22 agosto 2013 Híbridos, Industria

fisker

A la quiebra declarada de Fisker le han seguido unos meses de incertidumbre sin noticia alguna del fabricante de híbridos caído en desgracia. Incluso se ha llegado a hablar del Fisker V8, un Fisker transformado a combustión más convencional que habría tenido eco entre los propietarios de la marca.

Un salvador de última hora se perfila en el horizonte de la maltrecha Fisker. Se trata de Fritz Nois AG, una compañía alemana de inversiones que ha hecho una propuesta nada despreciable y que pondría sobre la mesa casi 19 millones de euros para adquirirla y continuar con el plan de fabricación de modelos que Fisker había trazado originalmente.

Fritz Nois AG ha pensado en algunos cambios, si bien el Karma seguiría siendo construido de accuerdo a esta propuesta. Una de las modificaciones propuestas es trasladar la producción de la planta finlandesa de Valmet a EEUU, poniendo nuevamente en marcha una de las plantas que Fisker tuvo que cerrar al serle negado parte de un crédito de más de 500 millones de dólares, a principios del pasado año.

El precio de compra parece irrisorio en comparación con la deuda que dejó atrás Fisker antes de la bancarrota, con unas pérdidas que se ubicaron en más de mil millones de euros. Pero habrá que hacer más que tener contentos a los americanos con el hecho de que se vuelva a fabricar en EEUU. Habrá que ver qué liquidez tiene Fritz Nois para pagar las deudas (entre ellas al propio gobierno de Obama) y retomar la producción con saldo a favor.

Vía | Carscoop


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 23 agosto 2013
  2. Fisker Automotive a punto de ser comprado por un consorcio de Hong Kong 20 octubre 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *