20 octubre 2013 Industria

Fisker Karma

Finalmente, ni los alemanes, ni los chinos de Wanxiang (junto con nada menos que Bob Lutz) se quedarán con la agonizante Fisker, luego de que el fabricante de híbridos se declarase en quiebra algunos meses atrás. Parece que la compañía irá a manos del hijo de una de las personas más ricas del planeta, por lo cual se asegura su continuidad.

De entre todas las ofertas recibidas, la que más ha convencido al Departamento de Energía de EEUU ha sido la de Richard Li, quien para la ocasión liderará un consorcio de compañías de Hong Kong, llamado Pacific Century Group, que se harán cargo de Fisker. La oferta ha superado a la competencia, con un precio propuesto que todavía no ha sido anunciado, aunque tendrá que hacer frente a la deuda dejada por Fisker al gobierno de Obama por 168 millones de dólares.

Claro que el gobierno americano no dejaría pasar esta ocasión para imponer algunas garantías. Dado que todos los oferentes eran extranjeros, se han asegurado primero que la producción y desarrollo de futuros modelos de Fisker se realice en EEUU. Y es que además de su oferta de compra por la marca, debían presentar un plan de producción de coches ecológicos que promoviera la producción americana.

Se estima que la fortuna de Richard Li es de poco más de 950 millones de euros, habiendo estado en relación directa con Fisker Automotive desde sus inicios, ya que ha sido uno de sus inversores.

Fisker Automotive entró en quiebra en el mes de abril, cuando ya llevaba dos años sin realizar pago alguno al gobierno americano, que había otorgado un préstamo especial para el desarrollo de vehículos ecológicos. El conflictivo lanzamiento del Fisker Karma, otros modelos que nunca pudieron ver la luz y el cierre de la provisión de dinero público terminó por provocar la bancarrota.

Vía | Reuters


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 20 octubre 2013
  2. Fisker pide rechazar la oferta de compra de Wanxiang Group 3 enero 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *