16 junio 2017 Eléctrico, Híbridos, Hidrógeno

hyundai-ioniq-electrico (9)

Los que piensan en comprar un coche eléctrico, híbrido o de gases licuados del petróleo están de enhorabuena, porque el Consejo de Ministros acaba de aprobar hoy mismo el Plan MOVEA 2017, que recoge ayudas destinadas para fomentar la venta de este tipo de vehículos. Las ayudas llegan cuando ya hace un tiempo que había caducado el anterior y no existía ningún tipo de ayuda para estos casos. Las ayudas llegarán inmediatamente, con un presupesto total de 14,26 millones de euros e incluyen varios supuestos por los que se puede conseguir ayudas.

Los vehículos que entran en estos supuestos son los coches eléctricos, híbridos enchufables, de gases licuados del petróleo, Gas Natural Comprimido y propulsados por pila de combustible, además de las motos eléctricas. Las infraestructuras para la instalación de puntos de carga también tendrán subvenciones y ayudas, para fomentar también la presencia de estos lugares donde poder repostar sin problemas, algo que es sumamente importante para que la venta de vehículos con combustibles alternativos crezca.

venta-electricos-europa-2

Actualmente, la cuota de mercado de este tipo de vehículos es del 0,5%, así que para conseguir que esta crezca, habrá que ayudar a los indecisos para que opten por este tipo de vehículos. Las ayudas comenzarán con 500 euros en el caso de los turismos y las furgonetas y pasarán a los 5.000 euros para microbuses y camionetas. En el caso de autobuses y camiones alcanza los 18.000 euros.

Si se trata de motocicletas eléctricas las ayudas oscilan entre 1.500 y 2.000 euros. Las cuantía se sitúan en los mismos niveles que había en el plan anterior y, si todo se dedicara a la compra de turismos, alcanzaría para subvencionar la compra de 29.200 de ellos. En el caso de infraestructuras, cuando se instalen puntos de carga eléctrica en un espacio público se podrá pedir una subvención hasta el 40% del coste total, con un máximo de 1.000 euros si se trata de un punto convencional; de 2.000 euros por un punto de recarga semirrápido y 15.000 euros si se trata de un punto de carga rápida.

En general, todos los fabricantes y concesionarios se han alegrado por esta medida tomada por el gobierno y esperan que la cantidad de vehículos propulsados con combustibles alternativos aumente con estas nuevas ayudas.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *