18 abril 2016 Deportivos, Pruebas

CIMG1571

Antes de empezar a hablaros de la prueba que hemos hecho es justo explicar que particularmente soy más amante de los todoterrenos que de los deportivos, aunque hay iconos a los que siempre es interesante ponerse al volante, el Mazda MX-5 es uno de ellos. Las tres generaciones del roadster no han dejado a nadie indiferente y siempre sobre la misma base: sentir la conducción.

Los vehículos actuales suelen tener direcciones con un enorme grado de asistencia, la mejora constante de la rumorosidad del motor y de la insonorización interior, suspensiones en busca del confort, en definitiva intentan mejorar notablemente el confort interior. Pues bien, el Mazda MX-5 es diferente al resto, hay muchos coches más cómodos que este japonés, el sonido del motor se nota a medida que subimos de vueltas, la dirección te hace sentir lo que sucede en las ruedas, la suspensión es de corte firme y deportivo e incluso la palanca de cambios va montada a escasos centímetros de la propia caja notándose algunas vibraciones, ¿y qué? Todo lo anterior hace que a los pocos minutos de estar al volante, te saque una sonrisa.

Diseño Exterior: más pequeño y más intenso

CIMG1595

El sentimiento en el nuevo MX-5 empieza a primera vista, puesto que el diseño exterior no deja indiferente. Este roadster con capota de lona es pequeño pero intenso, en esta nueva generación es más corto, más bajo y más ancho. Tiene unas líneas exteriores que hace fácilmente reconocible al MX-5 pero al mismo tiempo se actualiza con nuevos rasgos que marcan una clara distancia con las generaciones anteriores, ahora con toques más vanguardistas.

Frontalmente son muy llamativos los faros de pequeño tamaño (los más pequeños que ha tenido un Miata a lo largo de su historia) los cuales de serie son full-LED, LED también son las luces diurnas situadas en la parte inferior en los extremos (potenciando la sensación de anchura) y que contribuyen a un aspecto deportivo e imponente del frontal. Por último está la parrilla trapezoidal que junto con las luces diurnas le aporta el aire de familia Mazda.

Si lo vemos lateralmente destaca su pequeño tamaño (sólo 3,91 metros de largo) y lo baja que está su carrocería, además de reconocer la inconfundible silueta del roadster japonés. Recurre a llantas de tamaños razonables (ahora que se está imponiendo una lógica de llantas enormes) y el MX-5 tendrá dos medidas según versiones 16 o 17 pulgadas, en nuestro caso las segundas con unos neumáticos medidas 205/45 R17.

CIMG1444

En la zaga la renovación con respecto a la anterior generación es más que visible, nuevos faros y nuevas líneas más marcadas. Los faros son de tamaño pequeño y usan tecnología LED para algunas funciones de iluminación (luz de freno y posición) y el portón del maletero destaca por su pequeño tamaño y ligereza, aunque para abrirlo hay que ser muy observador puesto que el botón está a la altura de la matrícula justo al lado de las luces que la iluminan. El toque deportivo, además de por sus líneas, viene de la doble salida de escape.

¿Y la capota? Pues de lona, tradicional y elegante, con un mecanismo manual fácil de descapotar y capotar en apenas segundos con mínimo esfuerzo. Otro punto positivo de la capota de lona es que no ocupa espacio en el maletero, se pliega en un espacio entre el maletero y los asientos.

Diseño interior: lo justo y necesario para sentir al volante

CIMG1464

Al abrir la puerta del MX-5 ya nos damos cuenta que acceder al interior no es tarea fácil si tenemos poca agilidad (nada a lo que no nos acostumbremos en poco tiempo). La primera vez que nos sentamos al volante notamos la postura de conducción muy baja (aún es más baja que en la anterior generación) parece que estamos montados en un kart con el volante vertical y muy bajo. El salpicadero rodea al conductor y el elevado tren central deja a la altura perfecta la palanca de cambios, es un interior justo en espacio pero con una buena ergonomía y con todo a mano. La visibilidad delantera es buena, mientras que la lateral es algo peor y la trasera muy complicada, aunque gracias a la tecnología no es un problema, dispone de aviso del ángulo muerto del retrovisor y de tráfico trasero -muy necesario para salir marcha atrás de cualquier estacionamiento con seguridad-.

Los asientos en nuestra unidad son los semi-backets obra de Recaro (opcionales), con una sujeción sublime del cuerpo, como detalle curioso incorporan unos altavoces a la altura de la cabeza que sólo se usan con el manos libres del teléfono y nos permiten oír de manera mucho más clara las conversaciones que mantenemos mediante el Bluetooth del MZD Connect. También disponen de calefacción.

CIMG1471

El diseño del salpicadero es sencillo, al estilo de otros modelos de la marca y con ausencia de botoneras. Destaca la pantalla táctil de 7 pulgadas que incluye el MZD Connec de serie, la cual podemos manejar también desde el mando giratorio que Mazda denomina HMI, situado en el tren central. La calidad interior es más que correcta, la mayoría de plásticos presentes en el habitáculo son duros pero los ajustes son correctos e incluso la sensación de calidad interior es notable, las puertas incluso llevan la parte superior pintada en el color de la carrocería integrándose a la perfección con las líneas interiores.

Huecos y maletero

CIMG1559

Estamos probando un roadster y eso se nota en apartados como en el huecos y compartimentos, lo primero que llama la atención es que la guantera principal del coche no está en la zona del acompañante como en el resto de vehículos, sino que está en medio de los dos asientos, tiene una notable capacidad pero es complicado acceder a ella sentado. Aprovechando al máximo el espacio dispone de dos posavasos en medio de ambos asientos, justo debajo de la guantera, y los posavasos son desmontables y uno de ellos puede acoplarse en la zona del copiloto.

El MX-5 tiene otro mini-hueco en el tren central, aunque ni un móvil entra en él, más bien está pensado para unas llaves o algo más pequeño y por último está un espacio delante de la palanca de cambios donde podemos dejar la llave del coche o un móvil (pequeño).

huecos-mx5

El maletero es de pequeño tamaño, con sus 130 litros, aunque es más aprovechable que el de un Jaguar F-Type y al menos una maleta de mano y una mochila entra sin problemas o una chaqueta, porque al no tener mucho espacio interior, la chaqueta tiene que ir al asiento del copiloto o al maletero (que está muy bien terminado).

Motor y prestaciones

CIMG1614

El nuevo Mazda MX-5 está disponible con dos motores gasolina, un 1.5 SkyActiv-G de 130 CV y un 2.0 SkyActiv-G de 160 CV. Pese a la diferencia de potencia decidir entre ambos propulsores no es tarea fácil (nuestro compañero en la presentación internacional se decantaba a nivel personal por el 1.5) aunque yo he probado el motor más potente, el prestacional 2.0 SkyActiv-G de 160 CV. Motor que cuenta con todos los avances de la tecnología Skyactiv, destacando el sistema i-eloop que carga la batería aprovechando las deceleraciones del coche.

Este dos litros sin turbo es una máquina de hacer sentir y disfrutar de la conducción, es un propulsor muy progresivo y con una respuesta contundente. Despierta a 1.500 vueltas (algo inusual en un propulsor gasolina), mientras que en el entorno de las 4.000 r.p.m. es agresivo y empuja sin cesar hasta las 6.000 revoluciones. A medida que va subiendo la aguja del cuentavueltas el bramido que sale por los tubos de escape va en aumento, acompañando al caracter deportivo de este roadster.

A la buena respuesta del motor se suma una caja de cambios con un tacto típico Mazda, la palanca es de pequeño tamaño, precisa y de corto recorrido, lo que hacen que sea ideal para disfrutar de una conducción algo más deportiva. La firma japonesa siempre ha destacado en el tacto, pero en el Mazda MX-5 es el broche a un conjunto que tiene como objetivo el disfrute de la conducción.

Comportamiento: la carretera su mejor hábitat

CIMG1458

Arrancamos, ponemos primera en la pequeña palanca de cambios del MX-5 y nos dirigimos a una zona llena de curvas para sacarle el máximo partido a este roadster. Su habitat ideal es la carretera, no tanto la ciudad ni la autopista (donde también se mueve bien). Varios ingredientes hacen que la mezcla que conducimos sea especialmente divertida: coche pequeño, poco peso (1090 kg), chasis extremadamente rígido, bajo centro de gravedad y un motor de 160 CV.

Una vez llegamos a nuestro destino -una carretera llena de curvas entre la provincia de Ourense y Portugal- rodamos los primeros metros acompañados del bonito sonido del escape (especialmente por encima de 4.000 vueltas), la agilidad enlazando curvas es sobresaliente, el motor sube de vueltas de forma progresiva y siempre con un empuje contundente, la rigidez del chasis y su suspensión deportiva Bilstein lo pegan al suelo siendo un coche muy estable y noble en reacciones.

CIMG1579

El MX-5 tiene un toque nervioso que te hace sentir la conducción, la dirección requiere cierta rapidez pero es más que correcta y el sistema de frenos siempre cumple con eficacia las órdenes del pedal. El ESP se puede desconectar por completo, de forma muy fácil, basta con pulsar el botón y automáticamente se desconecta. Con él conectado permite cierto juego sin ser demasiado intervencionista pero actuando si la cosa se complica, desconectado el MX-5 es un coche nervioso pero con el que podemos disfrutar al máximo.

¿Y el confort abordo? Hemos comprobado que este roadster japonés es muy ágil, muy estable y deportivo, pero también es un coche bastante confortable pese a equipar una capota de lona. En autovía es donde el confort más se resiente, el ruido se cuela con bastante facilidad, mientras que en carretera en conducción tranquila es un coche cómodo. En ciudad es práctico por sus medidas pero la nula visibilidad trasera dificulta algunas maniobras como el aparcamiento (suerte que la tecnología ayuda en este aspecto con equipamientos como el detector de tráfico trasero y los sensores de aparcamiento).

Consumo

CIMG1531

Roadster y consumos razonables no son antagonistas, tal y como pudimos comprobar en la prueba del Mazda MX-5, puesto que en nuestro recorrido habitual por autovía entre Madrid y Vigo, el consumo medio que obtuvimos fue de 5,9 litros a los 100 km, una buena cifra. En carretera de media en nuestro recorrido habitual rondaba los 6,8 litros a los 100 km sin ir demasiado preocupados por el tipo de conducción. Por último en nuestro recorrido habitual de pruebas por ciudad el consumo medio que arrojó el MX-5 fue de 8 litros a los 100 km.

Equipamiento

CIMG1478

Un detalle que llama la atención en el equipamiento de seguridad son las estrellas que ha obtenido en las pruebas de choque EuroNCAP, consiguiendo sólo cuatro estrellas. Aunque esto tiene una explicación, desde que el organismo independiente aumentó las exigencias para conseguir las cinco estrellas algo importante para conseguirlas todas son los sistemas de ayuda a la conducción, en caso de que no equipe una dotación considerable no tendrá las cinco estrellas. En protección de ocupantes tuvo una puntuación del 84%, niños del 80% y peatones 93%, pero en asistencia a la conducción sólo 64% al no disponer de sistemas como el freno automático en ciudad, entre otros.

Esto no significa que sea un coche inseguro, significa que es un roadster diseñado para disfrutar y sentir la conducción y los diferentes sistemas que aportan seguridad o confort en forma de asistentes pasan a un segundo plano cuando de conducir se trata, todo tiene que estar puesto en su debido contexto.

La gama de este roadster japonés tiene cuatro acabados: Style, Style+, Luxury y Luxury Sport. Desde el acabado base cuenta con los faros full-LED, con las llantas de aleación de 16 pulgadas, Bluetooth, Sistema MZD Connect con 6 altavoces o el arranque por botón (entre otros elementos). A partir del Style+ ya incorpora los asientos de cuero, climatizador bizona, sensores de luces y lluvia, entre otros elementos. El Luxury suma el sistema Bosé, suspensión deportiva en el motor 2.0, sensor de aparcamiento trasero (entre otros elementos). Por último el acabado Luxury Sport destaca por los asientos deportivos firmados por Recaro, detector de tráfico trasero, sistema de iluminación direccional, entre otros elementos.

CIMG1500

Si repasamos el resto del equipamiento del MX-5 destaca el sistema multimedia que aglutina el MZD Connect (de serie) y el sistema de sonido Bosé (9 altavoces) con una calidad sublime. También nos han sorprendido los faros con tecnología Full-LED para todas las funciones de iluminación y que ofrecen una excelente visibilidad. Estos faros además de tener tecnología LED para las luces de posición, cruce y carretera, -según el acabado- cambian automáticamente entre luces de corto y largo alcance y giran adaptándose al giro del volante.

Precios Mazda MX-5

CIMG1591

  • MX-5 1.5 Skyactiv-G 131 CV Style 23.000 euros
  • MX-5 1.5 Skyactiv-G 131 CV Style+ 24.600 euros
  • MX-5 1.5 Skyactiv-G 131 CV Luxury 25.800 euros
  • MX-5 2.0 Skyactiv-G 160 CV Style+ 25.800 euros
  • MX-5 2.0 Skyactiv-G 160 CV Luxury 27.000 euros
  • MX-5 2.0 Skyactiv-G 160 CV Luxury Sport 28.600 euros

Valoración y Opinión Personal

CIMG1511

Han pasado 25 años desde que el Miata llegó al mercado para ofrecernos una conducción diferente, para disfrutar de ella. 25 años de cambio en el mundo del automóvil, de nuevas tecnologías que aumentan la seguridad al volante, que nos aportan un mayor confort, que nos ofrecen entretenimiento abordo a un nivel similar al salón de nuestra casa, pero …¿y la conducción?

Actualizar un modelo como el MX-5 tras 25 años en el mercado y no perder ni un ápice de sus esencia, de la capacidad para hacernos sentir la conducción y crear un modelo visualmente llamativo y personal, a la par que efectivo y divertido en carretera no es sencillo, aunque la firma japonesa lo ha hecho posible. Ponerse al volante del MX-5 es volver a descubrir la conducción, tiene hasta un componente adictivo, gracias a sus características de roadster que no lo hacen el coche más cómodo, ni más grande, ni más práctico del mercado, pero al que cuesta mucho olvidar tras devolverlo.

¿1.5 o 2.0? En cualquier caso estamos en potencias más que suficientes para mover con soltura a este roadster, compañeros de profesión durante la presentación incluso se decantaban por la versión de 1.5 de 130 CV y su precio de partida de 23.000 euros hace que aún sea más interesante esta versión. Eso sí, si lo quieres todo y el precio no es un problema, la versión que hemos probado con 160 CV y el acabado Luxury Sport que añade la suspensión deportiva o los asientos deportivos Recaro es una gran opción.

CIMG1517

¿Ciudad, carretera o autovía? En cualquiera de los tres escenarios se mueve con soltura, pero sin duda en carretera es donde tiene pleno sentido disfrutar del MX-5, el autovía responde con soltura pero la capota de lona le pasa factura a la insonorización. En ciudad se mueve como pez en el agua, aunque es un coche pequeño con respecto a los típicos coches que pueblan nuestras urbes (más ahora que están de moda los SUV), aunque la tecnología ayuda a maniobrar mejor o moverse con mayor seguridad en todo tipo de entornos (como el aviso de tráfico trasero, el aviso de cambio involuntario de carril o el aviso del ángulo muerto del retrovisor). Precisamente en materia de equipamiento, igual no tiene las famosas cinco estrellas EuroNCAP, pero sí que cuenta con un nivel de seguridad más que correcto y con innovaciones que ayudan a hacer la conducción más segura sin interferir en la capacidad de ser un coche divertido siempre que queramos.


Fotos | Equipo Highmotor


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario
  • IGC

    Ojo, no tiene 5* Euroncap pero tiene mejor puntuación en las pruebas de seguridad que el actual BMW Z4, un vehículo de concepto similar que cuesta el doble.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *