23 julio 2010 Seguridad

lancer.jpg

El día de hoy el Mitsubishi Lancer fue castigado contra los muros y máquinas de tortura del instituto de seguridad IIHS norteamericano, el equivalente al EuroNCAP. No sólo que superó las pruebas que se le pusieron enfrente en materia de seguridad, sino que lo hizo con los máximos honores, entrando en la selección del año del instituto, en coches que ofrecen la más alta seguridad pasiva.

¿Pero qué tanto hizo el Lancer para semejante prólogo?, os preguntaréis. El Lancer fue uno de los muy pocos que ha pasado las nuevas pruebas de resistencia contra choques del techo, quizás la parte más vulnerable de un vehículo.

Para medir la fortaleza del techo el IIHS utiliza una fórmula propia que se aplica a cada prueba de choque que realiza. Vale la pena conocer un poco al detalle cómo se realizan estas pruebas. Para ello, una plancha de acero es impulsada contra uno de los extremos del techo a una velocidad constante. La fuerza que el techo puede soportar antes de hundirse unos 12 centímetros, es comparada contra el peso del vehículo, para saber el radio peso-resistencia.

Según el IIHS, un radio de resistencia de 4 veces el peso del vehículo, se considera un valor muy bueno. El valor que alcanzó el Lancer fue de 4,3 y el valor máximo alcanzado por un vehículo de producción es de 7,26 en el Nissan Cube.

Vía | IIHS


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 24 julio 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *