6 agosto 2016 Industria

aire_acondicionado_refrescar coche

Cuando llega el verano y el calor, sabemos que simplemente poniendo en marcha el aire acondicionado del coche vamos a poder disfrutar de aire fresco que hará que el habitáculo sea mucho más agradable, pese al calor y sol. Pero, ¿sabemos realmente cómo funciona y cómo podemos hacer que siga funcionando perfectamente y que no falle cuando más falta hace? El mantenimiento es muy importante y es necesario conocer en qué consiste esa revisión que tenemos hacer cada año.

Cuando se lleva el coche al taller para revisar el sistema de climatización, los profesionales se encargan de revisar su funcionamiento y asegurarse de que todo está en condiciones para que el conductor y los ocupantes del coche tengan el mejor resultado con su funcionamiento. Lo que hacen los profesionales es ver que todo está en su sitio y comprobar el estado de los distintos filtros con que cuenta el sistema.

Además, se encargan de purgar el gas refrigerante, que se encarga de hacer que se emita aire fresco a la cabina. Si hubiera algún problema de escape de gas, algún filtro estuviera en mal estado o se observara que no funciona bien, se realizaría una revisión a fondo para determinar qué es exactamente lo que no funciona y solucionar el problema. Veamos cuáles son los principales elementos del sistema de aire acondicionado del coche.

Los filtros de habitáculo

El filtro del habitáculo es muy importante, ya que es el que se encarga de evitar que los elementos extraídos del exterior se cuelen en el interior del coche. Por eso, es importante que esté perfectamente limpio. Como por este filtro pasan 300 metros cúbicos de aire del exterior cada hora, es fácil imaginar el nivel de obturación que puede experimentar en un solo día. Si este filtro estuviera obstruido, se podría dañar el motor de ventilación, así que hay que tenerlo en perfectas condiciones, porque podría ocasionar daños graves en el sistema.

aire-acondicionado-1

Filtro deshidradatante o acumulador

Este filtro se encarga de evitar que haya un exceso de humedad en el sistema y también se encarga de eliminar las partículas de suciedad, con el fin de evitar daños en el circuito y permitir que este ofrezca el mayor rendimiento a la hora de obtener el frío necesario para que cumpla su función. Este filtro debería cambiarse cada dos años, ya que en ese tiempo alcanza su máximo nivel de absorción y puede provocar que el daño se extienda a otros elementos del sistema.

Gas refrigerante

El gas refrigerante dentro del circuito del climatizador permite que se enfríe el aire que circula por él y que entra en el habitáculo. También sirve de canal de transporte para el aceite que necesita el compresor para funcionar bien. Si hubiera poco aceite, no se lubrificaría bien este y podría llegar a estropearse, creando una avería grave y por supuesto, cara. En condiciones normales de uso, se tendría que cambiar este gas cada tres años.

El evaporador

El evaporador está ubicado normalmente detrás del tablero de instrumentos y su función es obtener el frío que se genera con la evaporación del gas refrigerante. Es un elemento que por su humedad, condiciones de oscuridad y su difícil accesibilidad puede provocar que se acumulen las bacterias y se reproduzcan. Hay mantenerlo siempre limpio y evitar que proliferen las bacterias, que pueden causar problemas de alergias que afecten a los ocupantes del vehículo.

aire-acondicionado2

El compresor

Este es el corazón del sistema de climatización y si cualquiera de los elementos que lo conforman está en mal estado, puede provocar que acabe funcionando mal, causando graves problemas en el mismo. Si se detecta que hay cualquier problema, a través de un ruido extraño o cualquier otra cosa que pueda hacernos pensar esto, hay que revisarlo y sustituirlo antes de que hayan más problemas.

Realizando esta revisión de manera periódica, evitaremos no solo que se produzcan daños graves en el sistema, sino que cuando vayamos a utilizarlo, no funcione correctamente y no podamos disfrutar del frescor que necesitamos en el duro verano.


También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *