21 febrero 2012 Industria

Opel cada vez marcha peor en el ámbito de los negocios. De perder 1,5 millones de euros en el 2010, en el 2011 ha cerrado con números en rojo por 600 millones, mientras pierde su cuota de mercado en Europa, que ahora es de solamente el 5,7%.

Como ahora GM goza de una primavera casi inesperada, con ganancias después de años de no tenerlas y de estar al borde de la bancarrota, ahora consideran que es hora de intantar hacer algo por Opel para sanear su situación. El primer movimiento será comenzar a cerrar fábricas para tener menos plantilla de trabajadores. Se dice que unos 4.000 de ellos están en peligro de ser despedidos; o bien GM ya no sabe qué hacer con Opel, o nunca lo ha sabido.

Los despidos se harán de forma paulatina, hasta legar al cierre de fábrica, lo cual podría ocurrir después del 2014. También ha corrido el rumor de que la producción de mudaría a otro país con mano de obra más barata, aunque esto es muy improbable por el poder de los sindicatos en Alemania.

Los Opel son cochazos pero no se venden. Y mientras la marca no logre colocar un modelo que sea referencia (y baje los precios, claro) va a ser difícil que pueda recuperar la bajada brutal de ventas que ha tenido el año pasado.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 21 febrero 2012
  2. Salón de Ginebra 2012: Opel - La Isla Buscada 6 marzo 2012
  3. Salón de Ginebra 2012: Opel 20 marzo 2016

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *