20 diciembre 2011 Compactos, Fotos, Pruebas

A lo largo de estos días estamos analizando al nuevo Citroën C4, un coche que se ha renovado completamente y que además es importante dentro de la gama Citroën, por lo que a ventas se refiere. Para probarlo hemos elegido el motor diesel 1.6 HDi de 112 CV, asociado a la caja de cambios manual pilotada CMP de seis relaciones.

Nuestro C4 era el e-HDi, la versión eco dentro de la gama y disponía de start&stop, entre otras mejoras para hacer lo más eficiente posible a este prestacional motor diesel. Todo lo relacionado con el motor, consumos, prestaciones o comportamiento lo podéis consultar en la primera parte de la prueba.

El diseño exterior, así como el renovado diseño interior, ha sido el eje principal en la segunda parte de la prueba. Tal y como hemos visto, el nuevo C4 ahora tiene una línea más tradicional al tiempo que ha mejorado la calidad interior.

Finalmente en la tercera parte de la prueba siempre nos centramos en el equipamiento, sin olvidarnos de todo lo relativo a seguridad, y además vemos los precios y acabamos con nuestra valoración general sobre el modelo.


Equipamiento

Dentro del equipamiento de seguridad de serie presente en los Citroën C4 podemos encontrar elementos como el ABS, airbags frontales, laterales y de cortina, control de estabilidad, y opcionalmente podemos equipar el aviso del ángulo muerto y los faros antinieblas. En las pruebas EuroNCAP ha conseguido las preciadas cinco estrellas con una protección de adultos de 90%.

La gama se estructura en tres acabados: Business, Seduction y Exclusive. Desde el acabado base tenemos de serie el aire acondicionado, radio CD MP3 con seis altavoces, elevalunas eléctricos delanteros, toma AUX, espejos eléctricos, entre otros elementos.

Nuestra unidad era el acabado Exclusive, que viene equipado prácticamente con todo, puesto que tenemos disponible, los faros antiniebla, control y limitador de velocidad, asistente de arranque en cuesta, cuatro elevalunas eléctricos, sensor de luces y lluvia, llantas de aleación de 17 pulgadas, toma USB y Bluetooth, toma de corriente de 230 v, asientos con función de masaje, entre otros elementos.

Uno de los equipamientos que Citroën está promocionando más en el C4 es el avisador del ángulo muerto del retrovisor. Un sistema muy interesante que nos avisa cuando tenemos un coche en el ángulo muerto y a la hora de cambiar de carril es toda una ayuda. Pero es una pena que se equipe este sistema y cuando se ha desarrollado no se equipe un simple pitido (algo que equipan muchas marcas) cuando ponemos el intermitente hacía el lado que tenemos el obstáculo, porque una simple luz en el retrovisor queda algo incompleto.

También disponía de un sistema de aparcamiento, que engloba los sensores y que nos mide las plazas cuando nos disponemos a aparcar en línea, un sistema que ya hemos probado en el Citroën C5, y que es muy práctico sobretodo en aquellas plazas donde entramos algo justos.

Finalmente nuestro modelo también equipaba el sistema de navegación pero no el conocido WIP NAV sino una actualización de un viejo conocido de la marca PSA, pese al cambio del diseño creo que sigue siendo un RT3 actualizado (si no me equivoco) y su funcionamiento no es precisamente muy intuitivo.

En el apartado de conectividad obtiene un sobresaliente, puesto que nuestra unidad disponía de la toma USB, AUX y bluetooth para el móvil, todo ello de serie en este nivel de acabado Exclusive, y además destacar la calidad de sonido de los altavoces, que no eran Hifi pero sonaban realmente bien.

Precios

Recomendamos consultar la web de Citroën o directamente un concesionario para conocer de primera mano los precios y descuentos que están en vigor. Porque Citroën suele tener ofertas interesantes y descuentos que van actualizando cada mes.

  • Citroën C4 VTi 95 Business 14 850 euros
  • Citroën C4 VTi 120 Business 15 650 euros
  • Citroën C4 HDi 90 Business 16 550 euros
  • Citroën C4 VTi 120 Seduction 16 850 euros
  • Citroën C4 HDi 110 Business 17 650 euros
  • Citroën C4 HDi 90 Seduction 17 750 euros
  • Citroën C4 VTi 120 Seduction Aut. 18 650 euros
  • Citroën C4 HDi 110 Seduction 18 850 euros
  • Citroën C4 VTi 120 Exclusive 19 200 euros
  • Citroën C4 e-HDi 110 Airdream CMP6 Seduction 19 750 euros
  • Citroën C4 HDi 90 Exclusive 20 100 euros
  • Citroën C4 HDi 150 Seduction 20 850 euros
  • Citroën C4 THP 155 CMP6 Exclusive 21 300 euros
  • Citroën C4 e-HDi 110 Airdream Exclusive 21 400 euros
  • Citroën C4 e-HDi 110 Airdream CMP6 Exclusive 22 200 euros
  • Citroën C4 HDi 150 Exclusive 23 200 euros

-Precio unidad probada (Citroën C4 e-HDi 110 Airdream CMP6 Exclusive): 25.300 euros

Valoración General

Cambio importante hacía la calidad, con esta premisa es con la que nos quedamos tras probar el nuevo Citroën C4. Exteriormente el diseño se ha vuelto algo más tradicional, tendrá sus adeptos y detractores, pero sigue conservando cierto nivel de personalidad en sus líneas. Mientras que el interior ha ganado presencia, diseño y calidad de terminación (pese a que algunos materiales podrían ser mejorables visualmente).

Su motor HDi de 112 CV, denominado por Citroén como HDi 110, es muy prestacional y sin duda es una apuesta interesante si buscamos prestaciones y economía a partes iguales, pero recomendamos encarecidamente que si optamos por este motor no equipar la caja de cambios CMP de seis relaciones.

Esta caja de cambios tiene la ventaja de ser barata, podemos acceder a un cambio automático (o con funcionamiento similar a un automático, mejor dicho) a un precio relativamente bajo, pero a la hora de circular con él notamos que le hace perder muchos puntos en confort de marcha o respuesta por cierta lentitud a la hora de engranar las marchas característica de esta caja de cambios manual pilotada.

Eso sí, el motor y su consumo, nos han sorprendido porque tiene una respuesta muy prestacional y las cifras que hemos logrado están muy ajustadas y la respuesta es más que correcta. Al igual que la comodidad interior, no tenemos un coche que destaque por agilidad o deportividad, pero a cambio el confort interior se sitúa en niveles elevados.

Finalmente el equipamiento ha ganado con la incorporación de ciertos sistemas provenientes del C5 (como el de ayuda al estacionamiento) o inéditos en la gama (como el avisador del ángulo muerto), eso es un valor añadido para un compacto y lo sitúa muy bien en el mercado, eso sí, algunos de estos nuevos elementos del equipamiento se pueden mejorar todavía, sin que reste mérito a su funcionamiento o la inclusión de estos sistemas avanzados tecnológicamente en un compacto.

Por lo tanto en líneas generales nos ha sorprendido el nuevo Citroën C4 por su eficiente motor, diseño que gana en calidad y equipamiento a la última para un compacto.

Fotos | Diego G. Moreira


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *