive35i de 306 CV, prueba (Parte III) 7 mayo 2011
  3. Wild Rubis: Al DS también le gusta el campo 11 abril 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *