8 febrero 2012 Curiosidades

A la flamante directora de la DGT, María Seguí-Gómez, le ha tocado en suerte uno de los controles de alcoholemia de la Guardia Civil, el cual pasó con éxito, en uno de sus viajes que diariamente hace desde Toledo, sitio en donde reside, a Madrid, en donde están ubicadas sus oficinas.

María Seguí-Gómez, licenciada en medicina y doctorada en prevención de accidentes por la Universidad de Harvard, seguramente se vió tan sorprendida como el guardia civil a quien le tocó en suerte someterla al control de alcoholemia. Finalmente, todo terminó con una felicitación de parte de la nueva directora de la DGT, ya que el servidor público había “cumplido con su trabajo a la perfección”.

A María Seguí-Gómez le tocará continuar la senda dejada por Pere Navarro. Una vez agotada la primera fase en la reducción de accidentes (políticas centradas en el consumo de alcohol, el exceso de velocidad, el uso del cinturón y el casco y los reincidentes) tocará centrarse en los grupos concretos, como los peatones atropellados en ciudad, los accidentes por exceso de velocidad o los ciclistas o motoristas muertos en accidentes.

Por suerte, salió bien librada del “exámen sorpresivo” de alcoholemia y no ha repetido algunos “errores” del pasado, detentados por su cargo oficial, como su predecesor, Pere Navarro.

Vía | Autobild


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 8 febrero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *