6 junio 2017 Híbridos

SEAT-Mii-Ecofuel-

Los coches eléctricos están considerados el futuro de la movilidad sostenible, aunque sabemos que hay otros combustibles alternativos que están disponibles en el mercado y que también tienen su hueco en la oferta de vehículos que no utilizan los combustibles tradicionales. Son vehículos que contaminan mucho menos que los tradicionales y que disfrutan de una serie de ventajas en lo que respecta a impuestos y limitaciones de circulación en las grandes ciudades como Madrid y Barcelona.

Los coches propulsados con Gas Natural Comprimido pueden circular por la M30 de Madrid cuando hay restriccionesPor ejemplo, los coches propulsados por Gas Natural Comprimido (GNC), pueden circular por la M30 de Madrid incluso en los momentos en que existan restricciones debidas a la contaminación sobre la ciudad. Además, tienen una bonificación del 75% en el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica en Madrid y Barcelona, un porcentaje que puede variar en otras comunidades donde también se aplica. Además, si se aparca en la zona azul de Madrid, hay un descuento del 50% para los vehículos menos contaminantes, como lo son estos.

Si hablamos de Cataluña, también tienen ayudas para fomentar su uso. Por ejemplo, hay descuentos en los peajes dependientes de la Generalitat, algo que resulta bastante interesante para los que circulan habitualmente por las autopistas y autovías de esta Comunidad Autónoma. La Generalitat también aporta una bonificación de 750 euros en la compra de uno de estos vehículos en cualquiera de los municipios ubicados en la zona ZEPA, ya que se premia su bajo nivel de contaminación. Además, también se permite a los coches propulsados por Gas Natural Comprimido circular libremente por el carril VAO, que está normalmente reservado para vehículos de transporte urbano y alta ocupación.

SEAT-Leon-TGI-

Estas ventajas se repiten en otras comunidades autónomas, que pueden incluir otras diferentes, pero que marcan la diferencia con los vehículos tradicionales. Además, llenar un depósito de Gas Natural Comprimido resulta más económico que llenar uno de gasolina. SEAT ha ofrecido una comparativa entre tres variantes del SEAT León, equipados con varios motores, para que se pueda ver la diferencia del rendimiento de un coche movido por GNC, uno diésel y uno de gasolina.

Versiones de SEAT con GNC

SEAT tiene varios modelos con versión de GNC que ofrecen muy buenos resultadosEn el ejemplo que pone el fabricante, poniendo 20 euros de combustible al León diésel 1.6 TDI de 115 CV, este puede circular durante 500 kilómetros, mientras que con la misma cantidad de gasolina, el León 1.2 TSI de 110 CV recorrería 355 kilómetros. Con la misma cantidad de GNC, el León 1.4 TGI de 110 CV podría recorrer 805 kilómetros, con unas emisiones sensiblemente inferiores que cualquiera de las otras dos versiones.

Esta versión del SEAT León tiene dos depósitos, uno de gasolina con capacidad para recorrer 900 kilómetros y otro, ubicado bajo el suelo del maletero, con capacidad para circular durante 400 kilómetros. El motor funciona con el gas hasta que se agota y después inicia la alimentación con gasolina, sin que se perciba de ninguna manera. El cambio queda reflejado en el ordenador de a bordo, para que el conductor se consciente del cambio de combustible.

El precio de la versión TGT es similar al de la versión de 1.2 TSI de 110 CV, que se cifra en 15.150 euros, por lo que no hay que realizar un desembolso mayor para tener esta versión más ecológica. La marca española cuenta también con una versión del Mii que se mueve con este combustible, para los que prefieran un coche urbano más ecológico.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *