14 marzo 2017 Normativa

Desde 2025 los coches más contaminantes no podrán circular por Madrid

Si a finales del 2016, era Barcelona la que se unía a otras grandes ciudades europeas en cuanto a restricciones totales al tráfico, como por ejemplo París que a partir de 2020 prohibirá circular a los coches según su antigüedad, ahora también se unirá Madrid a partir del 2025 como ya ha confirmado el propio Ayuntamiento que preside Carmena.

El elevado parque automovilístico que día a día se mueve por Madrid, y la escasez de lluvias que permitan limpiar la atmósfera de la capital provocan a día de hoy medidas extraordinarias que limitan la circulación. Pero estas medidas poco a poco dejarán de ser utilizadas cuando es necesario para pasar a ser permanentes, hasta que en el 2025 los vehículos más antiguos tengan prohibida su circulación por la zona centro Madrid.

Para ello, el plano del distrito Centro marcará el Área de Prioridad Residencial que han denominado como Área de Cero Emisiones. Esto quiere decir que no habrá calles de libre circulación, y se pretende que a partir del 2020 los conductores que no sean vecinos no puedan aparcar allí, de hecho ya están eliminando las zonas azules de aparcamiento, y solo podrán entrar aquellos automóviles que vayan al parking subterráneo.

De esta manera, desde el 2018, habrá menos coches circulando por las calles de Madrid y, los que lo hagan, serán menos contaminantes. Para ello se tomará la clasificación de ECO y Cero que realiza la DGT, que además tendrán ciertas ventajas tanto para moverse como para aparcar, como aparcamiento gratis dentro de la M-30 para los Cero y rebajado a la mitad para los ECO. En cuanto a esto, se ha asegurado también que los vehículos municipales y las flotas de taxis serán de esta categoría, mientras que llegado el 2020 solo se admitirán el área central vehículos de servicio con etiquetas ECO, Cero y C (también serán los únicos en aparcar dentro del anillo de la M-30) y los autobuses públicos deberán ser 100% bajas emisiones.

Respecto a la M-30, a partir del 2018 su velocidad máxima pasara de los 90 Km/H actuales a los 70 Km/H de manera permanente. Mientras que en lo concerniente a la Gran Vía, que tanta polémica hubo con su posible peatonalización, se destaca que no será peatonal, el plan es que sea vía accesible para el transporte público y los privados que van a un parking subterranéo, dejando así de ser una calle por la que solo atravesar la ciudad.

Con este nuevo Plan de Calidad de Aire de Madrid se pretende que, para 2020, se reduzcan las emisiones en un 15% y los desplazamientos en vehículo privando en un 25%. Para ello el Ayuntamiento de Madrid va a destinar 544 millones de euros, aunque para poder empezar a aplicar este Plan primero deberá pasar las distintas fases burocráticas.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *