6 noviembre 2015 Deportivos, Gama / versiones

audi-r8

La era del downsizing ha llegado y los deportivos que son un referente por sus potentes mecánicas pueden convertirse en la primera especie en peligro de extinción. Los poderosos motores en V, de grandes cilindradas y aspiración natural tienen los días contados, en especial si quieren adaptarse a la normativa de emisiones y a las fuertes restricciones interpuestas por los consumidores en cuanto a consumos.

El primero que puede subirse al carro del downsizing es el Audi R8. El buque insignia de Ingolstadt podría adoptar el motor de 2.5 litros y cinco cilnidros del RS3 Sportback como bloque de acceso a gama, un R8 menos potente pero más asequible. Esta suposición viene dada tras conocerse que la segunda generación o contaría con el motor V8 FSI de 4,2 litros y aspiración natural, por lo que el primer escalón de la gama quedaría huérfano.

R8 1

Un informe anteriormente publicado apuntaba a que este bloque sería sustituido por el V6 de 3.0 litros turbo con el que ya cuenta el Audi S4 2016, los rumores parecen indicar ahora que el papel de acceso a gama lo interpretará el motor de cinco cilindros TFSI y 2.5 litros capaz de arrojar 367 CV, o tal vez alguno más gracias a la instalación de un turbo de accionamiento eléctrico.

La idea del bloque V6 de 3.0 litros turbo no pierde fuerza de todas formas. Para el nuevo S4, este propulsor genera 354 CV y 500 Nm de par, lo cual ya muestra sus posibilidades de desarrollo para el Audi R8. Un bloque de estas características podría situar la cifra de potencia por encima de los 400 CV, o incluso más si se opta por un sistema biturbo, pero ante todo representaría un avance la implementación de un turbo eléctrico ya que eliminaría el lag habitual de los motores sobrealimentados y, al mismo tiempo, mantendría moderados los consumos.

El ejecutivo al mando del desarrollo de los motores V6, V8 y V10, Jurgen Konigstedt, anunció hace tiempo que el Audi R8 con motor turbo no llegaría en un futuro próximo, lo que significa que no vamos a verlo antes de 2017, como muy pronto. Hasta entonces, Audi lanzará el próximo año el R8 Spyder, que al igual que el coupé tendrá un V10 de 5,2 litros de aspiración natural que desarrolla 540 CV en la configuración estándar y 610 CV en la variante Plus.

Vía | Auto Express


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *